48 comentarios

Mujeres leyendo


Hace un par de meses, pensando en que se aproximaba el Día de la Lectura en Andalucía, decidí celebrar tal evento con una galería pictórica y elegí un tema muy repetido: la mujer y la lectura. Es fácil escribir en Google “mujeres leyendo” y darle a Imágenes. Se obtienen miles de resultados en milisegundos.

Eso hice y empecé a reunir los cuadros de todas las épocas que me iban gustando. Es una tarea inabarcable, así que decidí poner punto final al llegar a lo que hoy os traigo aquí. Reconozco que no soy el único, pues aparecen montones de blogs que ya han hecho algo parecido, pero esta selección es “la mía”.

"Mujer leyendo en un interior", de Ricardo Lopez Cabrera (Museo de Bellas Artes de Granada, 1898).

“Mujer leyendo en un interior”, de Ricardo Lopez Cabrera (Museo de Bellas Artes de Granada, 1898).

ALEXANDR DEINEKA, “Muchacha con un libro”

ALEXEJ HARLAMOFF, “Las actividades literarias de una damisela”

ALLAN R, BANKS, “Leyendo en una tarde soleada”

ANTOINE WIERTZ, “La lectora de novelas”, 1853

ARTHUR HUGHES, “El equipo de pesca completo”, 1884

BERTHE MORISOT, “La lectura”

CHARLES COURTNEY CURRAN, “Chica leyendo”, 1892

CHARLES PERUGINI, “In the orangery”

CLAUDE MONET, “En el prado”

DELFIN ENJOLRAS, “Mujer leyendo junto a una ventana”

EDWARD HOPPER, “Habitación de hotel”, 1931

EDWARD JOHN POINTER, “En un  jardín”, 1891

EDWARD KILLINGWORTH JOHNSON, “Tomando café y leyendo en el jardín”

EDWIN HARRIS, “Una lectura tranquila”

ERASMUS ENGERT, “Jardín doméstico vienés”

FELIX MILIUS, “Un atardecer”

FERNANDO BOTERO, “Mujer leyendo”

FRAGONARD, “La lectora”

FRANK BENSON, “La lectora”, 1910

El año pasado, al llegar este día, hice mi particular manifiesto por la lectura. Se llamaba “Dejarte abrazar” y apareció publicado en Pliegos de Alborán, la separata cultural de la revista El Faro de Motril, donde suelo colaborar. El texto es este:

Leer es dejarse abrazar, mecer, acariciar, engañar, seducir… por algo tan dudoso, contradictorio y desleal como un libro, un objeto extraño incrustado en los entresijos de nuestro espíritu, algo ajenamente nuestro, que nos elige como un predador selecciona a su presa.

Tú, lector, puedes llegar a pensar que eres quien elige un libro. ¡Torpe ingenuidad! Es su extraña irrealidad (la campaña previa de publicidad, la reseña leída en un periódico, la recomendación de alguien de tu entorno, la posición en el expositor de la librería, el impacto visual de su portada…) quien te  selecciona a ti con un fatal determinismo para el que no tienes defensa alguna, pues llegado el libro a tus manos, lector, caerás en el impulso atávico de sentarte en torno a una hoguera imaginaria, para escuchar lo que te dice el chamán, que te desgrana, palabra a palabra, un universo que sin ser el tuyo, pasa irremisiblemente a ser tu propia entidad, tu ser más profundo, repitiendo una liturgia mil veces vista: la de dejarte seducir por lo que ese libro-chamán quiera proponerte, sea buscar por los siete mares a un obsesivo monstruo llamado Mobby Dick, perpetrar una venganza largamente meditada desde la prisión injusta de la isla de If, sentir la zozobra espiritual de una Ana Ozores o una Emma Bovary, dividida entre mil impulsos antagónicos, comprobar en Macondo que las estirpes condenadas a cien años de soledad no tendrán otra oportunidad sobre la tierra, o seguir la atormentada biografía del jorobado Orsini, cristalizada en las pavorosas estatuas, llenas de una convulsa belleza, con que llenó su misterioso jardín.

Y es que el libro, como una tentación, está lleno de formas seductoras; como una cortesana experta, está lleno de promesas; como una criatura mítica, te propone perderte en un laberinto de emociones; como un simple objeto doméstico, que te rodea a diario, apenas perceptible, te llena de pequeños placeres caseros, en cuyas redes caerás inexorablemente.

Libros: objetos que te liberan al tiempo que te hacen su presa, que te eligen en el momento en que los eliges, que te hacen suyo en el mismo momento en que decides adquirirlos, que te enredan en su trama y que te obligan a abrazar causas, en muchas ocasiones perdidas, absurdas, ajenas, inexplicables… Que juegan contigo tan caprichosamente como los antiguos dioses jugaban con sus criaturas.

Y tú, lector, ingenuo e inerme, sólo puedes doblegarte, aceptar tu irremediable destino de gozosa víctima; rendirte a tu libro, a la peripecia de sus personajes, a las pasiones que los azotan al mismo tiempo que a ti, incauto lector, que te adentraste cándidamente en sus páginas; someterte a los ritmos, cadencias y tempos de su posesiva música, una música a cuyo son, bailarás, como una diabólica marioneta, lo que el libro determine; aceptar que cuando terminas su lectura, las situaciones, conflictos y personajes se han metido de manera inexorable en tu alma, de la que ya serán indisolubles; que cuando lo devuelves a la balda de tu estantería, cuando abandonas a esos personajes, algo se rompe en tu universo interior, pues es una dolorosa despedida, si no una traumática separación en toda regla, aunque abierta a eventuales reencuentros, a relecturas…

De este modo, el libro, finalmente, te poseerá, lector, y no tendrás más remedio que dejarte abrazar por la fatalidad del destino, extrañamente decidido por ese objeto que tú pusiste, ingenuo, entre tus manos.

 

FRANZ VON DEFREGGER, “Mujer leyendo una carta”

FREDERICK DANIEL HARDY, “Leyendo junto al fuego”

HANS HEYERDAHL, “En la ventana”, 1881

ISADORE WEINER,  “Muchacha leyendo”, 1938

JAMES JEBUSA SHANNON, “Cuentos de la selva”,  1895

JAMES SANT, “Cuentos de hadas”

JAMES TISSOT, “El escondite”, 1877

JAMES TISSOT, “Kathleen Newton en un sillón”

JEAN JACQUES HENNER, “La lectora” (1)

JEAN JACQUES HENNER, “La lectora” (2) ,1880

LEE KAULA, “La madre lectora”

LUDOVICO MARCHETTI, “Un buen libro”

MARY STEVENSON CASSATT, “Lydia leyendo en el jardín”

MATISSE, “Mujer Leyendo”

MONET, “Una mujer leyendo”, 1872

PAUL GUSTAV FISCHER, “Leyendo en la terraza”

RICHARD JACK, “La manzana”, 1901

ROBERT JAMES GORDON, “Mujer leyendo”

SUSAN RICKER KNOX, “Leyendo en el jardín”

TAMARA DE LEMPICKA, “Mujer leyendo”

TAVIK FRANTIŠEK ŠIMON, “Vilma leyendo un libro”

THEODORE ROUSSEL, “La muchacha leyendo”, 1868

WILLIAM PAXTON, “El periódico de la mañana”

Y en esta galería, no podía faltar mi misteriosa dama contemplativa, cuya historia se está decantando y que pronto aparecerá por aquí:

Ahora que se cierran bibliotecas y se desaloja a los lectores, ahora que vienen tiempos de recortes, os deseo, más que nunca, una feliz lectura.

Alberto Granados

Descarga desde Amazon la versión kindle de mi libro en este enlace:

Portada Cabos sueltos al 45 x 100

Anuncios

48 comentarios el “Mujeres leyendo

  1. Delioso conjunto de cuadros sobre la lectura y también delioso artículo sobre el mismo tema, que ya conocía del año pasado, pero nunca está mal volver a leerlo. Todo mi agradecimiento a Alberto Granados por esta media hora de disfrute inolvidable. Un abrazo.-F. Gil Craviotto

  2. Esta entrada me parece sencillamente maravillosa. Te has tomado un trabajo enorme en seleccionar y mostrar estos cuadros de mujeres leyendo de gran belleza. Parecía que no habíamos leído nunca. Tal vez el pintor puso un libro en manos de su musa y no expresara una situación real. Qué duda más terrible me ha asaltado en el último momento. Es que pienso en el analfabetismo tan extendido en la larga historia de la humanidad que incluía a personajes relevantes. En cualquier caso más importante es aún el texto en el que expresas lo que supone leer para todos nosotros. Una vez más, enhorabuena por tu blog, Alberto.

  3. Celebro que te guste y agradezco tu presencia., tu comentario y tus elogios. Si te fijas, salvando un par de cuadros, todos reflejan un alto nivel sociocultural, donde la mujer sabe leer, aunque no sea más que por una simple educación estética y clasista. En dos ocasiones, la lectora es una mujer evidentemente de clases populares; cuatro leen absolutamente desnudas, mientras las demás leen lujosamente arregladas o en plan casero; casi todas leen libros, en tanto que el periódico o una carta sólo apaecen en una ocasión cada opción. El jardín, patio o terrraza profusmente floreados predominan, aunque también hay lectoras de interior, e incluso recostadas en sillones, camas, sofás… Hay niños en dos o tres casos…
    Toda una gama de lectoras, como para hacer una prospectiva de los hábitos lectores.
    El siglo que viene, todas leerán en un tablet o en un ebook… srán cuadros pixelados y perdominara la pintura electrónica.

    Saludos granaínos,

    AG

    • A pesar de mis comentarios, he visto que se me habían escapado un montón de detalles. Mi admiración a tu trabajo, de nuevo. Y ahora lo tengo que revisar. :-))))

  4. Me falta leer la parte del texto que corresponde a Cuadernos de Alborán y que dejo para mañana.He disfrutado mucho de la colección y hay un cuadro especial para mi. Espero que pronto sepas el por qué.
    Un petó!

  5. AG ~ What a beautiful gallery of women reading. I, too, have a number of similar posts at Lola’s Loves (all of course featuring nudes as is my predilection )

    I especially enjoyed reading your previous ‘manifesto’ – we are the victims of our choices – books choose us, yes ?? Reading allows us to escape into other realms, other worlds, different points of view, travel time and place. What a blessing it is to be able to read and to have access to libraries and book stores.

    Now if only we could spread our wealth of words and create a world where there is no illiteracy.

    “A book must be the ax for the frozen sea within us.”
    ~ Franz Kafka

    xxx

    • I know (and like) your Lola’s loves, as yoy probably know.
      Have you actually understood my “Dejarse abarazar” manifesto? So you have a really high level of Spanish.
      Kafka’s quatation is a delicious truth.

      Regards,

      AG

  6. Perdona que a la cuestión acceda por esta pinacoteca (ciertamente interesante), pero ¿dónde tienes la entrada relativa a “Bomarzo” que me dice Albertiyele?
    Gracias y saludos hispalenses.
    🙂

  7. Alberto:
    Es muy bello su blog. El libro, tal como lo describe, es todo eso y mucho màs……
    seres entrañables, que vienen de otro ser. Queribles y acariciables….Gracias por sus metáforas.
    Tomé de su blog la imagen de ALEXANDR DEINEKA, “Muchacha con un libro, para acompañar un ejercicio p0ético ( apto para todo público) que he denominado “poebreves”. Lo puede leer en mi ecléctica paginita http://www.facebook.com/gloria.bratschi
    Muchas gracias !!!
    Un cordial saludo desde Mendoza, Argentina

  8. Querida Gloria, bienvenida a mi blog. Espero que te sientas como en tu casa y lo enriquezcas con cuantos matices, comentarios y observaciones estimes convenientes.
    Me permito recomendarte los relatos. Son los que me dan más satisfacción, aunque no puedo ser objetivo.
    Un saludo desde Granada, España,

    AG

    • Muchas gracias Alberto p0r responder a mi mensaje. Me estoy nutriendo de buenos blogs, literatura en toda forma y tamaño, en fin, he regresado – con más profundidad y frecuencia- a mi primer amor: escribir. Leerte y leer a mis amigos escritores, es un hiper estímulo.
      Iré dejando otras actividades ( docentes, investigación, etc…) y retomaré este vuelo.
      Tus publicaciones y la calidad de todos los contenidos son parte de esta nueva dimensión en mi vida.
      Te invito a visitar mi blog ( que es parte de mis trabajos de ayuda humanitaria) bratschienprevencion.blogspot.com
      Un cordial saludo desde Mendoza, Argentina
      Gloria

  9. Felicitaciones. En lo personal, me ha usted transportado a más de cien años atrás.
    Y mis respetos por su ardua tarea de recopilar extas exquisitas pinturas. Y he to-
    mado la foto de Felix Milius, “Un atardecer”, para el ensayo de la Dra. Ana Evelyn
    Mazariegos -un ensayo especial sobre la importancia de lalectura-,para la revista de la Asociación de Médicos Escritores de Guatemala, con los créditos para su blog y para el autor de la pintura. Dicha revista se publicará en el mes de junio o julio. Por cierto, me pasé más de un hora gozando las pinturas. Es que lo sustraen a uno. Mi nombre es Otto Wilhelm, escritor y Licenciado en Letras. Gracias por brindar-
    nos estas pinturas y transportarnos al pasado. Saludos.

    • Sr. Wilhelm, bienvenido a este blog. Siéntase como en casa y enriquezca los contenidos con sus opiniones y su presencia.
      Me permito recomendarle los relatos. Aunque llevo mucho tiempo muy perezoso, he escrito algunos que no están mal.
      Un cordialísimo saludo desde Granada (España),

      AG

  10. Preciosa introducción a la lectura, sugerente y muy atractiva. Me siento un como un alma gemela a tus sentimientos

  11. Desde el siglo XV en la península ibérica, debido a la influencia de Isabel la CAtólica, se desarrollan en su corte las mujeres sabias. Las mujeres empiezan a ser representadas leyendo, en las tumbas, los frisos de las iglesias, las pinturas, etc.

    • Carmen Alicia Morales: No lo sabía y nunca pude pensar que precisamente una reina de las monarquías autoritarias diera pie a una corriente humanística (siempre pensé que más bien la había intentado frenar).
      Te agradezco el dato y quedas invitada a este blog.

      Un abrazo,

      AG

      • Gracias Alberto Granados. Incluso, en la tumba de Isabel de Portugal, la madre de Isabel la Católica, tumba que ella personalmente supervisó y probablemente la más cuidada, independientemente de la de su hijo el príncipe Juan; su madre se encuentra representada con un libro entre las manos. Existe el cultuvo de imaginería en tumbas, altares (santas) y mujeres de la corte etc. con libros en las manos. Acabo de retratar una pintura flamenca de fines del siglo XV en el Museo de Arte de Buenos Aires “El alumbramiento de Santa Ana” y entre todo el conjunto de mujeres nobles, sirvientas, etc. se encuentra un libro sobre una mesa de noche. Precisamente estos son los detalles que busco pero en el siglo XV. Saludos, Carmen Alicia

      • Eruditos datos que desconocía y que te agradezco, Cartmen.
        Un saludo,

        AG

  12. Alberto, van unas flores virtuales para agradecer tu blog. Observo que abundan los cuadros de una estética entre victoriana e impresionista. Verás, ando buscando un a portada para un libro, una mujer leyendo, pero me gustaría de estética más actual, tal vez menos figurativa, expresionista, por ahí. Si puedes ayudarme te lo agradecería mucho. Saludos atlánticos.

    • Miguel, en primer lugar, mi más cordial bienvenida a este langiideciente blog, en el que he dejado muchas horas, pero que ha dejado de ser motivador para mí.

      Dicho esto, te digo que una cosa es buscar y amontonar y otra muy diferente es teorizar sobre el arte, materia en el que sopy un mero degustador..
      Te recomiendo que busces en los enlaces de mi popio blog, donde hay una categoría de Arte. Hay un blog de una brasileña, Celi Mendonça, que incluye las más extensas galerías de obras de toda temática y estética.
      Me ayuudó en una ocasión y es muy gentil.

      Un saludo,

      AG

  13. Gracias, es maravillosa esta selección que has hecho, un lujo ver tanta belleza y sensibilidad, y imaginado el tiempo que te habrá llevado. Algunas amigas como yo, (que ya tenemos cierta edad) me preguntan si es interesante internet: pues bien aunque sólo fuera por éste rato tan delicioso, Ya les digo que SIi!!!!!
    Creo que voy a ser fan tuya…..

  14. Preciosa selección que acabo de descubrir siguiendo tu enlace en el blog de Hesperetusa. Gracias.

  15. Me encanta la selección!! Y me encantaría consultarte algo: preparo un recital poético con un grupo de mujeres con motivo de la semana de la poesía de Barcelona el próximo mayo del 2015. Me pregunto si podría utilizar algunas de estas imágenes en el recital, a modo de telón de fondo. El recital es gratuito y sin ánimo alguno de lucro, pero no se bien como funciona el tema de los derechos, y si puedo usar imagenes encontradas por google, como las que tu recojes: exquisitas e ideales para lo que preparamos.
    Podrías aconsejarme, guiarme, decirme como hago para no caer en inconveniencias? Gracias y enhorabuena por tan excelsa entrada… Vitaminas para este alma lectora!

  16. Después de leer y ver el artículo tan bonito,solo me queda darle las gracias.Sencillamente preciosos todos y cada uno de los cuadros,casi todos conocidos.Que buena documentación!!!
    Yo estaba buscando uno que he visto el martes pasado en el Museo de Bellas Artes de Granada,de una mujer leyendo o eso creo recordar.No me fijé de qué pintor era,pero me encantó,estaba junto a una ventana y no se permite hacer fotos.
    Tendré que volver a Granada…
    Saludos .
    C.C.

  17. Ya he encontrado el cuadro que vi en Granada,es “Mujer leyendo en un interior” y es de Ricardo Lopez Cabrera.Es precioso.Que pena no poder adjuntarlo!!!
    Gracias ,este blog me ha gustado.
    El artículo sobre el último libro de Muñoz Molina muy interesante.De los libros anteriores,solo me ha gustado “La noche de los tiempos”,será que no le entiendo,”Invierno en Lisboa” no me aburrió bastante .
    Como menciona a Philip Roth le diré que de las que he leído de él ,me gustó mucho “Pastoral Americana”.Me alegró que le dieran el Príncipe de Asturias.
    Saludos.
    C.C.

    • Consuelo, le agradezco los elogios y la precisión sobre el cuadro que vio en el Museo. Subo mucho por ese Museo, pero no recordaba el cuadro. Tal vez esté en la misma sala que uno que me gusta mucho y sobre el que escribí un cuento, el primero que publiqué, en un volumen colectivo de cuentos relacionado con el crimen.

      He hecho una cosa: lo he añadido: ahora es el primer cuadro del post y se lo dedico con mi afecto.

      Un abrazo y siéntase en este blog como en su casa.

      AG

  18. Me ha encantado esta entrada, Alberto. He tomado alguna foto y enlazado allí tu blog.
    http://elaprendizdecolores.blogspot.com.es/
    Muchas gracias

  19. Es maravilloso poder retomar la lectura de su blog . Felicidade !Alberto., Le aplaudo de píe.

  20. Quizás, aunque ya has hecho la selección, te interesa conocer mi serie de pinturas de mujeres leyendo.
    Saludos

    Saludos

    • Imperdonablemente, me ha pasado desapercibido esta valiosa colaboración. Lo siento. Suelo ser muy considerado con quienes tienen la gentileza de pasar por aquí. Tal vez su comentario ha coincidido con los viajes de mis repatriados hijos para la navidad y eso ha hecho que no le conteste. Mis disculpas.

      Un saludo

  21. Sr. Alberto Granados, me he dejado abrazar y elegir por este artículo que expresa todo mi sentir, desde niña, por la lectura. Ya tengo setenta años y me siento orgullosa de tener siempre un libro a mi lado. Me siento identificada con el aura de intimidad de esas preciosas pinturas que usted ha seleccionado con tanto buen gusto. Hasta los comentarios son tan pertinentes que apenas me atrevo a dejar el mío. Sin embargo no podía dejar de decirle sencillamente gracias! por este homenaje a la belleza. Con sincera admiración, Beatriz.

    • Sra. Lejarza, muy agradecido por ese dejarse abrazar del que hablo en esta entrada. Yo le debo mi pasión lectora a una maestra de la escuela primaria pública, que en los sesenta me fue prestando los libros de su biblioteca personal. Con quince años yo había leído los clásicos del Siglo de Oro, lo “tolerado para menores” del Realismo y mucha poesía. Nunca viviré lo suficiente para agradecerle el inmenso regalo que me hizo.
      Celebro que le guste el material de este blog. Permítame recomendarle los relatos, sin ser de premio, reciben buenas críticas y yo me entretengo mucho escribiéndolos. Pretendo que sean muy directos y cercanos, como es la vida de quienes viven a nuestro lado.

      Un cordial saludo desde Granada,

      AG

  22. Sr. Granados, muy amable. Aprecio su respuesta y la mención a su maestra de escuela primaria, me recordó mi propio interés por trasmitir a mis alumnos el amor a la lectura. Sin duda buscaré sus relatos. Lo saludo cordialmente desde Mendoza, Argentina.

    • Una agradable coincidencia: yo he sido maestro durante 40 años. Creo que aún lo soy y lo seré hasta el último aliento. Me sorprendo cuando encuentro en alguna publicación o en internet un material que podría usar para mis alumnos. Me tengo que recordar que ya no estoy en el tajo, que ya soy un jubilado jubiloso por haber cumplido.

      Un saludo,

      AG

      • Hola! a propósito de tanto agradecimiento y recuerdo de nuestros profesores,dejo el enlace de una página de una profesora catalana ,que nos anima a dejar unas letras con nuestro testimonio. http://www.moltesgraciesmestres.org/es

        Yo ya lo hice.Además es muy bonito porque se puede buscar por provincias ,pueblos ,colegios etc..y no siempre somos los mayores los que mas nos animamos a escribir.      Somos muchos los que nos acordamos de la influencia de aquellos buenos profesionales .Miles de universitarios  de toda España debemos nuestras carreras  al interés y empuje que recibimos de nuestros padres ,que influidos por lo que veían los maestros en nosotros,en aquellos tiempos difíciles de la postguerra ,no dudaron en que lo que había que hacer era salir del pueblo a estudiar.Y desde luego fueron  los maestros,los que vieron que aquellos inquietudes tendrían un final feliz.Yo me he encontrado muchas veces con mujeres mas jóvenes que yo,que me dijeron aquello de “Qué suerte haber estudiado,en mis tiempos no se llevaba”y yo muchas veces les he dicho”no, si yo soy mayor que tú,pero yo quería estudiar,era lo que más me preocupaba desde muy pequeña,yo quería ser lista e independiente”.      Mis  dos hermanos y yo salimos  del pueblo en el 58 (eso suponía un pastón y mucho sacrificio de mis padres). Primero estuvimos  internos durante los últimos cursos de Bachiller.En mi curso del colegio de la Enseñanza de Tudela , Navarra,todas las internas  fuimos universitarias .Las profesoras fueron decisivas y fundamentales ,ellas también tenían carrera y nos dieron muy buen ejemplo.  Curiosamente en mi curso de Medicina,éramos más las que proveníamos de pueblos que las de la ciudad,que debían pensar que lo mejor era  casarse bien.     Años después,cuando las fábricas iban tan bien y pagaban buenos sueldos,los chicos de pueblo .dejaron de tener interés por las letras,para muchos con pocas inquietudes y mucha vagancia,primaba el dinero fácil de un trabajo desde joven,para qué esforzarse?   Luego vinieron  las crisis , la del 82 primero y todo fueron lamentaciones,pero tampoco se aprendió.y seguían pensando en el dinero.A los que teníamos carrera ,nos decían que teníamos mucha suerte,y yo siempre les decía”aún estáis a tiempo de estudiar”.      Luego subieron y subieron las facturas de todos los gremios y todos querían ganar como los fontaneros.sobretodo ganar mucho dinero….Y así estamos donde estamos,creyendo que los estudios han de servir para ganar dinero,no para ser mas cultos y  felices .      Lo que yo agradecí a mi mejor profesora  fué  que me enseñase a pensar  y es lo mismo que he querido inculcar yo a mis tres hijos.

        Saludos . C.C

         http://www.moltesgraciesmestres.org/es

  23. […] espíritu, algo ajenamente nuestro, que nos elige como un predador selecciona a su presa.” (Granados, Alberto) Finalmente, tal como afirma Granados, leer es dejarse seducir, acción que está totalmente […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: