7 comentarios

Liturgia del olvido


 

NOTA PREVIA: Hace dos años, creo que fue el amigo Bomarzo quien nos lanzó la idea de los “cuaversos de bitácora”, aquella iniciativa de dedicar nuestros blogs a la poesía todos los miércoles. El tiempo fue desgastando la iniciativa, que llegó a contar con un nutrido grupo de seguidores. Hoy reinicio aquel viejo experimento y pido a los lectores que vuelvan a esta feliz barricada de la poesía, cada miércoles, indagando, seleccionando, haciendo antología. Mejorando este mundo feo y chato que cada día nos sorprende con una nueva bajeza.

El pasado mes de diciembre, asistí a la presentación del libro “Liturgia del Olvido” (1), del poeta granadino Pedro Enríquez. El propio autor me había enviado una invitación y yo, agradecido, asistí, lo saludé, me hice con el libro y oí la lectura de algunos poemas. Me gusta que un autor explique a sus lectores las circunstancias de su creación, los entresijos de su poema, la intrahistoria de su obra. Pedro lo hizo con soltura, y acompañado de una gran parte de  lo mejor de las letras granadinas, pese a ser una tarde fría de invierno.

El libro, dividido en seis apartados, lleva en sus primeras páginas unos lemas tomados de poemas de los grandísimos poetas locales Rafael Guillén y José Carlos Gallardo (a ambos les he dedicado otros “cuaversos de bitácora” en mi anterior blog), además de Antonio Machado, Luis Cernuda y  Cristina Peri Rossi, y se inicia con este poema:

DE PRONTO EN LO ETERNO

Como si un soplo de cenizas llameara

una mujer eleva la voz,

nos detiene entre una lluvia horizontal

de hombres y mujeres que no se conocen,

anónimos entre tanta humedad de selva.

 

Muestra las manos y usa la pregunta

como una herramienta contra el mundo.

 

Cuando la viga golpea

no es posible caminar

sin arrancarse la espada invisible,

el filo de la cordura,

el torbellino del silencio.

 

Insiste la mujer en una historia

que detiene la paz del caminante.

 

¿Quién puede transmutar

la esencia de una injusticia,

la levedad de la alegría?

 

-Tenemos prisa…

-Perdón, buscaba una respuesta.

 

De pronto lo eterno

en sus ojos de edad sin retorno.

Vuelve la calle a recobrar

su lucidez diaria de trasiego,

mirar atrás es descubrir el vacío,

una anécdota en la tarde.

 

Queda la palabra en plegaria,

mañana serán otros los atrapados.

 

No es posible la huida en el olvido,

los postes azotan la luz lejana.

 

También orar es escribir un poema

en esta noche de interrogantes.

 

 

 

 

 

 

 

Me parece muy lorquiano este otro poema, que precisamente da título al libro:

LITURGIA DEL OLVIDO

Ésta es la liturgia del olvido,

una espina de acero y silencio

clavada en el limbo del Empire State,

un soplo huérfano de cigüeñas,

un altar de nubes sin estrellas.

No existe la oración de un templo negro,

la escalera 103 para el incendio del llanto,

un barco de alas

para el descanso de las gaviotas.

Son otras las pequeñas cosas amenazando,

ascuas de Rolex por la quinta avenida

donde el tiempo es martillo de manos sin uso,

cadenas sin dueño en los ojos huérfanos,

paseantes ciegos de un lujo inservible,

ciudad rota en el tambor de los dedos

cuando el papel higiénico

es moneda ennegrecida.

Es otra la fuerza de la ciudad que no duerme,

lluvia de pensamientos en cuerdas de pupilas,

oración de alegría –amada distante-

cuando el frío ronronea

con los gatos de las ventanas,

duelos de cristal desierto,

cuando surcan los puentes ascuas

de faros sin palabras, un mundo reflejado:

la altura perdida de las miradas.

 

 

 

 

(Imagen tomada de palabrasconmirada.com)

 

Un último botón de muestra del talento creativo de Pedro son estos haikus, que él agrupa bajo el título:

ARRASTRA EL VIENTO…

Arrastra el viento

la semilla en silencio que desconoce

su último esfuerzo.

 

El sueño salva,

hueco sin materia que sumerge

en otro espacio.

 

Se recuerda,

rumor en distinta frontera,

transfiguración o muerte.

 

Pero se vuelve

como un río destronado al océano.

Entonces el olvido.

Al terminar el acto, me dedicó mi ejemplar: “Con el sentimiento de que la poesía es capaz de cambiar el mundo”. No sé si es cierto que la poesía pueda cambiar el mundo, pero lo hace mucho más habitable.

Alberto Granados

(1) ENRÍQUEZ, Pedro: “Liturgia del Olvido”, Salobreña, 2009, Editorial Alhulia (Colección Mirto Academia)

7 comentarios el “Liturgia del olvido

  1. Hoy he publicado también un poema…

  2. Siempre he reconocido no entender de poesía,quizás de todas las lecturas es la que encuentro yo de carácter más subjetivo: lo que para unos es claro como el agua para otros puede ser un camino oscuro de interpretaciones erradas.
    El olvido como telón de fondo y un (para mi) toque de atención al egoismo, son lo que he “intuido”, eso y la soledad del ser humano entre tanto ruido por hacerse un sitio en este mundo.
    Pero repito, yo de poesía no entiendo.

  3. La liturgia del olvido exige un ritual de memoria herida que Pedro nos “abre” y recuerda con una voz poética existencial, urbana y , al fin,”hidrográfica” (por buscar una metáfora compartida), porque todos devendremos ríos destronados en el mar absoluto del no-ser, olvido en estado químicamente puro. Como decía José Hierro: “Después de tanto todo para nada”.

    Un abrazo, Alberto.

  4. Jorge, siempre te he dicho que te descubrí como poeta, pese a que tú dices que no. Eres bueno en los haikus, en las letras de flamenco… ¿qué más quieres?

    Kape, ¿por qué te tratas tan mal? Dices no entender de poesía y clavas los poemas. ¿Te exiges ser doctora en literatura comparada? Vamos, mujer: a escribir y disfrutar de tu blog.

    Miguel, siempre me alegro verte por aquí. ¿Por qué no has escrito nada desde que estás jubilado?

  5. Y que nunca es tarde si la dicha es buena. Estoy de acuerdo contigo, tocayo, y podríamos ir recuperando esta sanísima costumbre.

    Un abrazo

  6. Yo ya he empezado, Albert Good, así que…

  7. […] latido de África”, en el Perpetuo Socorro. La curiosa iniciativa ha sido coordinada por el poeta Pedro Enríquez (por cierto, el próximo día 16 presenta en Nueva Gala su nuevo poemario), Yolanda López y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: