6 comentarios

La música de París


El pasado mes de julio hemos pasado dos semanas en París, donde vive nuestra hija. Cada mañana, al levantarme, descargaba en mi ordenador las fotos del día antes, seleccionaba una y la ponía en mi perfil de Facebook, junto a una canción netamente parisina. Han sido quince días de música dedicada a la ciudad de la luz y de la grandeur.

Hoy sábado, la banda sonora corre de mi cuenta, así que abrid otra página de Explorer para ir leyendo el correo y la prensa mientras oís mi escueta selección de música parisina.

Candados en el Puente de las Artes

El Mercado de las Flores

Empecemos por un acordeonista de mi época, que desde mi niñez tengo asociado a los bajos fondos parisinos, al ambiente de cabaret y a Pigalle: Aimable. De él os traigo “Le plus beau tango du monde” (El tango más bello del mundo).

El Sagrado Corazón

La Victoria de Samotracia, en el Louvre

Otro tema instrumental es el “Bistro fada”, un solo de guitarra a cargo de Stephane Wrembel, que nos inundó el alma de alegría mientras veíamos “Midnight in Paris”, la deliciosa comedia de Woody Allen que nos desmonta el tópico manriqueño de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Pura energía musical.

Y para terminar mi selección de hoy, Ella Fitzgerald y una canción que se ha convertido en parqadigma de lo que París es para los extranjeros: “I love Paris”, cuyo texto me he permitido traducir para vosotros.

 

Every time I look down on this timeless town

Whether blue or gray be her skies

Whether loud be her cheers or whether soft be her tears

More and more do I realize that

I love Paris in the spring time

I love Paris in the fall

I love Paris in the winter, when it drizzles

I love Paris in the summer, when it sizzles.

 

Cada vez que miro a esta ciudad intemporal,

estén sus cielos azules o grises,

sean sus brindis sonoros o sus lágrimas discretas,

me doy más cuenta de que

 adoro París en primavera,

adoro París en otoño,

adoro París en invierno, cuando llueve mansamente;

adoro París, cuando chisporrotea.

I love Paris every moment.

Every moment of the year

I love Paris.

Why, oh, why do I love Paris?

Because my love is here.

 

Amo París en todo momento.

En cualquier momento del año

Adoro París.

¿Por qué, oh, por qué adoro París?

Porque mi amor está aquí.

 

 Pasaje Jouffroy en Boulevard Montmartre

Uno de los grupos escultóricos de la Ópera

Por si queréis seguir, os aclaro que la selección completa fue la siguiente:

1 Georges Moustaki: “Le meteque”

2 Aiamble: “Le plus beau tango du monde”

3 “El vals de Amelie”, de la banda sonora de la película

4 Mistinguette: “Ça c’est Paris”

5 Edith Piaf y su inmortal “La vie en rose”

6 Charles Aznavour: “La boheme”, que siempre me ha gustado mucho

7 Maurice Chevalier: “Paris sera toujours Paris”, un optimista himno que hace ver a la ciudad como superior a los desastres de la ocupación nazi

8 Mireille Mathieu: “Paris en colere”, que aquí se tradujo como “¿Arde París?”

9 el seleccionado “Bistro fada” de la película de Allen

10 Ella Fitzgerald: “I love Paris”

11 Sidney Bechet, en un inmejorable “Si tu vois ma mere”, una deliciosa pieza de los cincuenta que también aparece en la banda sonora de la mencionada película de Woody Allen

12 Lucienne Boyer y su más que clásico “Parle-moi d’amour”

13 el magnífico grupo Paris Combo y su irónico vals llamado “Lettre à P”, una carta de amor y desamor a la ciudad

14 “La mauvais reputation”, esa mala reputación que cantaba Georges Brassens y que pudimos oír en castellano en la versión de Javier Krahe, si no me engaña mi memoria.

El día siguiente de llegar incluí un decimoquinto elemento, lleno de nostalgia por ese paraíso perdido: “A París”, de nuestro Carlos Cano.

Todas en Youtube: tenéis una mañana de sábado por delante. Aprovechadla.

 

Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “La música de París

  1. Sólo he estado una vez en París, hace años. No me alojaba en el mismo París sino en un pueblo cercano a Versalles, así que mi llegada a París era en el tren de cercanías y veía cada mañana la torre Eiffel entre dos chimeneas de fábricas…, como un obrero de la banlieue…, y es de la única manera que la he visto. En los días en que estuve allí no me acerqué a tan turístico lugar para hacer una cola interminable cuando había tantos lugares fascinantes casi sin visitantes en los que perderse.
    Este introducción tan larga es al hilo de alguna de las músicas que has puesto, que tocaban los músicos mendigos del tren de cercanías y del metro… No pudo dejar de recordar la tristeza que me producía ese acordeón tocando las melodías que tantas veces había oído en las películas que trataban de París.

  2. Yo ahora voy alguna vez que otra, a ver a la niña. Es una ciudad que me entusiasma por su indiscutibles belleza y cosmopolitiismo. Y, como no, por mi hija, que vive en las afueras.
    Te doy la razón en una cosa: me resisto a hacer colas. Me he perdido mil cosas por esa manía, pero no soporto una hora de cola para subir a la torre del reloj de Praga,, al Palacio Ducal de Venecia oa la Sainte Chapelle parisina. Me fue suficiente con la cola para el Louvre.

    UN abrazo y gracias por tu presencia,

    AG

  3. Compartí y disfruté tus paseos por París este verano y te acompañé virtualmente, inmerso en “les chansons” que, además, incluían una huella proustiana: Mi padre, modesto contable en una oficina de Torreperogil, poseía una notable colección de LPs de Aimable que sonaban a menudo en el viejo pick-up. Eran los años 50.

    Abrazos.

  4. Querida Gloria, celebro que te guste la selección parisina. Te aseguro que la música fue lo menos agradable en esa ciudad maravillosa y siempre llena de esplendor. Lomejor fue que se ccreó una maravillosa atmósfera familiar, algo ya definitivamente perdido cunano los niños crecen y pierdes la complñicidad con ellos.
    París ha hecho el milagro y los cuatro hemos estado de maravilla (a veces, los cinco, contando al novio de mi hija).
    Eso ni MasterCard ni nda: no tiene precio.

    Un petó

    AG

  5. Esta noche voy a parís y aunque es por tercera vez estoy emocionada, tal vez porque como bien dijo Ella porque allí esta mi amor, quiero decir que he escuchado tu repertorio, fue excelente para ir armando la maleta e ir soñando despierta, gracias y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: