3 comentarios

Cuaversos de bitácora: Mística y flamenco


Nunca he visto en la mística otra cosa que la sublimación del erotismo y en la poesía mística, una descarada e hiperbólica alegoría de los “amorosos lances”, aunque reconozco imágenes poéticas impresionantes y unas construcciones alegóricas perfectamente elaboradas. Decir esto puede parecerle a alguien un crimen, pero reconociéndole sus valores estéticos, siempre me pareció algo enormemente falso, con permiso de los filólogos y, sobre todo, de Juan de la Cruz y Teresa de Ávila.

 

 

Estrella Morente. Imagen tomada del blog elcantejondo.blogspot

Con todo, disfrutar del ensamblaje flamenco de un poema de Juan de la Cruz, tan vinculado a Granada, en la voz de Estrella Morente es una experiencia que nadie sensato debería perderse, por lo que hoy os traigo esa extraña simbiosis, contrapunteada por el piano que toca Michael Nyman: todo un prodigio.

El texto original, ambiguo como es siempre la poesía mística, es el que sigue:

 

 

TRAS UN AMOROSO LANCE

 

Tras de un amoroso lance,

y no de esperanza falto,

volé tan alto, tan alto,

que le di a la caza alcance.

Para que yo alcance diese

a aqueste lance divino,

tanto volar me convino

que de vista me perdiese;

y, con todo, en este trance

en el vuelo quedé falto,

mas el amor fue tan alto,

que le di a la caza alcance.

Cuando más alto subía,

deslumbróseme la vista,

y la más fuerte conquista

en escuro se hacía;

mas, por ser de amor el lance,

di un ciego y oscuro salto,

y fui tan alto, tan alto,

que le di a la caza alcance.

Cuanto más alto llegaba

de este lance tan subido,

tanto más bajo y rendido

y abatido me hallaba.

Dije: -“No habrá quien lo alcance”;

y abatíme tanto, tanto,

que fui tan alto, tan alto,

que le di a la caza alcance.

Por una extraña manera,

mil vuelos pasé de un vuelo,

porque esperanza del cielo

tanto alcanza cuanto espera;

esperé solo este lance,

y en esperar no fui falto,

pues fui tan alto, tan alto,

que le di a la caza alcance.

(Juan de la Cruz)

Con la habitual polisemia de la poesía mística, el autor se refiere en todo el texto al alma, aquí convertida en ave de cetrería que se lanza en un vuelo imposible a por su inalcanzable presa: ni más ni menos que la propia esencia divina. No obstante, el afán es tan febrilmente intenso, que la unión mística sobreviene: le da a la caza alcance.

 

Poesía indiscutible, clásica, imperecedera… Flamenco intenso, sensible, inteligente… Ya sabéis qué podéis regalar estas navidades.

Alberto Granados

Anuncios

3 comentarios el “Cuaversos de bitácora: Mística y flamenco

  1. Es un poema soberbio y la versión de Nyman y Morente un hallazgo que, por fortuna, ya descubrí hace tiempo en la televisión.
    Mi pensamiento se parece mucho al tuyo en lo de l interpretación de la mística. Intelectuales de nombre hace ya años vieron en la poesía de Juasn de la Cruz-tan hermosa-cantos a su enamorado Jesucristo. Teresa de Ávila hizo algo precido y su sublime Extasis berniniano es, abiertamente, un subidon hipersexual con un number one: Jesucristo otra vez.
    No pido perdón porque tal vez he sido atrevida pero no irreverente.
    Una abraçada, Alberto!

  2. Miguel y Glòria: Ciertamente es sublime, pero para mí muy pco creíble. Todos sabenmos de lo que realmente están hablando. Se trata de un espíritu demasiado corpóreo y de unos éxtasis demasiado orgásmicos.Es decir, se trata de una bellísima mentira, que no me termina de llegar, repito, a pesar de su belleza formal.

    Abrazos,

    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: