6 comentarios

Primer aniversario de la Sala Cultural “Nueva Gala”


El pasado viernes tuve el inmenso placer de compartir con Ginés y Bernardino, así como con sus respectiva familias, una deliciosa celebración: hacía un año que la Librería Nueva Gala había levantado el vuelo por otros derroteros menos comerciales, menos convencionales, y había dado un pequeño paso de gigantes: pasaban a ser una sala cultural donde se han presentado hasta veinte libros, donde se ha impartido un taller de creación literaria y donde se ha intentado echar a andar un Club de Lectura.

(Vista de la sala, con Bernardino en lo suyo: siempre entre libros)

(La mesa: Juan Mata, Andrés Sopeña y “Pacurri”, director de la Sala)

 

(La sala, llena a rebosar)

Hace unos meses, al informar del arranque de esta meritoria iniciativa, yo escribía acerca del papel de librerías y libreros y señalaba: “…el lector (me refiero al lector que cree en la lectura como en algo necesario y sagrado) necesita la librería y el librero, a ser posible su librería y su librero “habituales”, para hablar de libros, para sentir el libro, para comentar cómo funciona la venta de tal o cual libro, para que te asesore, para que te regale un ejemplar de El Mercurio o cualquier otra revista de crítica de libros, para sentir el libro como algo ritual, litúrgico y catártico, algo completamente distinto a cualquier otra mercadería. La librería se convierte así en una especie de capilla sagrada del espíritu y el librero en oficiante del misterio, un maravilloso misterio en el que el lector se siente cómplice, voluntariamente entregado a la liturgia de comprar ilusionado un libro para devorarlo”.

(Uno de los autores, el humorista Martín Favelis, al teclado. Martín presentó aquí su reciente libro “Planeta Favelis”)

 

(La primera copa)

(¿Es la segunda?)

(La fuerza de la música: lo acababa de decir Sopeña)

La iniciativa surgió, se creó un blog informativo, se empezó la programación y, transcurrido un año, son los propios autores los que buscan el espacio cultural y el calor de la sala, que ya cuenta con auténticos lectores fieles, con una importante lista de correo para informar de los eventos, así como un perfil de Facebook. Hay, sin embargo, otro grupo de autores que prefieren otros escenarios loclaes para presentar su obra, y así, son frecuentes las presentaciones en el Paraninfo de la facultad de Derecho, la Casa de los Tiros, la Asociación de la Prensa, el Círculo Artístico o algún bar… He asistido a más de una de estas presentaciones, pero siempre las he encontrado frías, incluso a pesar del calor del público asistente: yo prefiero que un libro se presente, justamente, entre otros cientos de libros, que refuerzan ese valor casi místico que yo les atribuyo, especialmente si son tan buenos como para remover mi conciencia y dejar en ella un indeleble poso.

La otra noche, muchos de los autores volvieron a la Sala a disfrutar de un encuentro cálido y familiar. Ya habían superado los nervios, los miedos escénicos e inseguridades de la noche en que ellos fueron las estrellas, y ahora volvían a un espacio vinculado, en lo hondo de sus memorias, a un momento de gloria y protagonismo. Se les veía felices y relajados.

(Cum-pleaaaa-ños feeee-liiiiiz)

 

Y es que el acto estaba muy bien pensado, concebido como una gala literario-musical. Intervinieron, además de los habituales de la casa, los profesores Juan Mata y Andrés Sopeña. El primero, serio, trascendente, analítico, celebró la iniciativa de estos dos libreros y habló de la esencia de la lectura, como una necesidad vital, un desafío personal, una terapia íntima. Lo demostró cumplidamente con los emotivos textos que nos leyó. El segundo, que domina su inmensa vis cómica y sabe dosificarla sabiamente, habló de música como una forma de comunicación, como una forma de expresar y compartir. Después, un aperitivo: una copa (o dos) saludando, hablando con los autores, recordando la noche de la presentación…

(La banda en uno de sus mejores momentos)

 Finalmente, la música, que en más de una ocasión ha acompañado las presentaciones: Jolís Gualda, el propio Ginés (un excelente músico que ha grabado en solitario y con distintas formaciones –inolvidable su antiguo grupo Taracea-) y toda una banda que se fue formando, que le dieron un sello especial a la noche.

Cuando yo me retiré, temprano, la fiesta aún continuaba. A la mañana siguiente, cuando desperté, el regustillo aún estaba ahí.

 Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “Primer aniversario de la Sala Cultural “Nueva Gala”

  1. Todo lo relatado convoca -y prolonga- la celebración. Si viviera en Granada me habría unido a la fiesta. Pues, nada, felicidades y larga vida entre libros y amigos.

  2. Jolín… y yo purulando por el mundo…

  3. Con copa o si ella ya me habría gustado unirme a la fiesta.
    Un estupendo publireportaje, Alberto.
    Una abraçada.

  4. ¡Qué envidia! la siento desde que publicaste el comienzo de la lectura en su sala.
    En fin, celebro ver que no solo de obligaciones vive el hombre y que siempre hay un momento para el regocijo.

  5. Es cierto que resulta una sala muy agradable y acogedora. Muy recomendable y un privilegio ese activismo cultural, sin duda.

  6. Amigos, gracias en nombre de los dos libreros. No considero que esto, Glòria, sea un publireportaje, pues aquí sólo hablo de LO MÏO y siento esta librería bastante mía, bastante directa y bastante amiga. Por eso colaboro con ellos en alguna cosilla: el fallido club de lectura (que quieren relanzar), les llevo Facebook más o mneos actualizado cuando hay eventos, esas cosillas que ellos no tienen tiempo de hacer.
    La pena es que Miguel, Kape y Glória, viváis tan lejs. María y Jesús sí que pueden acercarse y encargar allí sus libros.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: