2 comentarios

La intimidad desvelada


Los tiempos cambian y en la era que nos ha tocado vivir los cambios tienen tal celeridad que dejan perplejo incluso al más abierto de los observadores. Ante nuestros ojos, y de manera imperceptible, han ido modificándose conductas, modas, hábitos, actitudes, formas de pensar… Y valores. Tal vez sea demasiado simple decir que esta sociedad carece de ellos. Lo que pasa es que los cambios han arrumbado los valores que nuestro padres lucharon por dejar impresos en nuestras conciencias, cambiándolos por otros, muy diferentes y, para algunos, incomprensibles e injustificables.

Uno de esos gigantescos cambios que no termino de digerir es la necesidad de desvelar la parcela de lo íntimo y personal. Durante siglos, la privacidad se ha defendido a capa y espada (en sentido incluso literal, si pensamos en Calderón y su concepto de honor). Se ha estado diferenciando entre los ámbitos privado y público de cada persona y realidades tales como sexualidad (lo que pasara en la alcoba o en el simple campo del deseo), el llamado decoro (que exigía un absoluto recato, sobre todo en la mujer), las conversaciones y opiniones, la realidad doméstica (economía de una casa, relación familiar entre sus miembros)…, todo eso eran realidades que se compartían sólo con personas muy próximas y con las máximas garantías de discreción.

LUIS ÁLVAREZ CATALÁ Indiscreción

LUIS ÁLVAREZ CATALÁ Indiscreción

Pero los tiempos cambian y da la sensación de que los conflictos se resuelven ahora quitándoles ese agobio del secretismo. Ahora la gente confiesa abiertamente su orientación homosexual (hasta ve en ella un motivo para sentir orgullo, idea que me parece francamente contradictoria con la de igualdad), las chicas visten una moda impensable cuando se luchaba por la igualdad de la mujer y porque ésta dejara de ser un mero objeto erótico (tangas bien visibles, escotes abismales, todo ello bajo el pretexto de que es la moda…), las famosas desvelan sus cuerpos (en top less, sin ropa interior, en aparentes descuidos exhibicionistas…) a veces como si se tratara de un accidente lleno de candor, aunque parece un estudiado caso de búsqueda  de notoriedad mediática… Hasta las finanzas de los personajes públicos se conocen en nombre de una llamada transparencia que más bien me parece una cortina de humo llena de falsedad e hipocresía: se defiende la transparencia de lo oficial y podemos conocer las nóminas de los personajes de la política, a la vez que la corrupción alcanza cotas indecentes (el caso Bárcenas y sus vínculos con Gürtel, por ejemplo). Hasta los secretos oficiales, los más comprometedores, han sido objeto de ese afán de exhibir con los casos de Wikileaks y de Edward Snowden, enseñando las vergüenzas de la CIA y otras instancias del gigante americano.

Indiscretos Origen desconocido

Indiscretos, Origen desconocido

Las redes sociales nos permiten compartir cientos, miles de pequeños detalles de nuestra vida privada: la foto del viaje, la chuleta de aquel restaurante, la broma de contenido sexual o político, la tendencia ideológica… todo queda expuesto hasta el punto de que si alguien desea reconstruir nuestra  biografía sólo tiene que ir sumando esos mil retazos que hemos ido desvelando. La suma final nos retrataría con una exactitud que nos parecería impúdica.

Fotograma de La ventana indiscreta

Fotograma de La ventana indiscreta

El siglo XXI trae saña desveladora. Como en el orwelliano Gran Hermano, todos podemos contemplar cuerpos desnudos, actividades sexuales (vergonzoso el fenómeno del Gran Hermano televisivo), personajes sacados de las antiguas barracas de feria que son llevados a las cadenas más canallas de televisión para lucir lo que debería taparse con velos realmente piadosos, personajes públicos que nos mienten con un descaro desvergonzado: toda la intimidad, todo nuestro ámbito privado a cambio de una migajas de popularidad, de fama, de poder.

JUANJO FERNÁNDEZ VoyeurJUANJO FERNÁNDEZ, Voyeur

HORACIO COPPOLA Berlín 1932

HORACIO COPPOLA Berlín 1932

ERIC FISHL Bad Boy

Erich Fishl, Bad boy (Chico malo)

KOOYEI YOSHIYUKI, Imagen de la serie El parque

KOOYEI YOSHIYUKI, Imagen de la serie El parque

LARRY FINK Habilidades sociales

LARRY FINK Habilidades sociales

MINISTERIO DE CULTURA FRANCÉ Imagen de origen desconocido de la Médiathèque du Patrimoine

MINISTERIO DE CULTURA FRANCÉ Imagen de origen desconocido de la Médiathèque du Patrimoine

ORIGEN DESCONOCIDO The Voyeur

ORIGEN DESCONOCIDO, The Voyeur

Sophie Loren and Jayne Mansfield

Sophie Loren and Jayne Mansfield

ULY MARTIN, Rodin y  El Beso,  El Pais, 13-05-2008

ULY MARTIN, Rodin y  El Beso,  El Pais, 13-05-2008

WILLY RONIS Place Vendome, 1947

WILLY RONIS, Place Vendome, 1947

Las nuevas tecnologías aplicadas a la imagen multiplican las apariciones en los media de gente totalmente normal que de otra manera o en  otro tiempo hubieran pasado desapercibida: fotografiar lo indiscreto con teléfonos móviles, tablets o cámaras  con potentes teleobjetivos para después colgar el vídeo o la foto en redes sociales o en YouTube se ha convertido en un ejercicio de indiscreción muy bien acogido entre la gente joven.

FRANÇOIS BOUCHER El aseo de Venus

RANÇOIS BOUCHER El aseo de Venus

FRANNÇOIS BOUCHER  La toilette

FRANÇOIS BOUCHER  La toilette

BRASSAI La toilette íntima

BRASSAI. La toilette íntima

ERIC FISHL Escena de cuarto de baño nº 4

ERIC FISHL Escena de cuarto de baño nº 4 (lo escatológico como motivo artístico)

EUGENE SMITH Tomoko Uemura en su baño

EUGENE SMITH Tomoko Uemura en su baño

SIMONE CECCHI  intimidad cotidiana

SIMONE CECCHI  Intimidad cotidiana

PIERRE BONARD Mujer en el baño

PIERRE BONARD Mujer en el baño

WILLY RONIS El desnudo provenzal

WILLY RONIS El desnudo provenzal

Atrás quedan otras formas de pensar, otros valores basados en el pudor, en el pasar desapercibido… en ser normal, si tomamos como normalidad los parámetros que nos enseñaron nuestros padres.

JEAN HONRÉ FRAGONARD Sueño de amor

JEAN HONRÉ FRAGONARD Sueño de amor

HARRY CALLAHAN   Eleanor

Larry Callahan, Eleanor

MARTA CARPENTER FotorrealistasMARTA CARPENTER Dibujo fotorrealistas

Hoy domingo os traigo una galería de imágenes en que se desvelan distintas formas de intimidad. Voyeurismo, exhibicionismo, indiscreción, aseo íntimo, descuidos (reales o impostados)… de diversos matices y estilos. Sacad vuestras propias conclusiones.

Alberto Granados

Anuncios

2 comentarios el “La intimidad desvelada

  1. Estéticas y morales a la vez, Alberto. El voyeur es un ser atormentado, en el fondo. Pero nadie esquiva ese tormento que nos lanza a ver más, a indagar en lo que no está en principio revelado, a inmiscuírnos en lo ajeno sin que se aprecie la injerencia. Buena cosa has hecho hoy.

    • Es todo un instinto, aherido en la conciencia. Le llamamos curiosdidad, algo que “mata al gato” o ayuda a los más impensables conmocimientos de la física y la biología. Mitad vicio, mitad virtud, la intimidad está hecha para desvelarla (foto, novela, poema o película). Lo demás es vida cotidiana.
      Un saludo, astronauta.

      AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: