11 comentarios

La canción de los viejos amantes


Si oímos mencionar a Jacques Brel, es muy probable que los asociemos a su inolvidable “No me dejes” (Ne me quitte pas), una de las mejores canciones ligeras de amor, en palabras de Luis Eduardo Aute. Sucede que nuestra capacidad de asociar ideas se conforma con lo más inmediato, pero no es capaz de entrar en análisis más complejos y así nunca asociaríamos al cantante belga a otras canciones suyas de indudable calidad, tales como “La Fanette”, “Les bonbons”, “Le plat pays” u otros títulos de su amplio repertorio.

La canción de hoy, “La chanson des vieux amants”, habla de la vida misma, tan llena de contrastes, de iras y acercamientos, de momentos buenos y malos en el amor, ya que trata de la biografía común de esa pareja de amantes durante veinte años, en que ha pasado de todo. Melodía y texto, perfectamente ajustados, hacen de esta canción una pequeña obra maestra: os la traigo para esta fría mañana de domingo.

La traducción se debe a los contertulios de la madrileña Plaza de la Paja, que en su blog han hecho todo un derroche de chanson, aportando las mejores piezas de dicha tendencia y la traducción de las mismas (José Carlos, da las gracias de nuestra parte a los traductores).

LA CHANSON DES VIEUX AMANTS

Bien sûr, nous eûmes des orages

Vingt ans d’amour, c’est l’amour fol

Mille fois tu pris ton bagage

Mille fois je pris mon envol

Et chaque meuble se souvient

Dans cette chambre sans berceau

Des éclats des vieilles tempêtes

Plus rien ne ressemblait à rien

Tu avais perdu le goût de l’eau

Et moi celui de la conquête.

Mais mon amour

Mon doux mon tendre mon merveilleux amour

De l’aube claire jusqu’à la fin du jour

Je t’aime encore, tu sais, je t’aime.

Moi, je sais tous tes sortilèges

Tu sais tous mes envoûtements

Tu m’as gardé de pièges en pièges

Je t’ai perdue de temps en temps

Bien sûr tu pris quelques amants

Il fallait bien passer le temps

Il faut bien que le corps exulte

Finalement, finalement,

Il nous fallut bien du talent

Pour être vieux sans être adultes.

Et plus le temps nous fait cortège

Et plus le temps nous fait tourment

Mais n’est-ce pas le pire piège

Que vivre en paix pour des amants

Bien sûr tu pleures un peu moins tôt

Je me déchire un peu plus tard

Nous protégeons moins nos mystères

On laisse moins faire le hasard

On se méfie du fil de l’eau

Mais c’est toujours la tendre guerre.

Imagen tomada del blog de wordpress.com aucoeurdelarue

Por supuesto tuvimos tormentas

Veinte años de amor es el amor loco

Mil veces cogiste tu equipaje

Mil veces yo levanté el vuelo

Y cada mueble se acuerda

En esta habitación sin cuna

De los estallidos de las viejas tempestades

Ya nada se parecía a nada

Tu habías perdido el gusto del agua

Y yo el de la conquista.

Pero mi amor

Mi dulce, mi tierno, mi maravilloso amor

Desde el alba clara hasta el final del día

Yo te amo aún, sabes, yo te amo.

Yo sé todos tus sortilegios

Tú sabes todos mis hechizos

Tú me has conservado de trampa en trampa

Yo te he perdido de vez en cuando

Por supuesto tuviste algunos amantes

Era necesario pasar el tiempo

Es preciso que el cuerpo exulte

Y finalmente, finalmente,

Fue necesario bastante talento

Para ser viejos sin ser adultos.

Pero mi amor

Mi dulce, mi tierno, mi maravilloso amor

Desde el alba clara hasta el final del día

Yo te amo aún, sabes, yo te amo.

 

 

Y cuanto más el tiempo nos hace cortejo

Tanto más nos atormenta

Pero no hay trampa peor

Que vivir en paz para unos amantes

Por supuesto tú lloras un poco menos pronto

Yo me desgarro un poco más tarde

Protegemos menos nuestros misterios

Dejamos hacer menos al azar

Desconfiamos de la corriente

Pero es siempre la tierna guerra.

Pero mi amor

Mi dulce, mi tierno, mi maravilloso amor

Desde el alba clara hasta el final del día

Yo te amo aún, sabes, yo te amo.

 

Buen domingo para todas y todos. Interiorizad este pellizco en el alma que siempre dan la música y la palabra de Jacques Brel.

Alberto Granados

11 comentarios el “La canción de los viejos amantes

  1. Es una pérdida como lo son otras, pero no fui educado en la canción francesa como tampoco en la ópera o en el flamenco. No soy especialmente afrancesado en estas evidencias del talento del país del vecino. Sí lo soy en su cine, en sus gloriosos sesenta y setenta, no más lejos. En su gloriosa también literatura, sin fechas que la acoten. Ayer, en una taberna cordobesa, me preguntaba tu buen amigo Miguel si era yo amigo de lo francés, en música. Le conté esto, más o menos, bien contentos de lúpulos y boquerones. Hoy, oh la casualidad, oh el gran azar de las grandes cosas, sales tú con lo mismo. Deberías haber venido ayer, en fin, y estar allí. Habrá días.

    • Echo de menos aquellos tiempos en que las emisoras de radio ponían música de todas las latitudes: Francia, Italia, Portugal, así como el pop británico y el americano, pasando por la canción folklórica latinoamericana. Ahora es música anglosajona (hay buena, pero predomina la mala), o española (mala como para llorar). Yo me he hecho una recopilación con algo más de 1500 canciones y esa es mi parcela musical. Aznavour, Leo Ferré, Edith Piaff, Brassens, Dalida, Mreille Mathieu, Johnny Halliday, Silvie Vartan… fueron mis ídolos junto a los itlaianos, los Beatles, Rolling Stone…
      Y la pérdida real, como tú la llamas, es que no te gunsten ni la ópera ni el flamenco.

      AG

  2. Mi querido Alberto:

    En mis cálculos matemáticos, será difícil que yo llegue a esos veinte años. Considerando, sobre todo, que aún no he re-comenzado.
    Frecuento a parejas de amigos que han llegado y sobrepasado esas dos décadas. Les veo funcionando como una curiosa maquinaria a la que pocas cosas le pueden sorprender. No obstante, estoy segura, que cualquiera de ellos haría suya la canción de Brel.
    Anoto, por último, un par de versos que me parecen de una deliciosa delicadeza, hablando de soledad:

    “Y cada mueble se acuerda
    En esta habitación sin cuna…”

    Me ha gustado tu post dominical.

    Bexos. (Y vete a la taberna…)

  3. Preciosa canción, Alberto:

    “Y finalmente, finalmente,

    Fue necesario bastante talento

    Para ser viejos sin ser adultos”.

    No se puede decir con mayor belleza…

    Feliz domingo.

  4. Estimado Alberto:
    Le daré las gracias a Pepe de tu parte que fue el recopilador y traductor en esa sesión tertuliana. Llevábamos en un Ipod las canciones francesas y esa mañana las chicas de Delic pusieron sólo nuestra música. Intercalamos otra canción melódica entre cada una de las canciones francesas. Escuchamos una francesa y, cuando terminaba, un contertulio hablaba sobre ella mientras sonabla la canción melódica; después escuchábamos la siguiente y al finalizar, otro contertulio reflexionaba sobre ella elevando el tono por encima de la melódica. Asi sucesivamente. Fue muy instructivo, aunque también nos pudo la nostalgia.
    Si te pasas un día por Madrid recuerda que estamos los jueves a las 11:30 en Delic, en la plaza de la paja.
    Gracias por traernos a tu blog.

  5. Debo de tener este disco lastimosamente erosionado. Cada una de sus canciones me supone un momento emocionalmente histórico, de la historia callada que sólo se escribe con metaforas para que guarde parte de su misterio. La Fanette me parece muy triste, la de los amantes fue recreada posteriormente por Serrat y yo sigo bailando al ritmo de un vals que tiene veinte años como yo y se pierde en lo infinito sin envejecer nunca.
    Bravo Alberto!!!
    Una abraçada!

  6. Oh the pathos and the passion of lovers. The storms at sea with crashing waves upon the beach. The lighthouse standing stoically, sending out its beacon of light. How beautiful the words and melody. Thank you for sharing a bit of Jacques Brel with us. My world is expanding because of your words.

    xxx

  7. Alejandra y Marisa: yo encuentro otro pasaje magnífico.
    Donde dice:

    Moi, je sais tous tes sortilèges
    Tu sais tous mes envoûtements…

    que yo traduciría más apasionadamente como:

    Yo me sé todos tus sortilegios
    Tú te sabes todas mis triquiñuelas…

    Miles de veces me he preguntado si es bueno o malo llevar 35 años con la misma persona, como es mi caso. Mi mujer y yo casi opodríamos ser los de la canción. Sinceramente, me merece la pena, aunque de cuando en cuando hay tormentas, como en todas las casas.

    José Carlos, te repito mi agradecimiento, a quien le corresponda. Ingeniosa (y urgente) manera de comentar una canción. Os dejé un enlace de mi post sobre AMM por si lo necesitabais.

    Glória, yo también tengo el vinilo machacado. El mismo cuya portada he pusto arriba. Por cierto, no conozco que Serrat haya versionado esta canción… Y es cierto: cada canción ha modelado un poquito una porción de nosotros mismos. Un petó.

    RDG: Thanks a lot for your friendly words. I’m impatient for reading your Martin Vivaldi’s poem translation tonight. Maybe sooner because of the time diference (I supose you live in USA)
    Regardas,

    Saludos,

    AG

  8. […] NOTA: Si tenéis afición, podéis darle un vistazo a otra de sus canciones que ya puse otro sábado, hace prácticamente un año: en este enlace. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: