4 comentarios

Cuaversos de Bitácora: Federico Díaz-Granados


Confieso que este año yo he estado pendiente de otras cosas y apenas le he dado un vistazo al programa del Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada (el popular Fip2012), así que fue una sorpresa encontrarme el otro día en el autobús un poema que me gustó mucho. Me gustó porque hace una visión muy justa de la vida: un entrar y salir de personas y situaciones, a veces gozosas, a veces hirientes, que parecen tener vida y designios propios cuando llegan a nosotros, sin que podamos decidir con quién nos quedamos y a quien olvidamos, ya que es algo tan aleatorio que no depende ni de nosotros ni de los otros, sino de una conjunción de imponderables (los antiguos lo llamaron fatum o destino).

El poema del autobús, localizado en internet, ha resultado ser del poeta colombiano Federico Díaz-Granados y os lo traigo a los cuaversos de hoy:

 

 Federico Díaz-Granados, vía poesiaantelaincertidumbre

 

 

HOSPEDAJE DE PASO

 

Nunca he conocido a los inquilinos de mi vida.

No he sabido cuándo salen, cuándo entran,

en qué estación desconocida descansan sus miserias.

Las mujeres han salido de este cuerpo a los portazos

quejándose de mi tristeza,

en algunas temporadas se han quejado de humedad

de mucho frío, de algún extraño moho en la alacena.

Se marchan siempre sin pagar los inquilinos de mi vida

y el patio queda nuevamente solo

 

Mi corazón deja de ser una posada de hambrientos

que acoge a todos los pájaros que llegan del verano

y aguardan a que regreses por tus cosas

a este hotel de paso donde siempre es de noche.

 

Si os ha gustado, podéis leer algunos de sus poemas en este enlace.

Que os aproveche.

 

Alberto Granados

Anuncios

4 comentarios el “Cuaversos de Bitácora: Federico Díaz-Granados

  1. Alberto, me ha encantado la poesía de este joven “primo” tuyo colombiano. En la línea humanista-existencial que tanto nos gusta. Poemas para inyectarse por cualquier vía: intravenosa, subcutánea o intramuscular, sin miedo a la sobredosis. Si a eso le añadimos el valor del descubrimiento, doble placer que se transforma en agradecimiento por traérnoslo hasta aquí.
    ¡Tomo nota!, como decía el Juncal que interpretaba tan histriónicamente el inolvidable Paco Rabal.

    Un abraz0

  2. Siempre me pregunto cuántos escritores se quedan opacos sacrificados por la fama de otros.
    El poema es precioso.
    Un petó, Alberto!

    • Celebro que te guste. De hecho fue un hallazgo para mí. Date una vuelta por el cuentecillo de esta mañana: me ha gustado reencontrarme con el relato,después de tantos meses en secano.

      Un petó,

      AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: