16 comentarios

Perversas inclinaciones


Ya he contado aquí (Algunos: ¡Sí, hasta la saciedad!) que veraneo en Calahonda. En este pequeño pueblo granadino el monumento más solvente es el llamado Farillo, una pequeña atalaya defensiva del s. XVI, después reconvertida en faro de leña, antes de que los faros pasaran a formar parte de una red sistemática, diferenciada e institucional de señalización nocturna.

Nuestro Farillo, cuyo entorno ha sido recientemente rehabilitado, está inclinado, como la Torre de Pisa, y ese detalle parece haber sentado cátedra en el pueblo, pues observo que cada vez hay más elementos que no observan las perpendicularidades exigibles, sino unas pendientes, unos ángulos impensables, como una seña propia de identidad, única y extraña, fuera de toda lógica.

El Farillo es este:

Y ha sido recogido en el escudo de la sorprendente ELA (Entidad Local Autónoma), institución que me fascina y sorprende, pues depende del Ayuntamiento de Motril, pero aspira a cierta autonomía y hasta tiene escudo propio (ignoro si también se ha provisto de un himno, pero os prometo indagar en profundidad).

Esa dimensión sesgada ha sido copiada por los ingenieros de Obras Públicas en la empinada carretera que nos une con Almería.

También en el acantilado, que se sumerge en el mar con un vistoso ángulo.

Los técnicos municipales se inspiraron en el Farillo cuando diseñaron esta fuente, de la que los maliciosos cuentan que originariamente tenía cuarenta centímetros de altura en cualquier punto del muro, lo que hacía que el agua se derramara e inundara la placeta en que está situada (sólo después cayeron en que el muro tenía que ser horizontal).

La Naturaleza también ha copiado esas perversas inclinaciones en numerosos árboles, aunque debe ser cosa de los intensos vientos (que no aires) atemporalados con que se luce el invierno caleño.

Mobiliario urbano y elementos publicitarios tampoco se libran de esta alocada tendencia:

En cualquier caso, esta demencia angular alcanza su más alto grado en este aparador de un conocido restaurante, donde se ha aprovechado la pequeña pendiente del acceso para homenajear a la inclinación dominante.

¡Somos únicos!

Alberto Granados

16 comentarios el “Perversas inclinaciones

  1. Y tú, ¿mantienes siempre la verticalidad? ¡¡Turista…!!! (que es lo que me decía mi abuelo, cuando el turismo aún no se había inventado).

    Me ha calado hondo (aunque me riñas por le previsible chiste)

    Abrazos.

  2. Es una erección… no debemos renegar de ella.

  3. Alberto: ¡Calahonda es mi sitio!… Tengo que ir a conocerlo. Estoy segura que ahí -y sólo ahí- encontraré el equilibrio… 😉

    Muchas gracias por la referencia…

    Bexos

  4. Normalmente voy vertical, pero el verano es propenso a ir cogiendo otros ángulos que dependen del número de cervezas.

    Foces, la erección no estuvo mal /satisfizo al personal… cantaban en La Mandr´gora hace años, muchos años.

    Alejandra: podrás coger el equilibrio inestable, que es el punto que pillo cuando estoy allí.

    AG

  5. Un trabajo muy ingenioso, Alberto. Probablemente tus ojos han sido los primeros en descubrir y dejar constancia del amor a la línea inclinada, por lo demás, siempre elegante y rompedora. El pueblo y su entorno son muy bellos y quienes van bebidos deben de verlo todo rctilíneo.
    Sigue tan inspirado en este Agosto de días extraños.
    Una abraçada!

  6. Mejor un mundo con inclinaciones que con rectitud total. Para eso ya vamos a tener a “nuestro Beni”. En cuanto vuelvas seguiremos inclinándonos sobre las cervezas y cubatas de Paco. Besos

  7. Glòria, Calahonda da para pensar mucho en cosas de enjundia, como mis crónicas en chanclas. Lo serio es serio.

    Mercedes, creí por un momento que te referías a Beni de Cádiz, un gran cantaor flamenco, pero después ha comprendido a quién te referías. Este no canta: da el cante.

    Abrazos,

    AG

  8. Creo que después de tu exposición a todos nos apetece conocer calahonda y sobre todo inclinarnos y torcernos.
    Escribes genial.

  9. Muchas gracias, quienquiera que seas. Un abrazo,

    AG

  10. Debe ser el escenario que inspiró al título de “Lo que el viento se llevó”, aunque llevarse solo se lleva las líneas rectas 😀
    Tú por si acaso en días ventosos no te asomes mucho al acantilado 😉

  11. No te preocupes, kape, que en días malos no salgo del chiringuito. En los días buenos, como que tampoco.

    Pronto vuelvoa Granada y ya me ocuparé de los blogs con la “profesionalidad” que me caracteriza.

    AG

  12. HHoy me toca pagar la ronda de tragos en esa especialísima a la que fui invitado hace unas semanas:
    http://espacobarralibre.blogspot.com/2011/08/juegos-reunidos.html

    AG

  13. So las señas de identidad.
    Yo lo conozco y también le soy aficionado.Es un pueblo magnífico y es cierto que la verticalidad no importa en ningun sitio cuando te has tomado una copas, pero en Calahonda muchomenos.

    Saludos y fuertes abrazos.
    Alfonso

  14. Debe ser el escenario que inspiró al título de “Lo que el viento se llevó”, aunque llevarse solo se lleva las líneas rectas
    Tú por si acaso en días ventosos no te asomes mucho al acantilado

    +1

  15. Alfonso, tú que has conocido el sitio y el hotel (ahora reconvertido en un agradable hotel de diseño llamado El Embarcadero), puedes dar fe de que se está bien allí, aunque todo tiende a masificarse.

    Morgan: yo al acantilado no subo ni los días más claros. ¿Qué se me ha perdido allí? Soy más urbano que montaraz.

    Saludos,

    AG

  16. […] estéticos, con tanto plástico, acero inoxidable y lámpara antiinsectos. Por eso, cuando estoy en Calahonda, voy al mercadillo, un nuevo ámbito del consumismo compulsivo, un templo de la dudosa ganga y un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: