6 comentarios

…aparta de mí este cáliz


Estamos en los últimos días de una atípica campaña electoral: las encuestas dejan escasas dudas, aunque son sólo encuestas; los roles de ganador y perdedor parecen ya asignados desde hace  meses; la euforia y el pesimismo, en según qué bando, son indisimulables…

Queda claro que para mí se avecinan tiempos de silencio, aunque ya llevo muchos meses callado, tan callado que alguien ha llegado a preguntarme si estoy cayendo en la abierta desafección…

Goya: “Duelo a garrotazos”

Todo eso me ha hecho traer a los “cuaversos” de este miércoles un poema de de César Vallejo. Sé que unas elecciones generales, a pesar de la virulencia verbal, no tienen nada que ver con una guerra civil, como la que hizo brotar el poema del peruano, pero veo tanta amenaza en el futuro, tanto nubarrón negro en el horizonte, tanto  tiempo de humillación y silencio para mí, que no he podido evitar la asociación, aunque no me gusta el “guerracivilismo” como práctica política.

César Vallejo en 1929

¡CUÍDATE, ESPAÑA…!

¡Cuídate España de tu propia España

¡Cuídate de la hoz sin el martillo,

cuídate del martillo sin la hoz!

¡Cuídate de la víctima a pesar suyo,

del verdugo a pesar suyo

y del indiferente a pesar suyo!

¡Cuídate del que, antes de que cante el gallo,

negárate tres veces,

y del que te negó, después, tres veces!

¡Cuídate de las calaveras sin las tibias,

y de las tibias sin las calaveras!

¡Cuídate de los nuevos poderosos!

¡Cuídate del que come tus cadáveres,

del que devora muertos a tus vivos!

¡Cuídate del leal ciento por ciento!

¡Cuídate del cielo más acá del aire

y cuídate del aire más allá del cielo!

¡Cuídate de los que te aman!

¡Cuídate de tus héroes!

¡Cuídate de tus muertos!

¡Cuídate de la República!

¡Cuídate del futuro!…

César Vallejo, “España, aparta de mí este cáliz”, (1937)

Al menos, este poema 14 de este mínimo poemario es toda una prescripción a tener en cuenta.

Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “…aparta de mí este cáliz

  1. Pues vamos a salir de la unidad de cuidados intensivos, apuremos el cáliz y a votar el domingo. Seremos leales al 90% para que nadie tenga que cuidarse de nosotros. Ánimo , que ya le hamos dado la vuelta a los 26 y de eso si vamos a tener que cuidarnos.

    Abrazos

    • Miguel, en mi caso no es sólo votar: es que voy de interventor, con mi escapulario colgado. Le temo a las 20:00 h, cuando la SER dé la prospección de resultados y empecemosel recuento: cuatro votos populares por cada voto socialista. Es cuando me empiezaa sudar la espalda. Después, al hotel a tomar añgo (un día entero casi sin comer) y a ver en una pantalla lo que va dando Interior. Las caras preocupadas, las lágrimas de algunas compañeras, el desliento…
      Est parece inapelable y yo estoy con un bajón increíble. Todo lo ue se ha ehcho, lo desmontarán en cuatro días.

  2. En las últimas elecciones, voté con ese poema. éstas, éstas daban ganas de no votar, pero ya está mi voto de camino.

  3. Yo tampoco votaría pero lo haré, claro y con más ganas que nunca. Nos esperan cuatro años de resistencia pura.
    A galopar, Alberto!
    Un petó!

  4. Glòria, tengo pocas ganas de galopar. Estoy tocado desde hace meses, viendo la que nos va a caer. Tenemos la derecha más peligrosa de Europa, una dereecha donde se confunden desde la extrema derecha y el franuismo hasta la iglesia, el empresariado, la derecha sociológica y la costumbrista, la económica y la conferencia episcopal. ¿Qué se puede esperar de gente así?

    Tiempo de desolación.

    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: