2 comentarios

Imágenes de Granada. 16. Los baños árabes de la Mezquita de la Alhambra


El conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife no se limita a los palacios y torres nazaríes, ni a los bosques llenos de magia, ni a los jardines y acequias. También incluye pequeñas sorpresas como los baños de la Mezquita, una construcción que casi podría pasar desapercibida ya que la visita a la Alhambra propiamente dicha suele producir en el turista algo parecido al síndrome de Stendhal: tal borrachera de belleza y arte que deja a nuestros sentidos insensibles por mera saturación. De esta forma, el turista se va sin visitar esta maravilla de hammám que Gallego Burín describe así en su mítica guía:

“Baño árabe.

Dice Ibn al-Jatib que Muhammad III (1302- 1309) construyó un baño, en cuya construcción gastó la «yizya» o impuesto que cobraba de los cristianos inmediatos a sus dominios, permitiéndoles, mediante tal pago, la siembra de sus tierras. Este baño, situado junto a la Mezquita Real, fue demolido en 1534 y sus restos quedaron dentro de la casa núm. 43 de la referida calle Real. Allí se hospedaba Rusiñol cuando venía a pintar a Granada, habiendo comenzado a explorarse y restaurarse hace años en que dicha casa fue derribada. El baño era de pequeñas dimensiones (11,50 metros por 8,20) y se componía de cuatro naves con alcobas separadas por arcos de herradura apuntados y columnas rematadas por capiteles cúbicos de mármol, de los cuales sólo uno se conserva. Su disposición en nada difiere de la de los restantes baños musulmanes conocidos, a juzgar por los restos hallados, que permiten reconstruir esta interesante obra. Al lado mismo de los baños y, tal vez, en comunicación con ellos, se ha descubierto una pequeña torrecilla cuadrada, con pareja de arcos de ladrillo semicirculares apoyados en medias columnas con capiteles en cada uno de sus lados y, en su parte alta, decoración de escayola de traza geométrica de tiempos de Yúsuf I y ventanitas bajo su techumbre que, a falta de la original, se ha sustituido en la restauración (1935) con una simple armadura. Inmediata a esta torre y a los baños mismos hay una casa, cuyas paredes conservan restos de yeserías y un alberquilla en el centro de su patio, siendo posible que todas estas construcciones constituyeran un conjunto homogéneo” (Antonio Gallego Burín, “Granada. Guía artística e histórica de la ciudad”, Granada 1936. Reedición de Comares, Sexta edición, 1987, pág. 125).

He aquí unas fotos que saqué hace unos días.

Al terminar mi visita, que incluyó la exposición sobre Owens y el diseño en la Alhambra, decidí tomar un café en la terraza del Parador Convento de San Francisco, viendo enfrente el Generalife y sintiéndome un autentico privilegiado de la vida. Os muestro la vista.

 

Y vi, por primera vez, los restos de otros baños que hay en los jardines del Parador y que yo desconocía por completo.

Lo repito: me siento un privilegiado y me he propuesto subir a ver la Alhambra una vez al mes, como mínimo. Estáis invitados: la primavera en la Alhambra es todo un lujo.

Alberto Granados

2 comentarios el “Imágenes de Granada. 16. Los baños árabes de la Mezquita de la Alhambra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: