6 comentarios

Desciende, Moisés


La religión ha tenido, desde siempre, una enorme influencia sobre las artes plásticas y sobre la música. Sobre esta última, basta con pensar en la enorme cantidad de misas, motetes, réquiems, himnos y salmos, corales vinculadas a monasterios… En los tiempos modernos,  apareció el spiritual negro entre los esclavos afroamericanos, que se fue consolidando como un género específico (algunos afirman que de ahí precisamente arrancó el jazz)  y se alarga hasta nuestros días con los coros de gospel.

Hoy sábado os traigo un conocidísimo spiritual, algunos de cuyos versos ya estaban documentados en un Jubileo de cantantes de 1872. Basado en una situación bíblica, la canción habla en realidad de la población esclava traída desde África a los campos de algodón del sur profundo de América.

 

 

 

Go down, Moses,

way down in Egypt land,

tell old Pharaoh to

let my People go!

 

Desciende, Moisés,

camino abajo hacia las tierras de Egipto,

dile al viejo Faraón

que deje marchar a mi Pueblo

 

 

When Israel was in Egypt land…

let my People go!

Oppressed so hard they could not stand…

let my People go!

 

 Cuando Israel estaba en la tierra de Egipto

-deja marchar a mi Pueblo-

Tan severamente oprimido que no podían soportarlo

-deja marchar a mi Pueblo-.

 

 So the Lord said: ‘Go down, Moses,

way down in Egypt land,

tell old Pharaoh to

let my People go!’

 

Entonces el Señor dijo: Desciende, Moisés,

camino abajo hacia las tierras de Egipto,

dile al viejo Faraón

que deje marchar a mi Pueblo

 

 

So Moses went to Egypt land…

let my People go!

He made old Pharaoh understand…

let my People go!

Yes the Lord said ‘Go down, Moses,

way down in Egypt land,

tell old Pharaoh to

let my People go!’

 

Así pues, Moisés descendió a la tierra de Egipto,

-deja marchar a mi Pueblo-

hizo que el Faraón comprendiera

-deja marchar a mi Pueblo-

Sí, el Señor dijo: Desciende, Moisés,

camino abajo hacia las tierras de Egipto,

dile al viejo Faraón

que deje marchar a mi Pueblo

 

 

Thus spoke the Lord, bold Moses said:

-Let My People Go!

if not I’ll smite, your firstborn’s dead.

Let my People go!

 

 

De este modo habló el Señor y el resuelto Moisés dijo:

Deja marchar a mi Pueblo,

Si no, te golpearé con la muerte de tu primogénito.

Deja marchar a mi Pueblo.

 

 

God, the Lord, said: ‘Go down, Moses,

Way down in Egypt land

tell old Pharaoh to

let my People go!’

 

Dios, el Señor, dijo:  Desciende, Moisés,

camino abajo hacia las tierras de Egipto,

dile al viejo Faraón

que deje marchar a mi Pueblo

 

Tell old Pharaoh

to let my People go.

 

 

Dile al viejo Faraón

que deje marchar a mi Pueblo.

 

 

El gran “Satchmo” en una imagen tomada de last.fm

La canción había sido un himno de los contrabands, término con el que se conocía entonces a los esclavos evadidos y pasados a las líneas de La Unión en los prolegómenos de la Guerra Civil.

La repetición del texto, la sencillez de la melodía, la progresiva intervención de la trompeta de Armstrong y la eficacia de las voces del coro hacen de esta oración una maravillosa banda sonora para el sábado. Disfrutadla.

Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “Desciende, Moisés

  1. Una canción conocídisima que sale en más de una película y que no sabía como se titulaba. Estupenda para empezar el sábado.

  2. No sé si la conocía pero el caso es que me ha sonado de lo más familiar. Incluso he coreado el maravilloso “Let’s my people go” con entusiasmo. Satchmo sabía cantarlo todo con su irresistible “swing”.
    Seguramente que de estas canciones nacen el blues y el ragtime que pasaron a tocarse en locales de bebida así como en cines. En los bares, los negros se aburrían tocando siempre lo mismo valiéndose de cinco notas ya que era pentatónicos. Así comenzaron a crar variaciones de las melodías que sabían distorsionando la partitura musical y reinventándola. Información ofrecida hace años por Juan Claudio Cifuentes desde su programa nocturno en Radio Clásica. La explicación me convence.
    Gracias, Alberto!

    • No sabía quie la música negra fuera pentatónica. ¿Ves como eres una caja de sorpresas? Perdona mis ausencias, pero la semana pasada me operaron (nada grave) y los efectos de la medicación me han tenido sin demasiadas fuerzas ni ganas de estar pendiente de los blogs. Reviviré, com el ave Fénix. Un abrazo,

      AG

  3. ¡Cómo recuerdas mis gustos, Albertillo! Gracias por recordarme esta magnífica joya de la música negra y que en la voz de Lous Armstrong. Perdona que no me haya percatado antes. Me has pillado pasando unos días en la playa donde desconecto de estos artilugios. Leo que te has operado. ¿ ? ¿Todo bien?

    • Antonio, el comentario en que menciono una operación quirúrgica es de julio de 2012. Por esas fechas me repellaron una hernia umbilical. Un rato de hospital, un breve paso por recuperación y la misma tarde estaba en casa. De eso hace ya cuatro años. Afortunadamente, estoy muy bien, aunque lleno de tonterías. Y de años.
      Un abrazo, compañero.

      AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: