6 comentarios

Gerda y Lili


Cuando, por esos azares del destino,  lo que deberían ser vidas normales se convierten en algo rompedor, inusual, desmedido, bizarro… las biografías  correspondientes parecen venirles grandes a los personajes. A veces, una  biografía lleva aparejada despiadas cantidades de sufrimiento, de sinsabores y dudas que son, justamente, lo que hacen esa vida algo distinto a los demás, algo más parecido a lo novelesco, a la pura ficción. Es en esos casos cuando  la biografía adquiere esa dimensión insólita que nos extraña y nos hace platearnos una serie de reflexiones, de juicios y catalogaciones, que nunca serán justas, ya que no conocemos el rigor de las circunstancias, sino visto desde fuera.

Gerda, en un retrato de 1904.

 Un retrato de Gerda, hacia 1900.

Es el caso del matrimonio de pintores daneses formado por Gerda y Einar Wegener. Ambos, artistas plásticos; ambos con sexualidades confusas; ambos dándose apoyo: él a ella en lo concerniente a su carrera pictórica, en tanto que ella lo ayudó a afrontar el traumático cambio biológico. Se cuenta que Gerda estaba realizando un retrato de la actriz Anna Larsen. En un momento dado, ésta tuvo que abandonar el posado por cuestiones de trabajo y le dijo a la pintora que, para la parte baja del cuadro, posara el marido de ésta, Einar, quien tenía, según la diva, las piernas y los pies tan bonitos como los suyos. Así lo hizo y después confesó que se había sentido muy bien con medias y tacones.

Retrato de Einar Wegener.

Berlín, 1930: Einar ya es Lili. La acompaña una enfermera de la clínica.

 Gerda y Lili enun retrato de la primera.

Einar, aun vestido de hombre, tenía aspecto de mujer y siempre se había murmurado que era un travestido. Asumió feliz su papel de modelo de su esposa hasta el punto de que abandonó su propia carrera artística para asesorar a su mujer, para quien posaba siempre en roles femeninos. Más adelante, en 1930, se sometió a una operación de cambio de sexo, lo que lo convirtió en el primer transexual de la historia, pese a que la cirugía de entonces no ofrecía grandes garantías de éxito. A partir de entonces se cambió el nombre por el de Lili Elbe, y obtuvo del monarca danés la anulación de su matrimonio con Gerda, tras toda una campaña mediática. La pareja, huyendo del escándalo, se trasladó a París, donde Gerda presentaba a veces a Lili como su hermana.

Grabados eróticos de Gerda

Por su parte, Gerda siempre tuvo fama de lesbiana, tema que tocó abundantemente en sus grabados, especialmente para los “Doce sonetos lascivos” (1925), de Louis Perceau. Aceptó la difícil situación de su esposo, al que apoyó decididamente en las sucesivas intervenciones quirúrgicas. Cuando el Rey danés Christian X anuló el matrimonio de ambos (Einar ya era oficialmente una mujer y no se podía mantener un matrimonio así), la pareja se separó definitivamente y ella se casó con un militar portugués que la trasladó a Marruecos. Su carrera pictórica se fue desvaneciendo. A su vuelta a Copenhague, murió casi en el olvido.

Lili, tras asumir la quinta operación quirúrgica para conseguir el cambio total de sexo (quería que se le implantara una matriz para ser madre) , murió en el intento.

Estamos hablando de los años treinta, en que la moral pública y la cirugía eran tan diferentes de las convenciones actuales. Hoy día, ambos son más recordados por lo extraño de sus biografías que por su pintura. David Ebershoff publicó La chica danesa, (Anagrama, 2000), en que contaba la historia de Gerda y Lili/Einar. Hace dos años, el libro y las biografías de ambos diseñadores fueron noticia ya que  Nicole Kidman pensaba producir la película homónima en la que ella misma haría de Lili junto a Charlize Theron.

No sé si el proyecto, como los afanes de esta extrañísima pareja, se ha quedado en el camino.

Alberto Granados

Fuentes consultadas:

http://www.foxrarebooks.com/exhibit_page.html

http://www.abraword.com/pix.htm

http://www.taringa.net/posts/arte/7626519/Gerda-Wegener-y-Lili-_-Einar-Elbe.html

Anuncios

6 comentarios el “Gerda y Lili

  1. Buen aporte, Alberto. Desconocía la identidad de esta mujer, y mucho menos su odisea transgresora.

    Nada que merezca se consigue sin un cierto travestismo de la realidad. Solo los zombis visten siempre la misma ropa.

  2. ¿Dónde vas a buscar estas historias? Las espléndidas fotografías, las sugerentes reproducciones, vídeo, enlaces? ¿Reportero intrépido o polígrafo montañés? ¿Documentalista o “culo inquieto”?

    Sea como sea, magnífico trabajo una vez más. Tus fans lo dsifrutamos. Que lo sepas.

    Un abrazo

  3. Magnífica entrada. Los aficionados a la República de Weimar, a sus dislates, finuras e infiernos, te quedamos muy agradecidos.
    Seguro que la peripecia de Gerda y Lili hará las delicias de mi amigo el Signor Formica:
    http://signorformica.blogspot.com/
    🙂

  4. Ramón, es cierto: todos enemos algo de conciencia travestida, todos aparentamos ser otros, distintos, a ser posible mejorados, a ser posible seductores de los demás. Sólo hace falta que no nos dejemos caer en la tentación de dejar de ser quienes somos, que reacionemos a tiempo de darnos cuenta de que no estamos en venta.

    Miguel, una lectora de Malena tenía este icono y empecé a indagar. El resto… wikipedia, google… Hoy día ser erudito es poner lo de la página 35 (y sucesivas)del Google como si fuera la primera. Mucho timo de la estampita, es lo que hay.

    Sap, sabía que te gustaría lo decadente. Por cierto el blog que enlazas es una feunte inagotabel de ganas de escribir.

    Saludos desde Granada diluvial.

    AG

  5. Estupendo trabajo. Cobocía algunas interesantes pinturas de Gerda y muy poco sobre su vida tan poco convencional. He disfrutado mucho, Alberto.
    Un petó!!!

  6. Magníficas las pinturas de Gerda. Desconocía a esta pareja pero tanto su arte como los avatares de su vida, especialmente los de Lili, son de admirar. Todos somos travestidos del vivir.
    Excelente entrada, Alberto, muy trabajada e interesante.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: