14 comentarios

Microrrelatos-3


1

HERIDAS Y DESGARROS

Primero fue su padre, posesivo, autoritario y dogmático, que le exigía ser el mejor en todo. Su niñez supuso un amargo desgarro, un destino lleno de dolorosas heridas, de frustrantes punzadas en su conciencia.

Después, llegó su matrimonio. El abandono por parte de su mujer, que lo hirió de muerte. Sus hijos ahondaron la dolorosa herida al preferir irse con la madre. La soledad lo obligó a poner el punto final, en forma de una generosa ingesta de barbitúricos.

Hoy, el forense le ha hecho las últimas incisiones, los últimos desgarros, las definitivas heridas. Curiosamente, estas no le han dolido.

2

PAQUETE DE CAFÉ

¡Por Dios! ¿Quién se atrevió a llamarle abrefácil?

3

MONODIÁLOGO

-¿Me amas?

-Sí, me amo con locura.

-Júramelo.

-Por lo más sagrado: soy lo mejor que me ha pasado. Mi vida no tendría sentido sin mí.

-Oh, siempre busqué un hombre como tú.

-¡Normaaaal! A ver si no…

4

TACTO

Mi mujer decía que era necesario, que qué iban a pensar si declinábamos la invitación: …ten en cuenta que su madre, Patrocinio, me ha criado a mí a y a mis hermanos, así que hay que visitar a la chica, que acaba de tener a su primer hijo… y por eso atravesamos media ciudad hasta llegar a aquel humilde barrio donde, la verdad, no se nos había perdido nada.

Tras los besos, presentaciones y saludos, entramos a una sala llena de molduras, ménsulas, pañitos de croché, estampas de santos y vírgenes… toda una demencia kitsch, como de película de Almodóvar, que yo me quedé mirando aturdido.

-A lo mejor a su marido no le gusta la decoración… -dijo la chica, un poco violenta.

-No, no, ni hablar –dijo mi mujer, y yo me eché a temblar-. Si mi marido no sabe de estas cosas… ¿Sabes? Él es incapaz de distinguir lo bonito de lo feo…

5

PESADILLA

Lo peor de mi sueño fue que se convirtió en pesadilla al despertarme.

6

ESTRO

Lo siento en mi mano, terso, rígido, caliente… Ya no aguanto más: está a punto de lanzar su chorro, pero aún trato de aguantar un momento. En mi mente, las imágenes más sensuales desfilan a un ritmo inabarcable, y cuando sé que ya no queda margen, me acerco a la pared como el que busca un apoyo para el momento cumbre del vértigo. Lo agito enérgicamente, deslizo mi dedo índice hacia la punta y aprieto: suelta su chorro y la pared queda iluminada con una de mis pinturas. Un indescriptible placer recorre mi espalda mientras el espray suelta la pintura que mancha mis dedos.

7

ABANDONO

-O sea, que me dejas, que te vas… ¿Pues sabes lo que te digo? ¡Que me paso tu mutis por el forro!

8 JUSTICIA SOCIAL

Margarita, sentada en la calesa, rumiaba su desgracia. Sabía que su marido la había mandado a la ciudad únicamente para quedarse a solas con Conchi, la sirvienta casada con Lorenzo, su peón de confianza, el mismo que ahora conducía la calesa por entre aquellos cerros llenos de olivos.

-Lorenzo, para bajo aquella parra –la orden le salió sin que su cerebro hubiera intervenido y ahora no sabía si iba a ser capaz.

Lorenzo se quedó pasmado al ver a su señora quitarse la ropa y descubrir la tersura de los senos, la suavidad de la piel, el olor a jabón bueno, la negrura tentadora del pubis… Comprendió lo que sucedía y lo aceptó como una obligación insalvable a la que se aplicó, pundonoroso como siempre. Cuando todo hubo acabado, la señora dijo:

-Lorenzo, ahora nadie le debe nada a nadie, que todos estamos en paz –y empezó a vestirse y a recuperar la dignidad de una señora como Dios manda.

Alberto Granados

Anuncios

14 comentarios el “Microrrelatos-3

  1. mE GUSTA
    Los considero exactamente medidos en sus calidades. Son equilibrio puro.
    Me gsutaría escribir como tú y continuar tus micros.

    Adelante.

    Algún día lo intentaré.
    Un cordial saludo

  2. Qué herida, qué desgarro me produce tu abandono. Una pesadilla que trato de mitigar con el tacto del estro liberador para no sumirme en el autismo de este monodiálogo , mientras trato de abrir…¡coño!…este puñetero paquete de café. ¡Ay!, Margarita, ¡ay!: Hazme otra vez justicia, aunque sea social.

    ¡8 regalos 8! Gracias, don Alberto.

  3. Sería todo tan divertido si no diéramos por sentadas tantas cosas!!!
    Como dice Miguel, 8 regalos que nos haces. A cambio te mando 8 abrazos 🙂

  4. Ingeniosidad en ocho instantes, efímeros pero intensos.
    El primero me ha parecido muy bueno.
    Eres un maestro, Alberto…
    Un abrazo.

  5. Relatos breves y buenos por igual aunque cada uno tenga su propio matiz. ¡Qué dúctil eres, Alberto!. Me han gustado todos pero ese que esta encantado de haberse conocido me parece una brillante parodia de cierto tipo de personas, no sólo hombres.
    Para cuando puedas, otra ración, please.
    Un petó!

  6. Lo breve si bueno, diez veces más difícil. Y tus cuentos son buenos.
    Un abrazo.
    Tele.

  7. Alejandra, alguna vez te imito y, en vez de escribir quijotes hago micros, pero no se lo digas a nadie, que no es mi línea.

    Alfonso, me parece perfecto que alargues los realtos: arranca y ponte a escribir.

    Miguel y Kape, ocho mil gracias por tu amabilidad.

    Marisa, has acertado al 100%: soy un maestro. De Primaria, por más datos, y jubilado.

    Glòria, el relato “Monodiálogo” surgió en realidad como un comentario a uno de esos magistrales minirrelatos que escribe Alejandra. Después vi que era un micor en sí mismo y me lo copié-pegue hace algún tiempo.

    Tele, lo benevolo, si breve, mil veces agradecido.

    Abrazos,

    AG

  8. Buenos, muy buenos. El monodialogo jajajajaja…..

  9. ¿No te recuerda a nadie, Konan? A ver, hombre, busca, busca…
    Nos vemos mañana en la Chana. Un abrazao y gracias por aparecer después de tanto tiempo.

    AG

  10. Hoy la bolsa no cayó, se desplomó,le dió una fatiga, y eso como se traduce, si algo cae se rompe o no, pero si se desploma es posible que se de un golpazo??Y eso en Economía a mi me da más miedo, y no me quedó más remedio que lerlo porque venía en 1ª página, así que yo quería saltarme eso, no pude, me desplomé de golpe.
    Luego ya todavía sin sentir las piernas decía algo sobre Nadrid se opone a la guerra de Siria y Murcia o Soria no se oponen?? Salamanca o Vigo tampoco??
    De Canarias tampoco decía nada y me quedé sin saber. Eso de la Clase Política, yo que pensaba que la lucha de clases se perdía pues no, hay una clase especial como en los aviones, La Política, y si se van todos un mes y nadie hace nada es que son “prescindibles”.
    No viene nadie este año a Lanzarote? que raro, antes venían todos.
    Rubalcaba tiene cara de ir a los cursos esos de gente como la Gestall, que parece que da muy buenos resultados y te hace estar optimista.
    Me olvidaba que viene el Papa, en Agosto y con este verano raro que tenemos, y hay que pagarle seguridad, comida y alojamiento, y digo yo que eso resultará caro, tan caro como está hoy el mundo Occidental.
    Siempre las monjas nos pedían para “los chinitos” en aquellas huchas, y claro tantas lismonas les dimos que ahora ellos son los ricos, jopé, que falta de perspectiva tuvieron entonces los que no eran del clero. Porque digo yo que el dinero de los chinitos se metería en una cuenta de algun Banco,,,y Mao sabía que iban a ser ricos los maoistas y los asiaticos?? Mundo raro. Diremos aquello “El mundo se hunde y amenaza ruina, ¿Y…tu como lo sabes? porque me ha caído una china en la misma cocorichina!!!!

  11. MESTISAY: Maspalomas y tú – Pedro Hallfter Orquesta Filarmónica de Gran Canaria

  12. Hay ciertas cosas en nuestra vida como mujeres que pueden llamar poderosamente la atención.
    Es posible nuestra vanidad y nuestra estima se reduzca a una barra de labios, hay miles de colores y tonos, porque el color rosa puede tener un tono colar, un tono anaranjado, un rosa chicle un rosa arcilla, un rosa palo, y así muchos rosas, rosas apagados rosas brillantes, en gloss o en barra, lo mismo con el rojo, o con el marrón, es una inmensa paleta de colores que transforma la base.
    Y cuando una mujer parece andar perdida y pasa por una planta de cosmética las barras de labios la llaman, y se puede probar cientos
    Es toda una historia intrigante porque la mujer desde siempre se pintaba los labios con una gotita de sangre que pinchaban sus muslos para hacerla salir y ponerla en la boca, una boca que quiere ser amada, y se pellizcan los cachetes para estar sonrosadas, es una extraña situación, nuestra blancura en el tono de piel lo envolvemos de papel carmesí,
    Es que hoy puede aparecer mi hombre diria Jeanne Moureau, mujer de belleza extraña, pero de rojos labios sensuales.
    Siempre la boca, como actrices perfectamentes maquilladas, porque quizás queramos demostrar esa fuerza interna a través del color y quizás por ello, estamos más de media hora mirando y probando un color que nos haga ser ese discreto y oculto deseo entre las demás mujeres. Realmente esas barras de labios están hechas para los hombres a los que marcaremos el cuello con unos labios pintados.

    Porque nosotras besamos y el rojo es artificial, pero cuando un hombre marca a su presa lo hace con sangre de verdad.

  13. Dumi, gracias por aparecer por aquí y por tu aportación musical. Sigo preguntándote: ¿tienes blog?
    Uno y mil abrazos,

    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: