6 comentarios

El aria de Bach


Una de las piezas más conocidas de Johann Sebastian Bach (junto con el famoso “minueto y badinerie”) es la llamada Aria, en realidad el segundo movimiento de una de sus suites orquestales (Suite Orquestal no. 3 en Re Mayor BVW 1068). Fue escrita hacia 1720 y destinada a una formación orquestal, concepto que en el barroco corresponde a un grupo reducido de músicos.

 

 

Johann Sebastian Bach

Esta aria fue objeto de un arreglo a cargo del violinista August Wilhemj, quien en el s. XIX la adaptó para violín introduciéndole bastantes cambios estructurales: pasó a ser una pieza para violín y piano, cambió de Re Mayor a Do Mayor y bajó una escala, con la curiosa circunstancia de que sólo se tocaba la cuerda de sol del violín, lo que hizo que se le llamara desde entonces “aria para la cuerda de sol”.

Estos cambios han generado un importante debate sobre si el propio Bach la pensó así y el posible significado de tal elección del compositor y del cambio posterior.

 

 

 

 

 

De un  modo u otro, el aria es muy popular, pieza de repertorio obligado de todo violinista y se han hecho versiones de su partitura en todos los estilos posibles: jazz, rap, rock duro, soul, dance, bossa nova… y ha aparecido como fondo en más de una película, anuncio de televisión o juego de video-consola. Gente como Sweetbox, Bon Jovi, Bobby McFerrin, Sarah Chang, Jacques Loussier, DJ Ronny K  o el brasileño Trio Esperança… han hecho versiones, no siempre perdonables.

Se dice que, pese a su merecida fama, su estructura musical es muy simple, pero esa simplicidad no impide que nos suene como una cascada de compases llenos de armonía y belleza, un torrente imparable de sensaciones. Bach fue un gigante y su aria es, sencillamente una pequeña obra gigantesca.

 

Alberto Granados

6 comentarios el “El aria de Bach

  1. En la naturaleza las estructuras simples o aparentemente simples, son las más hermosas.
    Buen fin de semana.

    • La estética de lo sencillo. Yo oigo cada vez más a Bach, en el que encuentro dos líneas: la más “trompetera” (los conciertos de Brandemburgo, por ejmplo) frente a la más intimista, con la que conecto cada vez mejor. Me estoy volviendo bachiano.

      AG

  2. Muchas gracias!

  3. Un abrazo muy fuerte de los nuevos triabuelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: