6 comentarios

CUAVERSOS DE BITÁCORA: Alfonsina y el mar


Posiblemente, una de las canciones más populares de Hispanoamérica sea esa melancólica zamba llamada “Alfonsina y el mar”, escrita por Ariel Ramírez y Félix Luna y que Mercedes Sosa incluyó en varios de sus álbumes desde 1969. Todos conocemos su melodía y su texto, pues además de “la negra Sosa”, la han cantado Los Sabandeños, Cristina Branco, Nana Mouskuri, Ginamaría Hidalgo, Ainhoa Arteta, y una larguísima lista de nombres que, cronológicamente, termina en Diego el Cigala.

 

 

 

 

La canción, llena de languidez, trata de recomponer la escena real del suicidio de la poetisa Alfonsina Storni en el Mar del Plata, aquejada de un cáncer de mama que presentaba unas expectativas muy sombrías. Todo lo que aparece en la canción se corresponde con el texto de una de sus últimas composiciones, menos el hecho de que ella se dejó caer al mar desde unos elevados riscos, en vez de entrar mansamente “por la blanca arena que lame el mar”, como dice el texto de la canción.

 

 

Alfonsina Storni

El soneto original de la Storni, sin embargo, es poco conocido, así que lo incorporo a los cuaversos de hoy:

VOY A DORMIR

Dientes de flores, cofia de rocío,

manos de hierbas, tú, nodriza fina,

tenme prestas las sábanas terrosas

y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.

Ponme una lámpara a la cabecera;

una constelación; la que te guste;

todas son buenas; bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…

te acuna un pie celeste desde arriba

y un pájaro te traza unos compases

para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:

si él llama nuevamente por teléfono

le dices que no insista, que he salido…

 

 

Uno de sus amigos, Horacio Quiroga, con el que había mantenido años antes una ambigua relación, apenas la sobrevivió unos meses, ya que también se suicidó, como también lo hizo otro de sus amigos: Leopoldo Lugones. El clímax triste de la canción se ve más que justificado.

Alberto Granados

Anuncios

6 comentarios el “CUAVERSOS DE BITÁCORA: Alfonsina y el mar

  1. Hermosísima despedida la de la Storni, en la que, como el que no quiere la cosa, comienza con un despliegue de delicados, pero no por ello menos desgarrados, versos románticos, para terminar con esos tres ,modernísimos, de la poesía de la experiencia.

    En cuanto a la popularísima canción, no te olvides de la versión de nuestra admirada Silvia Pérez Cruz, que ha irrumpido en el Universo de la canción con el brillo de una auténtica estrella:

  2. Alberto, el soneto de Alfonsina es precioso y estremecedor, cuando le pide a la Nodriza-Tierra que le ponga una constelación para iluminarla…, un rato, como quien enciende la lámpara de la mesita de noche. No creo que los que conocen la obra de Alfonsina Storni desconozcan este poema.
    Yo supe de la existencia de Alfonsina Storni, y busqué y me puse a leer su obra, en mi adolescencia gracias a esta canción y a la versión de Mercedes Sosa, pero he de decir que otras versiones más “clásicas” como la de Ainhoa Arteta y otras, también me gustan mucho.
    Y es que ciertas canciones emprenden el camino de la inmortalidad…, dure lo que dure.

    • Es cierto. estoy convencido de que algunas canciones de la llamada música ligera están destinadas a convertirse en inmortales y ésta es una de ellas.
      Yo conocí el soneto de la Storni en los setenta, en una revista que por entonces comparaba, Historia y Vida, de la que conservo varias entegas. Sin embargo, hay mucha gente que no ha relacionado jamás soneto y canción.
      La biografía de la poeta es muy curiosa y me ha llamado la atención la extraña relación entre ella y Quiroga, que dio para muchas habladurías y contiene todo un rrelato que algún día yo tendría que escribir, pero estoy en uno de mis momentosde desapego bloguero.
      Un abrazo,

      AG

  3. Más tarde se suicidaría Alejandra Pizarnik tan doliente. La figura de Alfonsina me ha dado siempre mucha pena y nunca escucho la canción ni por Mercedes Sosa que tanto me gusta pero tiene el duelo en la voz. Desconocía los suicidios de Quiroga y Lugones poetas que me gusta mucho, Ahora mismo voy a investigar.
    Gracias, Alberto por un apunte tan sensible, tan a punto de lágrima.
    Un petó.

  4. Gracias a ti, porque siempre estás ahí.
    Un abrazo.

    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: