7 comentarios

Cuaversos de bitácora: León Felipe


El pasado sábado, el diario Público entregó, junto al ejemplar del periódico, un magnífico poemario de León Felipe: su “Nueva Antología Rota”, que recoge desde los “Versos y Oraciones del Caminante” (1920), hasta unos “Nuevos Poemas”, fechados durante su exilio en Méjico entre 1957 y 1967. El libro forma parte de una colección llamada Voces críticas, que parece muy interesante.

Curiosamente, no tenía nada de León Felipe, así que he devorado algunos poemas: leídos, releídos, comparados con otro caminante que fue Machado, entrevisto matices, degustado, paladeado… y esto no ha hecho más que empezar, así que aquí os traigo estos cuaversos dedicados a este poeta.

 

POEMAS MENORES

I

No es lo que me trae cansado

este camino de ahora,

No cansa

una vuelta sola

Cansa el estar todo un día,

hora tras hora ,

y día tras día un año

y año tras año una vida

dando vueltas a la noria.

 

 

 

II

 

Que se quede así ya

-desnudo y vacío- el corazón.

¿A qué vestirlo de nuevo,

a qué otra vez colmarle de amor

si otra vez, al fin, ha de venir el tiempo

a llevárselo todo como un ladrón?

 

 

 

III

 

Huyen. Se ve que huyen

vueltas de espaldas a la tierra.

Nosotros no hemos visto todavía

los ojos de una estrella.

Para buscar lo que buscamos

(¿dónde está mi sortija?) una cerilla es buena,

y la luz del gas,

y la maravillosa luz eléctrica…

Nosotros no hemos visto todavía

los ojos de una estrella.

 

 

(Imagen tomada de xa2cu.blospot.com) 

 

 IV

 

 

 

¿Qué más da ser rey

que ir de puerta en puerta?

¿Qué va

de miseria a miseria?

 

 

 

V

 

¿Qué importa que se borren

los caminos de la tierra

con el agua

que ha traído esa tormenta?

Mi pena es porque esas nubes tan negras

han borrado las estrellas.

 

 

VI

 

Para mí el bordón solo.

A vosotros os dejo

la vara justiciera,

el caduceo,

el báculo y el cetro.

Para mí el bordón solo de romero…

Yo quiero el camino blanco y sin término.

 

 

Son versos de un  poeta caminante y desprendido, siempre amigo de lo menor, de lo humilde e íntimo. De lo humano.

Alberto Granados

Anuncios

7 comentarios el “Cuaversos de bitácora: León Felipe

  1. León Felipe es un poeta de este mundo (no del Olimpo, ni del Parnaso , ni de la Pleyade, ni de ningún -ismo…) Su poesía es limpia y transparente, humana y solidaria, reflexiva y profunda sin dejar de ser sencilla. Y esta es mi humilde opinión, nada academicista ni ajustada a los cánones de la preceptiva literaria, pero sí de un lector inveterado.

    Para complementar tu post, recomiendo escuchar su propia voz en estos magníficos poemas:

    http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=1854&p=Le%F3n%20Felipe&t=Auschwitz&o=Le%F3n%20Felipe

  2. Miguel, no conocía el poema número VI de los que nos regala Alberto en esta entrada, ni sé si es anterior o posterior al que canta P. Ibáñez, pero el tema es muy parecido. Gracias por el vídeo.
    Alberto, muy buena la selección. ¿Me permites que le añada este otro? Los niños chicos se lo aprenden con facilidad y les hace gracia: “El burgués tiene la mesa / El proletario la masa / El cura tiene la misa / Y el fascista la camisa… /¡ ay que risa…que risa….que risa / ¡Cómo da vueltas la vida, /Con la mesa con, con la masa / Con la misa y la camisa…!

  3. La casualidad ha hecho que, preparando yo una entrada para mi blog, dedicada a León Felipe, me encuentro en la suya con nuestro admirado poeta, del que usted ha hecho una preciosa selección de poemas. Yo conocía su nombre desde pequeña, porque mi abuela, Emilia del Rey Camino, me hablaba de un primo suyo poeta que vivía en Méjico: León Felipe Camino Galicia; los dos oriundos de Herrín de Campos (Valladolid). Ya de mayor, cuando leí sus poemas, decidí buscar su dirección y escribirle y fue en esos días cuando se publicó en los periódicos la noticia de su muerte en septiembre de 1968.

  4. Don Pablo, toda la serie aparece como “Poemas menores” dentro del epígrafe de “Versos y oracines del caminante”, donde también aparece “Como tú”. Respecto al poema que mencionas, es muy divertido. Yo veo cientos contactos con Alberti, especialemtne el exiliado.

    Miguelito, buen análisis. REs, efectivamente, poesía desnuda, limpia de impurezas, sin contaminantes: el hombre solo ante la existencia.

    Mª Victoria, toda una sorpresa, eso de contactar con una medio sobrina del poeta. Siéntete en este blog como en tu casa (de entrada, empiezo por tutearte). Creo que lo mejor son los relatos, aunque no pudeo ser objetivo. Si no son lo mejor, son, al menos, lo que me produce mayor satisfacción.
    Yo he entrado en tu blog y te he comen5tado un dato sobre los pastelicos de Apperley.

    Abrazos múltiples.

  5. Preciosa y sensible selección, Alberto. Tengo en las manos el libro de León Felipe de Editorial Losada-Buenos Aires. Compraba muchos de esta estupenda editorial que, como sabes, nos permitía leer la verdad y la belleza que el dictador y sus secuaces prohibían.
    Aún no me he puesto al día de tu blog. En pocos días lo resuelvo.
    Una abraçada!

  6. Gracias, Olympia. He leído muchas cosas sueltas de Le´n Felipe, pero hasta ahora no había tenido ningún libro suyo. Error solucionado: ahora lo leo constantmente.
    Respecto al blog, no te preocupes: yo mismo lo tengo abandonado. Si acaso, lee los relatos. Los últimos son Yerno y Cabos sueltos.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: