25 comentarios

Archisílabos


Los distintos idiomas cuentan con varios mecanismos para generar las palabras nuevas que el sistema va necesitando y uno de estos, común a la mayor parte de los idiomas indoeuropeos, es la derivación, algo tan simple como obtener una palabra derivada (panadero) de una primitiva o raíz principal (pan). Las lenguas romances están cargadas de historias derivativas que han enriquecido nuestro corpus léxico hasta encontrar la palabra con el matiz justo y exacto a base de derivarla de su raíz.

Desde la latinidad, los hablantes hemos ido creando pequeños sistemas en que a partir de un sustantivo, un verbo o un adjetivo, se generaba un trío que cubría justamente esos tres usos: si el nombre denotaba el proceso, la idea, la acción o el efecto, el verbo era la acción propiamente dicha y el adjetivo era la abstracción de una cualidad.

Nuestro don Manuel Alvar, junto a Bernard Pottier, en su “Morfología Histórica del Español” (Madrid, Gredos, 1983), hacen un ameno recorrido por muchas de estas “trinidades”, que inmediatamente se complican y dejan de serlo:

centro (sustantivo) – central (adjetivo) – centrar (verbo)

Pero no todo es así de simple, ya que los hablantes nos devanamos los sesos para darle a una raíz un nuevo matiz aún no recogido, con lo que la serie básica de tres elementos se convierte en algo que se expande y en la propia serie anterior pronto aparecerían palabras tales como (ex)céntrico, centralismo, (des)centralizar, (des)centralización… y eso que ambos lingüistas desecharon en su libro acepciones netamente políticas, tales como “centrista”.

Si tomamos el verbo latino vedo – vedere – visi – visu (= ver), observamos que dio toda una conjugación verbal, pero además generó el propio verbo ver, el adjetivo visual y nombres tales como visión o vista, y que en un segundo acercamiento, dio nuevas palabras redundantes, más largas y complicadas, tales como visualizar o visualización, que tienen aproximadamente los mismos significados que ver y visión.

Se extiende un fenómeno que consiste en fabricar palabras largas que se han llamado “archisílabos”, esas palabras que no aclaran gran cosa ni enriquecen el idioma, pero que llegan a situaciones tan absurdas como el uso de la plabra “audialización” en declaraciones de alguien tan solvente como David Bisbal, al hablar de un nuevo disco, que aún no había tenido tiempo de oír: a fin de cuentas, si visualizar equivale a ver, no tiene nada de extraño que oír se identifique con “audializar”.

Mi compañía de seguros, siempre tan espabilada, me amenazó con “aperturarme” un expediente de siniestro, si yo me empeñaba en que viniesen a ver si mi recalo era cosa de algún vecino concreto o de la comunidad. Obviamente, no me arriesgué a que me “aperturaran” la cartera en canal y derivé el asunto hacia el seguro de la comunidad, donde no sé si nos habrán aperturado expediente o nos habrán “clausururado” la póliza, que no sé llegar a mayor “concretización”.

Bromas aparte, el fenómeno de las palabras alargadas innecesaria y artificialmente va tomando fuerza y encontramos redundancias chocantes. Se habla de la gobernabilidad de tal país (= gobierno o gobernación), de la climatología de nuestra zona (= clima), apoyamos nuestros argumentarios (argumentos) con una sólida fundamentación teórica (= fundamento), rechazamos la utilización (=uso) de las armas, algunos comportamientos son ejemplarizantes (= ejemplares) y el trato que recibimos de una empresa es personalizado (= personal) desde el principio a la finalización (= fin o final) de nuestra relación comercial como usuarios fidelizados (= fieles, constantes) y si hay algún fallo se inicializa (= inicia) la relación con otra empresa, que en eso hay una gran liberalización (= libertad) y si existe una importante diferenciación (= diferencia) en el servicio, a cambiar de compañía.

Aurelio Arteta lleva varios años escribiendo en El País sobre el fenómeno, así que os enlazo sus artículos para que podáis “lecturizarlos” y, si os apetece, me dais vuestro “opinamiento”. Os quedaré eternamente “agradecimientado”.

Alberto Granados

ENLACES:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/moda/archisilabo/elpepiopi/19950921elpepiopi_6/Tes?print=1

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Arrecian/archisilabos/elpepiopi/20050810elpepiopi_5/Tes

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Archisilabos/elpepiopi/20081216elpepiopi_4/Tes

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Archisilabos/tutiplen/elpepuopi/20100205elpepiopi_4/Tes

Anuncios

25 comentarios el “Archisílabos

  1. Apasionante la temática lexicográfica y sus derivaciones laberínticas (te sigo el juego ). Como lo son, también, sus ramificaciones ludolingüísticas, empezando por las de tradición enigmística, sin olvidar los palíndromos, los laberintos multiacrósticos, la ludoacronimia, el sesquipedalismo, los heterogramas, el pentavocalismo, los ciclogramas…En fin todo el despliegue lúdico-palabrístico que nos ofrece Màrius Serra en su imprescindible y divertidísimo Verbalia. Y termino, porque no quiero alargarme mucho (je,je,je) con un sesquipedal que inventó Luis Goytisolo en su novela “Recuento”: taquimecaestenodactilomagnetelofonografista .¡Eso es la que estás tu hecho! un… ( ¡”joer”!, que no lo escribo otra vez).

    Un abrazo, hipermegasuperamicalísimo.

  2. Cumpla su amenaza, deleitenos con el post de la leyenda de Castril. Por favor.

  3. tú, con tilde (como Matilde y Clotilde). A ver si me vas aponer falta por una errata al final.

  4. Bueno, ya no corrijo más erratas; si no, no acabo nunca

    • ¡Hombre Miguel!
      La gente escribe rápido como le parece
      No es en estos comentarios donde busquemos la pureza del lenguaje. “Evidentísimamente” no semoz de la Cademia; y aunque fuellésemos.
      (Notese lo bien que escribo que acentúo todo. je je je

  5. Tengo que confesar que alguna noche dormí con Don Manuel, en la misma alcoba, en la misma cama…Fue un verano, nos llevó con el, a otro alumno y a mí, para enseñarnos a recoger datos para el Atlas Lingüístico y Etnográfico de Aragón. Aunque alguna noche nos dormimos vencidos por el cariñena, a la mañana siguiente, ambos recordábamos que nos habíamos respetado. Un abrazo. Gracias por tu documentadísimo post.

  6. Miguel al cubo: conozco Verbalia y sus endemoniados juegos lingüíticos desde que El País de las tantaciones lo puso hace ya algunos años. Hace diabluras inimaginables.
    Tu referencia a la palabreja de Goytisolo es impagable. Gracias.

    Aradia: tre he mandado un correo privado para que conozcas la leyenda. Lo del post vendrá más adelante.

    Don Pablo, como diría Ciges (Amanece que no es poco): Un hombre en la cama es un hombre en la cama, por muy Alvar que sea.
    No sabía yo de tus excursioens aragonesas para el ALEAR. Eres una caja de sorpresas.

    Un abrazo,

    AG

  7. Un post muy interesante. Me desespera lo mal que se habla reinventando palabras innecesarias. Hay que leer El dardo en la palabra de Lázaro Carreter.
    Últimamente hay parejas que “conviven juntas”, es decir: “ambos dos”. No se trata de archisilábicos pero si de redundancias. Yo lo de “concretizar” aun no lo entiendo y no digamos lo de “posicionar2 que viste tanto. Por cierto, ahora lo concreto ya no lo es, es “puntual”, vaya que llega a la hora acordada…
    Ah! ¿y lo de “mi hermano es más mayor”? ¿ Digo yo que debo de ser “menos mayor”?.
    Estoy segura que tienes mucho que decir sobre el lenguaje y espero leerlo.
    Un petó!

  8. Glòria, no he podido contestarte más antes por lo que es el declaracionamiento de Hacienda, que este año se ha revestido de complicacionamiento. Debe ser que como estoy más mayor, las cosas se me están volviendo muy dificilísimas. Y no es que sea de la Real Academia, pero como si lo seriese.
    Un abrazo,

    AG

  9. Pues concierta una citación con la Agencia Tributaria y que te aperturen un expediente analizatorio capturando los datos obtenidos con tu aportación,mismo.

  10. Coco, ¿cómo ne me se había escurrido más antes? Lo pongo en practicancia mismamente.
    Me alegro de verte de nuevo por aquí.

    AG

  11. ¿Los de Hacienda te han pedido la hoja serial también llamada mómina?.
    ¿Se puede pagar al estado con un cheque dominativo? ¿Hay que declarar la himpoteca?. No te pongas nervioso, Alberto i, si así fuera, tómate una fusión.

  12. Glòria, es que desde que tenemos teléfonos sinalámbricos, la gente vive de alquilina en vez de firmar esas himpotecas que tú mencionas y todo anda hecho un tontum revolutum, el alma necesita una cura de agua exagerada.

    Abrazos,

    AG

  13. Otro tema interesantísimo es la proliferación de expresiones y colocaciones redundantes. Al español, ya de por sí lengua bien morcillera (‘gusta repetirse), lo estamos complicando con tanto adorno. Algunos ejemplos “ilustrativos” (¿para qué si no sirven los ejemplos?): “guardería infantil”, “abuso excesivo”, “totalmente gratis”, “funcionario público”, “tarifa de precios”, “biografía personal”, “volver a insistir”, “accidente fortuito”, “minucia sin importancia”, “hipótesis por confirmar”, “prensa escrita”, “desenlace final” o los tradicionales “subir arriba” y “bajar abajo”. ¿Y qué me decís de “persona humana”? 😛

    Saludos.

  14. Inspecteur, yo (concretamente) estoy de acuerdo en los interesantes ejemplos redundantes que pones. Son todo un lastre en la expresión, pero yo (personalmente) los he visto peores. Hace poco puse un post sobre cómo ganar la gloria literaria en pocas leccines. Me metía basante con esa tosquedad con que nos castigan los plumillas y tertulianos.

    Gracias por aparecer por aquí.

    AG

  15. Hay muchísimos más, imagino, y ojo que yo soy el primero que tal baila (“redundea”, vaya)… Están ya tan instalados que a veces cuesta darse cuenta.

    ¿Me pones el enlace del post por aquí, porfaplis?

    ¡Gracias a ti por estos regalitos que nos haces! 😉

  16. Esta mañana, tan limpia y tan bonita, que nos va a traer un día caluroso, como corresponde a la fecha y para celebrar el solsticio del verano, nuestro “Arcarde”, nos ha hecho un regalo con su propia voz y su mismísima lengua a través de la radio, y yo la he oído con mis oídos. En realidad la frase fue dicha ayer ante un micrófono y no tiene desperdicio, ahí va:
    “Nosotros hemos venido aquí a una reunión pacífica, pero parece ser que con estos señores no vale la “pacificidad”.
    Queda dicho y escrito.
    ¡Feliz noche de San Juan,que es la que viene, a todos!

  17. Coco, “alcaldabilidad” y cultura no tienen por qué ir juntas, como queda ampliamente demostrado en la cuna de Federico García Lorca. Nuesro “arcarde” ni es académico de la Lengua, ni falta que le importa, que él va sobrao con esos desplantes y esas “prepotenciabilidades”. Pero hay que mirarlo con optimismo: si se va, como se asegura, nos va a dejar al Sebas…
    Yo no sé si cortarme las venas o dejármelas largas.

    AG

  18. ¡Quelseñornoscojaconfesados!

  19. En dende lugo no saveis cribir como dior manda.
    Darse un paseo en el amoto para refrescasionaros un poco.
    Abrazos cordiales a todos/as
    Coco ¿eres mi querida Coco)

  20. […] últimamente con alarmante frecuencia la palabra rigurosidad, es decir: rigor. La moda de los archisílabos es capaz de producir horrores como este que menciono. También he leído en las redes vocablos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: