7 comentarios

CUAVERSOS DE BITÁCORA: Por la libertad


Que estos cuaversos de bitácora sirvan, al menos, para conjurar los golpes de estado, la injusticia, la violencia, la explotación, la desigualdad y otras lindezas que hemos sido capaces de ir creando para destruirnos.

PARA LA LIBERTAD (Miguel Hernández)

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad, siento más corazones
que arenas en mi pecho dan espuma a mis venas;
y entro en los hospitales, y entro en los algodones,
como en las azucenas.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada,
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño,
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida;
porque soy como el árbol talado que retoño:
aún tengo la vida.

(Imagen tomada de la web alfonsomerlos punto com)

ROMANCE DEL PRISIONERO (Anónimo)

Que por mayo, era por mayo
cuando hace la calor
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor
cuando los enamorados
van a servir al amor
sino yo triste y cuitado
que vivo en esta prisión
que ni sé cuando es día
ni cuando las noches son
sino por una avecilla
que me cantaba al albor
matómela un ballestero
dele Dios mal galardón

RESOLUCIÓN (Jaime Gil de Biedma)

Resolución de ser feliz

por encima de todo, contra todos

y contra mí, de nuevo

-por encima de todo, ser feliz-

vuelvo a tomar esa resolución.

Pero más que el propósito de enmienda

dura el dolor del corazón.

(René Magrit, “Los amantes”, 1928)

DECIDME COMO ES UN ÁRBOL (Marcos Ana)

Decidme como es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire
recítame un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre
decidme como es el beso de una mujer
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo
Aún las noches se perfuman de enamorados
que tiemblan de pasión bajo la luna
o solo queda esta fosa?
la luz de una cerradura
y la canción de mi rosa
22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas
su olor, su aroma
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque, digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.
Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron,
no puedo seguir
escucho los pasos del funcionario.

Que estos cuaversos de bitácora sirvan, al menos, para saber lo que vale la libertad, la importancia de no perderla.

Alberto Granados

Anuncios

7 comentarios el “CUAVERSOS DE BITÁCORA: Por la libertad

  1. Me ha encantado el de Para la libertad especialmente. Tres poemas distintos, tres asuntos que hablan de vencer, de resistir, de no darse por vencido, y uno que habla de conformodidad.
    Reflexiones dejas, Alberto, por pluma de otros, sí, pero elegidas por ti.
    Un abrazo.

  2. Kape, que son cuatro. En cualquier caso, gracias.
    AG

  3. Pues eso, Alberto, 3 y uno que habla de conformidad 😉

  4. Como es habitual, Alberto, has elegido un tema importante y unos versos bellísimos. No conocía el “Anónimo” y me ha encantado. “Para la libertad” siempre será reproducido por mi memoria en la voz de Serrat.
    “Libertad: ¡Cuántos críemes se cometen en tu nombre!”. Que así no sea.

  5. Son especialmente emocionantes los escritos por los poetas presos. El de Hernández, todo un himno en la voz de Serrat. El romance, para mí el más hermoso de todo el Romancero. Y si me permites una modesta contribución, he aquí la última estrofa de Canción de cuna para dormir a un preso del que se va decantando con el tiempo como mi poeta total, José Hierro (¡otro preso!):

    La noche es bella, está desnuda,
    no tiene límites ni rejas.
    No es verdad que tú hayas sufrido,
    son cuentos tristes que te cuentan.
    Tú eres un niño que está triste,
    eres un niño que no sueña.
    Y la gaviota está esperando
    para venir cuando te duermas.
    Duerme, ya tienes en tus manos
    el azul de la noche inmensa.
    Duerme, mi amigo…
    Ya se duerme
    mi amigo, ea…

  6. Excelente antídoto poético contra la intolerancia y la violencia.
    Un abrazo, Alberto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: