8 comentarios

Muñecas quitapenas


En Guatemala existe una costumbre procedente de la cultura maya: para tranquilizar el sueño de los pequeños que sufren pánico nocturno se les pone en la palma de la mano o bajo la almohada una “muñeca quitapenas” (una pintoresca pieza de artesanía autóctona) a la que el pequeño traslada sus miedos, preocupaciones o agobios, que desaparecen junto con el pequeño objeto talismán. Leo en un foro que los niños tienen su propia caja para sus muñecas y que llegan a creer que unas son más eficaces que otras para los distintos tipos de terrores. Los padres se encargan de quitarles de la mano o de la almohada la muñeca milagrosa, con lo que se acrecienta el sentido de desaparición, tanto de las penas como del la propia muñeca.

(Imagen tomada de galasdeguatemala punto com)

La cantante israelita Noa escribió una preciosa canción sobre estas muñecas en su álbum “Now” (2004). Un deseo de disponer del recurso fácil de transferirle a las muñecas quitapenas todos los errores, fracasos y miedos. Como si la vida adulta fuera tan fácil. He traducido el texto:

Lists,
I make lists
of all the things that I need to fix
of all the things that I’m not prepared for
of all the many things that I dread.

Lists.
I make lists
of all the things I tried for, but missed,
of all the things I gave up, but cared for,
of all the words of love left unsaid.


Dream, without fear
your indian worry doll’s here
under god’s pillow so small
so that way you wont have to worry at all.


Lists.
Very long
of all the things that I’m doing wrong
of all of the hysteria pending
of all the things I’d love to forget.


Lists.
Very deep
of all the time I can’t seem to keep
of all the songs that still have no ending
of all the ways to do better yet.


Dream, without fear
your indian worry doll’s here
under god’s pillow so small
so that way you won’t have to worry at all.


Listas,

Hago listas

de todas las cosas que necesito arreglar,

de todas las cosas para las que no estoy preparada,

de todas las muchas cosas que me producen terror.

Listas.
Hago listas

de todas las cosas que intenté pero perdí,

de todas las cosas en que me rendí, aunque las quería,

de todas las palabras de amor que quedaron sin decir.

Sueña, sin miedo,

tu muñeca india de las penas está aquí,

bajo la pequeña almohada del dios

para que no tengas que preocuparte por nada.

Listas.


Muy largas

de todas las cosas que estoy haciendo mal,

de todo lo que depende de la histeria,

de todo lo que me encantaría olvidar.


Listas.
Muy profundas

De todo el tiempo que no consigo retener

De todas las canciones para las que aún no hay final

De todos los caminos para hacerlo mejor.


Sueña, sin miedo,

tu muñeca india de las penas está aquí,

bajo la pequeña almohada del dios

para que no tengas que preocuparte por nada.


(Imagen tomada de sol-solynubes en blogspot)

Me resulta curioso que el nombre hebreo completo de la cantante, Achinoam Nini, signifique “Hermana de la Paz”. No es sólo un nombre. Su coherencia la ha llevado, como a otros muchos, a dejar clara su postura conciliadora en el conflicto entre Israel y Palestina. Lo ha hecho sin muñecas que le quieten las penas o las preocupaciones: a cara descubierta.

Alberto Granados

Anuncios

8 comentarios el “Muñecas quitapenas

  1. Necesito mi cajita de muñecas…
    Un post lleno de ternura. La canción, una delicia.
    ¿Las penas? Ahí siguen.

    Bexos sin ninguna pena.

    Alejandra.

  2. Los miedos son los peores enemigos que llevamos dentro nuestro, ellos nos hacen ver una realidad que no es. El problema de Israel y Palestina, al ser un problema geopolitico religioso, complica mucho más las posibilidades de la paz entre ambos países; esto no quiere decir que sea imposible, sino pienso en la complejidad del tema. Hasta la próxima.
    Dorcas

  3. ¿Y cuando nos hacemos grandes cambiamos muñecas por dioses? Está claro que siempre necesitamos creer, lo malo es que con el tiempo esclaviza y condiciona.
    Bravo por Noa y por quienes, como ella, siguen abriendo brechas para que se cuele la esperanza, la muñeca que siempre deberíamos tener todos y no dejar jamás ni de adultos.
    Besos, Alberto:)

  4. Creemos que el hombre no está diseñado para soportar el dolor pero la mejor arma que posee para combatir sus penas y miedos es él mismo, aunque tengamos que echar mano de elementos exteriores (muñecas quitapenas o dioses) que nos hagan somatizar esa felicidad y paz que añoramos o buscamos.
    Esta canción de Noa es espléndida, Alberto, como los principios y valores de esta mujer, fiel a la paz desde su propio nombre.

    Un abrazo y buen domingo.

  5. Es maravilloso este ingenuo vudú infantil, este inocuo exorcismo quitapenas. Noa, extraordinaria cantante y ser humano excepcional, no siempre ha sido bien comprendida por ciertas actitudes maniqueas muy radicalizadas. Creo, como tú, que ella es coherente, pacifista y bondadosa en el sentido machadiano de la bondad.
    Aquí -si se me permite la frivolidad- cuando nos hacemos mayorcitos, sustiuimos las muñequitas por el espirituoso (y nunca mejor dicho) quitapenas malagueño.
    Y, frivolidad al cuadrado (pero el humor también nos exorciza) ,al leer el título de tu post, por un momento pensé en Berlanga.

    Gracias por tan bellísimos post y canción.

  6. Alejandra, me temo que la muñeca no sea eficaz para los dolores reales. Para eso sirve echarle coraje y ganas de tirar p’alante.

    Dorcas, el problema de Israel y Palestina, para mí, se llama invasión genocida. Lo demás es usar eufemismos, pero comprendo que hay quien opina lo contrario. Espero que aparezcan muchos Beremboims, muchas Noas, mucha gente de buena voluntad para que se imponga la razón, en lugar de la violencia institucionalizada desde hace muchas décadas.

    Kape, cambiamos de parámetros en función de nuestros intreses. Lo llamamos madurar., pero es sólo cinismo.

    Marisa, la música es una de las pocas cosas que me hacen olvidar los malos rollos, de ahí que le dediqeu unacategoría específica en el blog.

    Miguel, tienes todo un poema sobre la fragilidad humana y la necesidad de superarlo con ritos y eucaristías como estas muñecas. De lo que somos capaces para darnos golpes en el hombro…

    Gracias, amigos…

    AG

  7. Sabía algo de estas muñecas quitapenas pero no conocía la hermosa canción de Noa, cantante a veces criticada, abucheada en Barcelona por un grupito que la querían guerrera contra su propio pueblo.
    Un petó!

  8. […] duro y que oigo continuamente, está una canción en gallego que interpreta la cantante israelí Noa: A lavandeira da noite (La lavandera de la noche). Aparece en un álbum de 1999 del gaitero Carlos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: