4 comentarios

El espejo del alma


La pretendida verdad que encierra el refranero estriba en que siempre hay un refrán para algo, incluso para términos abiertamente antitéticos y, claro está, así siempre se acierta. Existe un “Las apariencias engañan”, que desautoriza las primeras impresiones de lo que percibimos, junto a “La cara es el espejo del alma”, que asegura justamente lo contrario.

 

 

 

gestos

 

 

 

 

Con esa dosis escéptica de relativismo, me he estado fijando últimamente en una serie de fotografías sobre el gesto, sobre ese espejo del alma que se supone que es el rostro humano y su capacidad para expresar emociones. No es un fenómeno nuevo: los docentes recibíamos en los cursillos de formación figuras muy esquemáticas de los estados de ánimo para reproducir en la pizarra y la tecnología de la comunicación ha incorporado los emotionals icons o emoticones a todas sus formas de mensajería. El gesto, como reflejo de mil emociones y estados de ánimo, importa a la cinematografía, al lenguaje teatral, a fotógrafos artísticos y de prensa, que creen a pies juntillas lo de que una imagen vale más que mil palabras.

 

 

 

13014283-emoticones-emocia-n-icono

 

 

 

Hoy os trigo una galería de fotos verdaderamente expresivas: gestos en estado puro.

 

 

 

HELEN LEVITT

HELEN LEVITT

 

 

 

ARTHUR LEIPZIG

ARTHUR LEIPZIG

 

 

 

 

BRASSAI La vendedora de globos o el niño sonriente, 1931

BRASSAI La vendedora de globos o el niño sonriente, 1931

 

 

 

 

WILLY RONIS, El pequeño parisino, 1952

WILLY RONIS, El pequeño parisino, 1952

 

 

 

 

ROBERT DOISNEAU, El diente

ROBERT DOISNEAU, El diente

 

 

 

 

MARTINE FRANCK Monasterio budista 1966

MARTINE FRANCK Monasterio budista, 1966

 

 

 

 

Empecemos por la expresividad infantil. Los niños compensan la falta de recursos lingüísticos y su incapacidad para generar mensajes complejos con una enorme capacidad gestual. He aquí unas muestras: la risa del bebé de Helen Levitt, la plena vivencia del juego de ese grupo de soldados de Arthur Leipzig, la absoluta felicidad del niño que consigue un globo retratado por el gran Brassaï, la seguridad de calmar el hambre del pequeño parisino que captó Ronis, el orgullo por ser mayor y haber perdido un diente de leche (Robert Doisneau) o la divertida sorpresa del pequeño monje budista de Martine Frank.

 

 

 

 

CATALÁ ROCA Montjuich 1950

ATALÁ ROCA Montjuich, 1950

 

 

 

Christian Golczynski accepts the flag for his father

 

 

 

 

CHRIS STEELE PERKINS, Lesotho, 1981.

CHRIS STEELE PERKINS, Lesotho, 1981

 

 

 

 

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Recogido por Robert Flynn Johnson

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Recogido por Robert Flynn Johnson

 

 

 

En registros diferentes estarían la absoluta carencia de la gitanilla de Montjuich que retrató Catalá Roca en 1950, las lágrimas del pequeño Christian Golczynski al aceptar la bandera americana durante las honras fúnebres dedicadas a su padre, abatido en la Guerra de Iraq cuando le faltaba un mes para retirarse, la sorpresa de la lluvia de los niños de Lesotho, retratados por Chris Steele Perkins en 1981 o la perplejidad de la niña al ver a un hombre con guadaña en la vieja foto recopilada por Robert Flynn Johnson.

 

 

 

 

SALLY MANN

SALLY MANN

 

 

 

 

SALLY MANN

NIC UT, Kim Phuc huyendo del naplam (8 de junio de 1972)

 

 

 

 

WILLIAM KLEIN

WILLIAM KLEIN

 

 

 

 

¿Qué decir de la ambigua pose de la hija de Sally Mann, del horror de Kim Phuc huyendo del napalm, en la vieja foto que Nic  Ut tomó en Vietnam el 08 de junio de 1972 o de la insolencia preadolescente captada por William Klein?

 

 

 

 

Marion Post Wolcott

Marion Post Wolcott

 

 

 

 

JOAN COLOM

JOAN COLOM

 

 

 

 

ANDERS PETERSEN

ANDERS PETERSEN

 

 

 

 

DOROTHEA LANGE, Madre inmigrante

DOROTHEA LANGE, Madre inmigrante

 

 

 

 

CRISTINA GARCÍA RODERO

CRISTINA GARCÍA RODERO

 

 

 

 

EDOUARD BOUBA

EDOUARD BOUBA

 

 

 

 

Fotograma de la escena de la ducha de Psicosis, de Alfred Hitchcock

Fotograma de la escena de la ducha de Psicosis, de Alfred Hitchcock

 

 

 

 

AUGUST SANDER Nacional-socialista, 1935

AUGUST SANDER Nacional-socialista, 1935

 

 

Si dejamos la infancia y entramos en el complejo mundo adulto, mucho más lleno de impulsos y pasiones, los gestos se multiplican. Basten aquí la feliz complicidad que implica el baile retratada por Marion Post Wolcott, el deseo de las fotos de Joan Colom o de Anders Petersen, el desvalimiento de esa madre inmigrante retratada por Dorothea Lange durante los años de la gran depresión americana, el éxtasis de los ritos de vudú de  nuestra Cristina García Rodero, el terror absoluto de la escena de la ducha de “Psicosis”, el vacío de la mujer con su ganso de Edouard Bouba o la frialdad del nazi retratado por August Sander en 1935…?

Quiero detenerme especialmente en algunas imágenes con una compleja historia. Es el caso de ese gesto inigualable de Fortino Samano, un lugarteniente de Zapata en la revolución mejicana: se ve unhombre frío, una colilla en los labios y unos ojos que parecen mirar el mundo con una sonrisa cínica y llena de escepticismo. Sería una foto normal si no fuera porque está apoyado en un muro que va a servir, sólo un momento después, para fusilarlo. La foto fue tomada por Agustín Víctor Casasola en 1916.

 

 

 

AGUSTÍN VÍCTOR CASASOLA Fusilamiento de Fortino Samano

AGUSTÍN VÍCTOR CASASOLA Fusilamiento de Fortino Samano

 

 

 

 

 

 

Respecto a la famosa foto de Einstein sacando la lengua, se dice que Arthur Sasse había tomado varias fotos del genio durante la mañana del 14 de marzo de 1951, cuando el físico cumplía 72 años. El fotógrafo le pidió una pose insólita y el viejo genio sacó su lado más humano, menos oficial para generar uno de los iconos del s. XX.   

 

 

 

 

AGUSTÍN VÍCTOR CASASOLA Fusilamiento de Fortino Samano

AGUSTÍN VÍCTOR CASASOLA Fusilamiento de Fortino Samano

 

 

La ternura de la madre japonesa que baña a su hija, atacada por la “enfermedad de Kunamoto” quedó explicada en mi anterior blog hace varios años. Es una de esas fotografías que me reconcilian con el género humano.

 

 

 

E. SMITH, Madre bañando a su hija

E. SMITH, Madre bañando a su hija

 

Un fotógrafo desconocido captó la llegada de Elizabeth Eckford a la Escuela Superior Little Rock el 4 de septiembre de 1957, cuando la población negra estaba en plena campaña por la conquista de los derechos civiles. La chica avanza con sorprendente serenidad hacia su clase, en tanto que una desaforada Hazel Bryant grita improperios como una posesa. La una fue una pionera, la otra un pésimo ejemplo.

 

 

 

 

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Elizabeth Eckford delante de Hazel Bryant en Little   Rock 04 09 1957

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Elizabeth Eckford delante de Hazel Bryant en Little   Rock

 

 

Fue otro fotógrafo desconocido quien tomó esta imagen en los Campos Elíseos en 1940, cuando las tropas alemanas desfilaban hacia la Place de l’Etoile, el lugar emblemático del Arco del Triunfo, en que se hace mención a todas las batallas de la historia, una metáfora del poderío militar francés, de “la Grandeur” gala. El hombre llora abiertamente, tal vez recordando la otra humillación anterior, la de la Guerra franco-prusiana. Me gusta esa foto por lo que tiene de humana.

 

 

 

 

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Civiles lloran al ver desfilar a los nazis por los Campos Elíseos

FOTÓGRAFO DESCONOCIDO Civiles lloran al ver desfilar a los nazis por los Campos Elíseos

 

 

Termino con una humorada golfa. Ya la usé en otro post de mi antiguo blog, donde preguntaba qué les pasa a todas las chicas del panel. Por entonces hubo respuestas para todos los gustos, pero siempre divertidísimas. ¿Qué opináis ahora?  

 

 

 

caras en trance a punto de...

 En trance a punto de…

 

 

Alberto Granados

Anuncios

4 comentarios el “El espejo del alma

  1. Me gustan especialmente las expresiones infantiles, porque éstas carecen de predispociones. Son, como ellos, espontáneas, francas, deshinbidas por completo de posturas o formalidades. pero tengo que reconocer que los adultos también sabemos evadirnos de todo lo aprendido cuando algo nos sorprende o marca profundamente.
    Tu recorrido gestual es muy interesante porque tras cada una de las imágenes podría, solo con ver sus gestos, escribirse una (o mil), historias creibles.
    Un abrazo, Alberto!!!

    • Kape, me he tirado media vida vigilando recreos. He visot miles de gestos de niños y sé que alcanzan una enorme expresividad. Yo me quedo con la del niño que enseña el hueco del diente perdido. Me la brindó Miguel Cobo y me deslumbró.

      Un abrazo,

      AG

  2. Las chicas de la última fotografía están a punto de … morir… de gusto.

    Hace poco cogí en el videoclub un documental sólo por el título: El suicidio de los gatos. No sabía de qué iba porque le habían quitado la carátula. Trataba del envenenamiento por mercurio de los ciudadanos de Kumamoto. La desidia del gobierno para evitarlo, a pesar de las evidencias, y que sólo encontrar una forma de producción más barata hizo que la empresa dejara de contaminar el agua. También de las penalidades de las familias que se ganaban la vida con la pesca porque el miedo al contagio hizo que fueran marginados. No conocía la fotografía que has colocado. He disfrutado mucho; primero, viéndolas (sin leer tus comentarios) porque algunas encierran más de una historia con sólo mirarlas; y luego, leyéndote.

    • Pues no, Rebeca. Las chicas del último panel están a punto de… estornudar. Menos golfo, menos práctico y menos gustoso, aunque hay ocasiones en que estornudar se necesita mucho.
      La vida te da sorpesas, sorpresas te da la vida.

      Suerte con tus decisiones profesionales. Y mánda,me una foto de tu prima :-). Un abrazo.

      AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: