6 comentarios

Piropos


La palabra piropo tiene la raíz griega “pyros” (= fuego), de ahí que se entienda como una fogosa expresión de admiración por la belleza (normalmente de una mujer), en cuyo caso estaríamos muy cerca del género epigramático, cuando no de una soez exhibición de pretencioso poder masculino, en cuyo caso estamos ante un claro acoso de componente genérico, de falocracia imperante, aunque nadie ha tratado nunca de corregir esta práctica, ni de descodificar su sentido misógino.

Las artes plásticas se han ocupado del piropo, así que he buscado estas imágenes, bastante expresivas, sobre dicha conducta.

Las dos primeras imágenes son de Ricardo Baroja (1871-1953), el hermano del escritor:

“El café” o “La cupletista y los chulos”, de Ricardo Baroja

 

 

“El piropo”

(Ambas imágenes tomadas del sitio fcom.us.es)

Otro piropo, este del fotógrafo mejicano Nacho López:

(Imagen tomada del blog antoncastro en blogia)

Una fotógrafa americana, Ruth Orkin, fotografió  este piropo en su imagen “American girl in Italy” (1951). De esta foto se ocupó Pablo Alcázar en su blog Espacio aéreo, hace sólo unos días.

(Imagen tomada de lamandarina punto turegano punto net)

 

 

 

Otro piropo, pero este cambia de medio: un piropo marinero (si hay salves marineras, ¿por qué no puede haber piropos en alta mar?). Foto de Fulvio Roitier.

(Imagen tomada del blog antoncastro en blogia)

O estos otros piropos:

(Imágenes tomadas del blog mijatovic5 en wordpress)

 

(“El piropo” de Catalá Roca)

 

 

(Miserachs, 1960. Imágenes tomadas de blog portalalmanzora en blogspot)

 

 

Una última perla, sacada del blog Colombianadas:

 

 

 

De todas estas incendiarias manifestaciones de deseo, me quedo con la de un albañil en el Jaén de los setenta, que, a punto de caerse del andamio desde una altura considerable, le gritaba desaforadamente a una chica que pasaba por la calle.

-¡Loli Mari!, ¡Loli Mari! ¿Te llevo el culo hasta esa esquina?

Eso se llama gracejo cañí. Lo que sí parece un factor común en todas las imágenes es el ademán de cortejo, un gesto único sobre el que los etólogos y antropólogos deberían pronunciarse. También los primatólogos, quizás.

Vosotras opináis, señoras. ¿Agasajo o falta de respeto? ¿Se agradece o molesta? ¿Epigrama o agresión? Vuestro es el veredicto.

 

Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “Piropos

  1. recuerdo el piropo como cosa de sainete mas que una realidad…
    desde luego esta trasnochado.
    como no soy señora.. pues no digo mas.

  2. Me gusta caminar tranquila.El piropo es una agresión.No lo soporto.

  3. De los piropos me quedo con la inventiva, alguna de tipo soez pero muchas con bastante gracia, que lejos de crértela te hacen pensar que el mundo se ha perdido a un gran publicista.
    El piropo es para mi la manera más socorrida de dar rienda suelta a la manifestación sexual masculina, generalmente con el corrillo de compañeros de fondo como testigos de su poder de palabra y dominio sobre la situación. Puede que sea, sin duda, la manera más antigua de demostrar a la mujer que somos cuerpos al servicio del hombre, pero hoy día ha perdido todo significado para ser tan solo una tradición mundana.
    Ahh!!! y las mujeres también dicen piropos, que algunas niñas han conseguido que me sonrojara al escuchar alguno que otro 😀

  4. Pues depende del tono. Y del momento. Y de la compañía. Y del humor. Depende de tantas cosas… Pero mejor que zozobren a no que zofalten.

  5. Si el piropo es creativo me gusta -me gustaba, vaya-. Que no sea ordinario, que se invente en exclusiva para la piropeada y también es cierto que depende del cómo, dónde y cuándo. Y quién.
    Las mujeres también piropeamos a los hombres aunque no por la calle que yo sepa. Nuestro referente a la hora de ser libres ha sido la libertad del hombre y hemos adoptado esta costumbre varonil -no necesariamente machista- para manifestar entusiasmo. Yo he trabajado con hombres durante muchos años. Era hermoso que te halagaran y halagarlos. Todos contentos.
    Un abrazo, Alberto.

    Te he dejado comentario en el relato.
    Y en del tabacooo!!!

  6. Tengo la sensación de que todo depende del grado de “dominio” con que se diiga la frase, de que sea más o menos exhibicionista (creo que muchas veces, el piropo sale como grito tribal, señal de reconocimiento de la pertenenceia al grupo “casposo” y que va más dirigido a complacer a los demás amigos que a reconocer la belleza de una chica), de lo borde que sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: