12 comentarios

Una canción sefardita


Hoy os traigo una curiosísima canción sefardita de la que se han ocupado varios folkloristas (Joaquín Díaz, Mashalá, Amina Alaoui…). Es un breve diálogo en que la madre previene a la hija de los peligros del amor, aquí identificado con un proceloso mar lleno de peligros:

(Imagen tomada de webarroba.wordpress.com)

 

 

 

 

 Hija mía, mi querida

-Aman, aman, aman-

No te eches a la mar

Que la mar está en fortuna,

Mira que te va llevar

Que me lleve, que me traiga

-Aman, aman, aman-

Siete funtas de hondor,

Que me engluta pexe preto,

Para salvar del amor.

Hay que precisar que aman es una fórmula de saludo y que significa “paz” o también “prosperidad”. Las siete funtas de de hondor indican una relativa profundidad y el deseo de que la engluta pexe prieto equivale a que se la trague un pez grande.

Me resulta curioso que la cantante Amina Alaoui haga versiones de música judía (en su album “Alcántara” de 1998: alcántara, por cierto, significa puente). Tal vez la música consiga aplacar las ferocidades de las religiones, las fronteras y las etnias, por eso mi elección de hoy para este post, que quiere llenarse de esperanza con respecto al conflicto del pueblo saharaui. Aman, aman, aman.

Alberto Granados

Anuncios

12 comentarios el “Una canción sefardita

  1. Siempre por delante la PAZ, por supuesto. Pero no la habrá hasta que no se cuente la verdad.

  2. María, para mí, la verdad es la siguiente, aunque sé que no te gusta:

    Marruecos es un reino feudal, atrasado y sin garantías políticas. Tus consideraciones son idealistas al negar esto.

    España dejó abandonado al Sahara cuando la maniobra de la marcha verde, que yo viví verdaderamente angustiado porque acababa de soltar las armas en la mili y me veía movilizado otra vez, sólo que esta vez iba a ser para pegar tiros de verdad. Fue una invasión, aprovechando que Franco estaba más muerto que vivo, pero una repugnante invasión.

    Cada vez que hay una crisis política (en este caso, un reajuste en el gobierno), el rey de Marruecos monta un numerito, sabiendo que no vamos a ser valientes para perder los bancos de pesca y ponernos en el sitio que nos corresponde. No digo que haya que invadir Perejil, que me pareció una estupidez, pero sí demostrar que somos más potentes que ellos en todos los campos. Hablo principalmente de economía y de situación internacional.

    La mezcla de política con religión, siempre ha sido explosiva. Y aquí también lo es.

    Creo que estas opiniones tuyas son inducidas por situaciones personales tuyas, que te impiden objetivar la realidad. Ya te lo he dicho: no pareces tú, sino otra mujer diferente a la que yo he tratado en los dos últimos años.

    La prensa está haciendo su trabajo en condiciones extremas y quien tendría que clarificar las cosas sólo está obstaculizando la información. Un país que no deja entrar a periodistas o les impide publicar sus artículos no puede ser considerado un país justo. Lo de la campaña de medios manipuladores lo he oído ya: en tiempos de Franco, y no me gusta nada.

    El pueblo saharaui es un pueblo que, como el palestino, ha sido machacado y no un pueblo terrorista como afirmabas el otro día. La ONU tendría que haber intervendio en ambos casos y en este concreto, haber frenado a los marroquíes. Siento vergüenza porque mi gobierno (doblemente mío, dada mi militancia política) no ha estado nada fino. Me hubiera gustado que abiertamente hubiera censurado la polírtica marroquí, que está muy próxima de la limpieza étnica.

    Te lo repito: no soy nadie para entra a saco en tu forma de pensar, pero te equivocas y lo más leal es decírtelo, aunque te duela.

  3. Aman,aman, es lo que todos deseamos.Creo que la música tiende puentes,aquí necesitamos mucho más.Qué situaciónmás complicada de resollver.Qué pena de pueblo pisoteado.Esperanzador post.

  4. Un post precioso y triste. Siempre deseamos paz pero pare inútil.
    Feliz onomástica, Alberto. Un petó!

  5. Paz, una palabra en vias de extinción porque no es rentable, esa es la dura realidad.
    Gracias por compartir algo tan dulce:)

  6. El idioma universal de la música debe ser siempre un instrumento de diálogo al servicio de la paz. En ello están también David Broza, Noa, Daniel Barenboim…

  7. Pues todos coincidimos en la necesidad imperiosa de paz, que ya es algo importante. También parece haber coincidencia en que la música sefardí es preciosa y que la propia música, sea la que sea, acerca… Pues ya hemos conseguido cierta sinergia. Gracias

  8. Alberto, como estudiosa y cantante de música sefaradí debo hacerte algunas observaciones.

    Amán no significa paz, ental caso sería todo lo contrario, es una expresión que se utiliza para expresar contrariedad, por ejemplo “Lejos de mí”. Siempre va en las frases, antes o despues de situasiones penosas, dificultosas o malas.

    Por otro lado, la palabra “funtas” es incorrecta. La palabra correcta es “puntos” de hondor, que es una medida muy utilizada entre los sefardíes tanto para expresar profundidad como para expresar tiempo.

    Saludos cordiales
    Liliana

  9. Liliana, muchas gracias por tus precisiones. Siempre digo que un blog sólo tienen sentido cuando los lectores lo completan y enriquecen con comentarios y apostillas como has ehcho tú.

    A. Granados

  10. Aman se usa como “por Dios” para evitar un mal. Viene del Libro de Esther, donde Haman quiso destruir al pueblo judío.
    Y “pesce preto” es -literalmente- pez negro, aunque posiblemente evoque a Jonás, que fue deglutido por un pez enorme (o ballena).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: