6 comentarios

Cuaversos de bitácora: La noche oscura


A veces damos rodeos sorprendentes para llegar a un punto. Me ha pasado recientemente, cuando he vuelto, tantos años después, a leer los poemas místicos de Juan de la Cruz. El planteamiento religioso me es tan ajeno que llevaba mucho tiempo sin interesarme por los versos del fraile carmelita, a los que he vuelto por dos extraños motivos: por un lado, el insertar hace unas semanas una entrada sobre el granadino Carmen de los Mártires, donde el poeta estuvo de prior y escribió parte de su producción poética, y por otro,  la lectura de un poema del linarense Domingo F. Faílde, “La casa sosegada”, del poemario “Las sábanas del mar” (Málaga, 2005), en que reproduce la situación (y usa literalmente algunos versos de Juan de Yepes) del encuentro entre el alma y el Esposo, pero con un tono más real y vitalmente carnal.

 

 

San Juan de la Cruz

El hecho es que he releído casi descuidadamente, casi sin ser consciente de que me lo estaba tragando entero, la breve obra poética del místico y he encontrado un placer olvidado en sus simbologías y en su erotismo sublimado. De ahí que lo traiga a estos cuaversos para hoy, con uno de sus poemas más representativos:

 

La noche oscura

    Canciones del alma que se goza de haber llegado al

    alto estado de la perfección, que es la unión con Dios,

    por el camino de la negación espiritual.

  En una noche oscura,

con ansias, en amores inflamada,

¡oh dichosa ventura!,

salí sin ser notada,

estando ya mi casa sosegada.

 

  A oscuras y segura,

por la secreta escala, disfrazada,

¡oh dichosa ventura!

a oscuras y en celada,

estando ya mi casa sosegada.

 

  En la noche dichosa,

en secreto, que nadie me veía,

ni yo miraba cosa,

sin otra luz ni guía

sino la que en el corazón ardía.

 

  Aquésta me guiaba

más cierta que la luz del mediodía,

adonde me esperaba

quien yo bien me sabía,

en parte donde nadie parescía.

 

  ¡Oh noche que guiaste!

¡Oh noche amable más que el alborada!

¡Oh noche que juntaste

amado con amada,

amada en el amado transformada!

 

  En mi pecho florido,

que entero para él solo se guardaba,

allí quedó dormido,

y yo le regalaba,

y el ventalle de cedros aire daba.

 

  El aire del almena,

cuando yo sus cabellos esparcía,

con su mano serena

en mi cuello hería

y todos mis sentidos suspendía.

 

  Quedéme y olvidéme,

el rostro recliné sobre el amado,

cesó todo y dejéme,

dejando mi cuidado

entre las azucenas olvidado.

Versión tomada del volumen “Poesía del siglo XVI. Garcilaso, Fray Luis y San Juan de la Cruz”, edición a cargo de Santiago Arellano, (San Sebastián, Aranburu Editor, 1983)

 

 

 

 

 

Ocho liras en que el alma del místico sale de sí mismo (su casa sosegada) rodeada de oscuridad, secretismo y peligros (la secreta escala). Guiada por una luz interior, se encuentra con el Amado (la divinidad), al que se entrega hasta ser uno (amada en el amado transformada). Estos versos, junto a algunas imágenes del “Cántico espiritual” pasan por ser las más delicadas de la poesía erótica de todos los tiempos, aunque están basadas en las del bíblico “Cantar de los cantares”.

Los tiempos no están para místicas, pero la belleza siempre es un buen paliativo para los desastres.

 

Alberto Granados

6 comentarios el “Cuaversos de bitácora: La noche oscura

  1. Es una de las mejores poesías místicas,
    Pero se puede aplicar al amor entre humanos.
    Es como la de Palito Ortega cuando cantaba “Tu eres como el sol de la mañana”
    O también en otro registro la fray Luis de león cuando comienza: “Cuando contemplo el cielo
    de innumerables luces adornado”.
    Me alegra tu sensibilidad
    Un saludo “operístico”
    Rafael.

    • Rafael, el problema con la mística hoy día es que el contenido religioso dice muy poco, con las excepciones correspondietes, entre las que sé que estás tú.
      Visto desde el punto de vista literario, es una maravilla.
      Gracias por aparecer por este letárgico blog.

      AG

  2. Juan de la Cruz es, para mí, una mezcla muy sabia de mística y sensualidad Sus poemas de amor son de los mejores escritos en lengua castellana y cualquier amante humano puede encontrar en ellos identificación.
    Por otra parte muchos estudiosos suponen que Juan de la Cruz pudo ser homosexual y sublima sus sentimientos enamorándose Cristo a quien dedica los hermosos poemas.
    Un petó, Alberto!

  3. No hace mucho te referiste a San Juan de la Cruz cuando reseñaste el último disco de Estrella Morente,¿no? ¿O se trataba de Santa Teresa?:¡Excelente! Y por añadir algo , recordar también las hermosisimas recreaciones y arreglos que hizo de sus poemas Amancio Prada:

  4. A San Juan de la Cruz le debemos ese “no saber sabiendo” que tantas veces cita Gamoneda como principio poético. Una espiritualidad donde arden de amor los corazones tal vez desconozca conociendo que hay en ella más cuerpo que alma. Yo por mi parte no conocía la versión de Loreena Mc Kennitt, y he quedado fascinado. Las del gran Amancio Prada que trae Miguel Cobo las tengo siempre presentes.

  5. Olympia, jamás he oído sobre la homsexualidad de Juan de Yepes. Yo lo veo más bien colgado con Teresa de Jesús, la que le llamaba “mi medio hombre” por su escasa estatura. El psicoanálisis ha dejado clara una sublimación de la libido hasta niveles enfermizos. Pero su poesía ha funcionado durante siglos.

    Miguel, Estrella Morene hace una solemne versión de San Juan. El contrapunto, a cargo de Michael Nyman es toda una filigrana casi de éxtasis:

    Juan Herrezuelo: bienvenido a este blog y mis disculpas por no haber respondido en una semana. He necesitado apartarme de este mundillo unos días. Quedas formalmente invitado. Lo que más me gusta: los relato, que te recomiendo, interesado por tu opinión.

    Respecto al carmelita, no me cabe duda de que ni siquiera se ocupa de esconder más lo humano

    Abrazos mil,

    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: