13 comentarios el “Brasero

  1. Ay!!! qué bien relatas las “cárceles” de las mujeres, sobretodo las de esa época porque ahora son cárceles de piertas abiertas a las que vuelves muy de vez en cuando.
    Como siempre magnífico relato de una épocaa a la que siempre consigues poner un tinte dulce aún en medio de la adversidad.

  2. Parece que no sólo las bicicletas son para el verano y hoy has vuelto con tu pluma a hacer “el agosto”, con otro de tus magistrales relatos costumbristas-psicológicos, un tanto valerianos -en el sentido más literario, que no sedante, del término-, con sus gotitas sainetescas (con lo mejor de los Álvarez Quintero) , sin olvidar los trazos dramáticos garcialorquianos y un toque latinoamericano de realismo mágico-trágico (saludos para Gabo). Pues bien, al de hoy, le vamos a añadir unas briznas de “verdor” gallego, agua del torrente (Ballester); o sea un poquito de gozos y de sombras.

    Sigue haciendo tu agosto, que es el nuestro, Alberto: Un abrazo.

  3. Me ha gustado mucho Alberto,gracias por este regalito

  4. Kaperusita, siempre eres la primera y la más incondicional. Celebro que mis relatos sobre la problemática de la mujer te parezcan acertados. Creo que los hombres somos muy planos y primarios, por eso esa fascinación que las mujeres me provocáis y que trato de poner en algún contenido literario. Por cierto, ha estado a punto de salir lo del tabaco en el personaje de la Marquesa, pero ya iba larga la cosa.

    Miguel, deja las mezclas: Allacaudete, años cincuenta, cierta ventana, cuatro mujeres muy solas… algo de óptica felliniana… y a ver qué sale. Crea que ha salido algo sencillo y sugerente.

    Marifé, el regalo es, siempre, tu presencia en este blog. Gracias.

    Alejandra. Ya me dirás qué sucede después de la relectura. Tengo curiosidad por saber tu opinión.

    Abrazos para todo y todas.

  5. Me sorprende como tienes esa capacidad de tornar de las crónicas veraniegas a relatos como éste. Simplemente, me ha encantado el texto.

    Un abrazo.

  6. Gracias, Javi. Celebro que te guste. Ahoa estoy escribiendo un relato sobre la velá de la Virgen en mis tiempos. Tiempos de represión en que yo era joven y pasaban cosas…
    Abrazo

  7. Llego tras los pasos de Alejandra y, con su permiso, me quedo entre estas letras granaínas para consolarme un poco de la lejanía de mi tierra. Un texto evocador y un cierre mierando hacia el futuro. Me encantó.

  8. Un saludo, María. Bienvenida y espero que te sientas en este blog como en tu casa.
    Un abrazo.

  9. Gracias, Alberto, con esa foto es imposible que no me sienta como en casa.

    Otro abrazo para tí.

  10. La foto es de un cuadro que tengo en casa. Lo pintó una hermana de mi abuela y está lleno de correcciones de la mano de Romero de Torres. La mujer retratada es mi abuela.
    La historia de la pintora medio aparece, sólo tangencialmente, en este otro relato que inserté hace un año en mi anterior blog:
    http://blogs.ideal.es/rigolettobloguero/2009/8/13/disparates

  11. Ya estoy aqui Alberto,aparezco y desaparezco como eel Guadiana pero ya sabes que aunque jubilado hay trabajo que hacer no mucho pero todos los dias un poco.Mi mujer se lesaltaron las lagrimas pensando en su abuela y a mi particularmente me ha encantado.Espero con ansia ese relato de la vela,ya que este año no he podido asistir por problemas de salud de mi santa.Un abrazo de tu amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: