5 comentarios

Corpus 2010


Para quienes no sepáis qué son las carocas, os explicaré que consisten en unas viñetas que se ponen en la emblemática Plaza de Bibarrambla (en granaíno, Birrambla) durante la feria del Corpus. La viñeta, acompañada siempre de una quintilla, despliega una gran dosis de ironía, pasada por ese caldo de cultivo que define al granaíno medio: la malafollá, es decir, el sentido del (mal) humor mezclado con grandes cantidades de inoportunidad, acritud injustificada, cautela rayana en la ambigüedad y un firme convencimiento de que los demás se equivocan siempre, pero yo no, que para eso soy excepcional, lo que se dice un artihta. En Granada somos así y nadie parece hacer el más mínimo esfuerzo por aparecer ante los demás con un poco de amabilidad, apertura de mente, solidaridad, buenos modales, alguna sonrisa (son gratis) y eso que, en cualquier parte, se llama “saber estar” y que aquí se considera falta de carácter.

 

 

 

 

 

 

Las carocas de este año se meten con Zapatero, con sus hijas, con la permanente confrontación entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía (siempre usada con sentido victimista por nuestro alcalde), con la llegada de capital francés a las dos empresas insignia de la provincia (Aguas de Lanjarón y Puleva), con el segundo centenario de la invasión napoleónica en Granada, la huelga de Inagra, el profesor universitario que sembraba de pintadas (siempre presuntamente) las fachadas del Albayzín, los polvos de las obras del metro ligero a su paso por el Camino de Ronda, los ruidos de selva tropical para espantar a los estorninos, la presencia de Bogart en el Festival de cine retro, las estatuas de la Avenida de Constitución… todo guiños a nuestra actualidad. Todo socarronería y risa descarnada, que estamos en Corpus. Una de las carocas, sobre la iniciativa de la Diputación de incluir a nuestra ciudad en el circuito de turismo homosexual, se ha ganado una denuncia por homofobia, cosa que yo no veo demasiado clara, la verdad.

 

Ayer, la Plaza de Birrambla era un hervidero de gente que fuimos a ver las carocas, los niños de alguna excursión disfrutaron de la plaza, llena de atracciones de feria, los adultos oímos desfilar a la banda de los Ogíjares, que tocaron, como no, “Paquito el chocolatero”  (“Frankie, the chocolate maker”, si lo ponemos globalizadamente anglófilo), el patio del Ayuntamiento estaba lleno de macetas con bonsáis, de jaulas con pájaros y de señoras (también había un señor) que hacían encaje de bolillos, una artesanía que nadie va a hacer nada por mantener, me temo. Y la gente, como yo, fotografiando la carroza de la Tarasca, los gigantes de los reyes (tanto los católicos, como los moros, que aquí siempre se ha sido así de políticamente correctos, faltaría más, oiga) y los cabezudos.

 

 

 

 

 

 

Toda la ciudad respiraba un aire de fiesta y alegría. Yo espero al miércoles, cuando salga la Tarasca anunciando la moda, acompañada de sus gigantes y cabezudos, y al jueves, cuando toda la ciudad se llena de aire festivo, cohetes y palomas asustadas por las tracas, y la procesión saque a la calle la bellísima custodia de Juan de Arce. Mientras, escribo mis propias carocas, llenas de mala uva, que insertaré mañana en mi otro blog, el militante. Abrazos festivos.

Alberto Granados Palacios

5 comentarios el “Corpus 2010

  1. buen post, pero nunca me han gustado estas cosillas… y no opino.

  2. Buena crónica y muy divertida.
    Para tu tranquilidad, los encajes de bolillos siguen teniendo un considerable predicamento en Cataluña y, los citados encajes o puntillas, son muy apreciados para adornar exquisitos manteles y sábanas de lujo.
    Hasta siempre.

  3. Me recuerda a mi juventud pues hace más de 20 años que, con el destierro, no veo la tarasca en vivo. Me encantan las carocas. Un toque humorístico en época festiva.

    Que disfrutes dentro o fuera de los actos programados. Sírvete como gustes.

  4. Amigos, gracias. Hoy he ido a ver la Tarasca y ha sacado más fotos, pero se me ha quedado la tarjeta dentro del ordenador, veremos qué pasa el lunes.

    Foces, he subido al ferial y me he tomado una caña con los compañeros, ráoida, que a las tres estaba en casa.

    Glòria, yo hacía mil años que no veía a nadie con los bolillos, así que les pedí permiso y saque´la foto del encaje… Malos tiempos para la lírica. Lo malo será que esto desaparece y es un arte.

    Grego, el desterrado, lo que tienes que hacer es concursar y venirte a mi cole. Se estaba de maravilla y en Graná….

    Abrazos,

    Alberto

  5. En tiwmpos de crisis, el humor ácido y corrosivo es más importante que nunca. Y la madurez de una sociedad viene dada por su capacidad de aguantar las críticas. Feliz Corpus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: