7 comentarios

Somos lo que leemos


Me considero un lector vocacional, omnívoro, de los que han  cultivado la curiosidad por cualquier tipo de letra impresa a lo largo de toda la vida, de los que se paran en los escaparates de las librerías, leen los suplementos literarios de la prensa, sienten la librería y la biblioteca como un sancta sanctorum y a los libreros y bibliotecarios una especie de sumos sacerdotes de mi apasionada afición. De ahí que me preocupe por el estado de la cuestión y el futuro de la lectura. De ahí, también, que os traiga hoy unas reflexiones sobre un documento que ha caído en mis manos: el “Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en 2010”, hecho público por la Federación de Gremios de Editores de España.

Según dicho informe, el 60,30% de la población mayor de 14 años lee libros, por ocio, trabajo o estudios. El promedio está en 9,6 libros/persona y año.

Los lectores frecuentes (los que leen con una frecuencia diaria o semanal en su tiempo libre) van aumentando y han pasado del 36,00% al 43,70% en la última década. Los lectores ocasionales (los que leen una vez al mes o al trimestre) suponen un 13,30% y van descendiendo, al igual que desciende (hasta pasar del 45,40% al 43,00%) el porcentaje de no lectores (los que no leen nunca o casi nunca).

Respecto al perfil lector, la mujer lee mucho más que el hombre, ya que hay un 61,60% de mujeres lectoras, mientras los hombres sólo llegamos a un tímido 52,30%. Me pregunto si es que nosotros compensamos la estadística preocupándonos con la marcha de la Liga, las cosas de Mourinho y la presencia activa en los bares.

Por edades, son los jóvenes (el tramo comprendido entre 14 y 24) quienes más leen (70,20%), y al aumentar la edad so observa un significativo descenso del hábito lector, llegando al 33,40% en los mayores de 65 años, único tramo de edad en que los hombres superan a las mujeres en lectura.

El nivel cultural resulta determinante, ya que quienes poseen estudios superiores alcanzan un 83,60% de lectores, mientras la población lectora sólo llega al 32,40% entre los que sólo tienen estudios primarios, lo que parece ser una pescadilla que se muerde la cola: no se lee porque no se estudia porque no se lee… En este grupo poblacional es donde se alcanza la mayor diferencia entre mujeres (70,00%) frente a los hombres (52,80%).

(Librería Nueva Gala)

Sorprenden otros datos que permiten establecer ciertas correlaciones: se lee más en contextos urbanos que en ambientes rurales; los estudiantes son los que más leen, en tanto que amas de casa y jubilados son los que menos; los motivos de la lectura son el entretenimiento (85,20%), mejora del nivel cultural (9,10%) y estudio (5,50%); las obras que se prefieren son: literatura (78,90%), libros de humanidades y ciencias sociales (12,80%) y libros científico-técnicos y de medicina-biología (2,70%).

Si la media nacional es 57,00%, hay una serie de comunidades que la superan: Madrid (70,40%,), que se mantiene como la Comunidad con mayor índice de población lectora, País Vasco (59,60%), La Rioja (59,30%), Cantabria (58,80%), Cataluña (57,40%), Aragón (57,10%) y Navarra (57,00%). En el lado contrario, Baleares (56,90%), Comunidad Valenciana (55,50%), Canarias (55,30%), Galicia (55,50%), Castilla-León (54,50%), Murcia (53,80%), Extremadura (52,00%), Castilla-La Mancha (51,90%), Asturias (51,40%) y  Andalucía (51,30%), una vez más en último lugar. Y si alguien va a sacar este dato para hacer una lectura política sesgada, prefiero decirle desde antes que he sido maestro treinta y nueve años y conozco el paño. Que el gigantesco atraso viene de siglos y que hemos recuperado una importante parte de ese gigantesco handicap.

(Imagen tomada de blogvecindad punto com)

Las nuevas tecnologías se están implementando en los usos lectores y ya son muchos los que practican la lectura digital, ya sea a través de internet o del incipiente e-book, aunque también se usa el sms para las noticias.

Los gustos: la novela, especialmente la histórica y de aventuras, es el género preferido y el lugar de adquisición, la librería (frente a las grandes superficies e hipermercados o los clubs de lectores). Las bibliotecas ven incrementado su uso. La media se sitúa en 212 libros por hogar.

Los libros más comprados del 2010 son: “El tiempo entre costuras”, de María Dueñas;  “La caída de los gigantes”, de Ken Follet; y  “Dime quien soy” de Julia Navarro. Estos tres autores también aparecen en los tres primeros puestos de los autores más comprados.

Respecto a los más leídos, ”Los pilares de la tierra”, de Ken Follett, ha sido el libro más leído en 2010. La trilogía de Stieg Larsson, “Los hombres que no amaban a las mujeres”, “La reina en el palacio de las corrientes de aire” y “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”, ocupan el segundo, tercer y quinto lugar del ranking respectivamente. En el cuarto lugar se sitúa “La catedral del mar”, de Ildefonso Falcones. Como se ve, el lector español se conforma con  grandes best-sellers sin resultar demasiado exigente ni crítico, en detrimento de una literatura menos comercial.

En síntesis, la lectura tienen muchas batallas perdidas contra otras formas de esparcimiento, de forma que ser lector parece casi un milagro, pese a que cada año se publican más títulos. Queda mucho por hacer, pero antes de que alguien me diga que eso es cosa de la escuela, saltaré como un gato y diré, por experiencia propia que la escuela es, precisamente, la única institución que trabaja sistemáticamente la lectura y que forma parte de la solución del problema, nunca del origen del mismo, que hay que buscarlo en los modelos familiares y del entorno que el chico o chica comparte desde la cuna.

Sólo me queda decir que me siento un privilegiado por haber aprendido en mi niñez a saborear la lectura y que lo siento por quienes no han sabido darse este lujo. Felices libros.

Alberto Granados

Anuncios

7 comentarios el “Somos lo que leemos

  1. Como hoy es también el Día Mundial de la Poesía, dejo este poema “Al lector” de Juana Rosa Pita:

    A quienes disimulen tus milagros
    y se laven el alma:
    a quienes siembren lanza entre tus páginas

    Hijo nuestro perdónalos
    clavados en la cruz de la Palabra
    ¡no saben lo que nacen!

    Un abrazo con esta fiebre llamada “calectura”

  2. ¿Leer los blogs de amigos cuenta? porque sin duda es lectura y gustosa.
    Yo he cambiado mi hábito de leer grandes libros, a leer a amigos, pero lectura al fin y al cabo. Mi hija tiene 14 años y lee tanto por gusto como por estudios, eso ya me llena tal y como está el patio.
    No me averguenza decir que lo poco o mucho que se lo he aprendido en los libros, así que yo siempre veré como santuarios de sabiduria las bibliotecas y a los libreros entendidos, sus guías.
    Un abrazo lleno de letras:)

  3. Pocas cosas me gustan tanto como leer y nadie me ha sido más fiel que el libro y sus palabras. Siempre tengo más de un libro empezado. Cuando regreso a casa, después de una salida, elijo uno de ellos. Leo en el sofá, en el tren, en el metro. Leo prospectos, etiquetas de agua mineral, carteles. Vivo abducida por la letra impresa y siento esta dependencia como una de las pasiones que mantiene y da sentido a mi vida.
    Así que ya ves, Alberto.

  4. Te leo… y no te dejo de leer. Luego, seguiré con el libro de turno… Maravilloso vicio.

    Besos.

  5. Miguel y Alejandra, a cada uno por l parte que le toca: feliz Día de la Poesía, y felices lecturas. Yo ando ahora totalmente absorbido por la figura de Mariana Pineda, una herína local, sobre la que trato de hacer algo, aunque me estoy complicando yo sólo, pues cada nuevo aspecto me resulta tan apasionante, que llevo mes y medio leyendo cosas sobre ella. Ya os diré.

    Kape, vale lo de leer blogs, pero me temo que no demos la talla, si no scomparamos con un buen libro, de esos que te sedcuen desde la página diez. Eso que te pierdes.

    Glòria, felices libros y felices placeres lectores.

    Abrazos

    AG

  6. en los 8 años que llevo jubilado confio en que haya mejorado la cosa… pero en mis 10 años en la BA, la lectura escasa, salvo diarios, revistas y diccionarios-

    de libros en vigor… pocos ya que cuando llegaban estaban mas chupados que la pipa de aquel indio… o sea que los tenian todos los interesados…

    leer si pero sin creer… yo ahora le doy a lo cuneiforme. .

  7. Leer, leer, leer, vivir la vida
    que otros soñaron.
    Leer, leer, leer, el alma olvida
    las cosas que pasaron.

    Se quedan las que se quedan, las ficciones,
    las flores de la pluma,
    las olas, las humanas emociones,
    el poso de la espuma.

    “Leer, leer, leer, ¿seré lectura
    mañana también yo?

    ¿Seré mi creador, mi criatura,
    seré lo que pasó?”

    Miguel de Unamuno

    Buen análisis el que haces de la actividad lectora. No he podido evitar dejarte el que el personalísimo Unamuno hace de la lectura.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: