8 comentarios

Breviario negro


     En Granada, la ya extensa obra de Ángel Olgoso se sigue con verdadera pasión por parte del paisanaje cómplice y entusiasta. Basta con ver los llenos de sus presentaciones para comprender que no exagero: la Sala Cultural Nueva Gala, el salón de plenos del ayuntamiento, la Biblioteca de Andalucía/Biblioteca Provincial… resultan insuficientes de aforo cada vez que surge una comparecencia relacionada con este hombre, poco proclive a las multitudes, que hace poco ha sido elegido académico de la de Buenas Letras de Granada (a comienzos del próximo mes de mayo leerá su discurso de ingreso).

escanear0005

     Este fervor olgosiano no se limita al panorama literario local. La Asociación de Críticos de Andalucía le otorgó hace un año el premio de narrativa por Las frutas de la Luna (Palencia, 2013, Menoscuarto Ediciones) y su obra ha sido firmemente reconocida dentro del panorama global de nuestra literatura y vertida a  diversos idiomas. También ha sido objeto de trabajos de investigación, como es el caso de la tesis doctoral del editor Paolo Remorini (Editorial Nazarí) u otros trabajos y colaboraciones auspiciados por universidades tales como la Dublin City University, la de São Paulo y, ya dentro de nuestras fronteras, la Autónoma de Barcelona, la de Castilla-La Mancha o la de Salamanca.

     Hace unos días presentó su último libro, Breviario negro (Palencia, 2015, Menoscuarto Ediciones, con prólogo de José María Merino). Se trata de un conjunto de cuarenta y un relatos en los que reproduce y desarrolla hasta el límite las características esenciales de su narrativa: la brevedad, una increíble exactitud en el planteamiento narrativo, una fantasía próxima a la alucinación, el incomparable manejo del factor sorpresa de sus argumentos, la subversión de sus temas, el lirismo escondido entre sus  terribles situaciones…

???????????????????????????????

     Conozco bien el proceso de indagación que, a la postre y con suerte, puede dar lugar a la creación de un relato. Es arduo y con frecuencia frustrante. Cuando leo a Olgoso siempre me sorprendo por el torrente narrativo que brota de sus libros y me lo imagino en el momento creativo en que un amago de idea, un hálito mínimo de substancia narrativa, el embrión de un relato, empieza a concretarse en su mente. Me parece verlo buscando afanosamente el detalle insólito, el personaje casi monstruoso, el argumento impensable, la maravilla que provocará, a veces en la última línea del relato, un sobresalto, una sorpresa admirativa, una sonrisa cómplice en cada lector. Creo que Ángel Olgoso es al relato lo que a la pintura  son Hieronymus Bosch, más conocido como El Bosco, o Escher.

El Bosco, El jardín de las delicias

    

     En sus libros, personajes, situaciones, ritmos, resoluciones… encajan con una perfección absoluta. Él cuenta que cada uno de sus relatos sufre un proceso de creación más o menos largo, pero que es en la  fase de depuración del texto donde más sufre, pues siempre realiza un minucioso pulimento de sus borradores, labor a la que dedica innumerables horas hasta dar con la talla perfecta del diamante.

     Con sus relatos tengo la sensación de observar el negativo de una fotografía o alguna de las pinturas negras de Goya: lo que en cualquier otro autor de relatos es luz, realidad (incluso una realidad imaginaria), superficie, lógica… en sus relatos es la sombra, lo onírico, lo cavernoso y oculto, ese sueño de la razón que crea monstruos, criaturas que pueblan un universo maldito y a la vez irresistiblemente atractivo. Lo insólito, el desasosiego, la violencia, la percepción milenarista de la sociedad (cuando no apocalíptica), el acercamiento a mitologías diversas, a personajes atípicos, a geografías imposibles… forman parte de los imaginativos cuentos de este peculiar autor, en el que creo ver las huellas de Lovecraft,  Poe, Hoffmann y otros muchos malditos.

     Con frecuencia, el relato de Ángel Olgoso se apoya en dos pilares: el efecto sorpresa que contiene la trama y la cuidadísima elaboración estilística.

     El autor suele sorprender al lector con un quiebro inesperado, inimaginable o ilógico. En estos casos, la sorpresa puede llegar en el último concepto, con lo que resulta más intensa (Novedades en el cortejo). En otros casos, la sorpresa está en el propio planteamiento (El asedio), que supone un giro de ciento ochenta grados en la percepción habitual de una realidad que el lector se haya ido creando. En otras ocasiones,  Olgoso abraza el matiz más lírico (Cartografía o Los caballos pensantes de Elberfeld). También abundan las situaciones límite (El solipsista o De masticatione mortuorum). De un modo u otro, el lector se verá siempre atraído por cada propuesta, siempre originalísima y atrevida.

escanear0006

Olgoso firmándome  mi ejemplar 

     Este subversivo de la realidad, este buscador de espejismos, que es Ángel Olgoso apoya sus narraciones en una elaboradísima elección del vocabulario, en una composición eficacísima de la frase, en una adjetivación ajustada y deslumbrante, en un uso estelar de las enumeraciones… Se entiende que, en alguna ocasión, un relato suyo se haya llevado hasta ocho meses de trabajo. También se entiende que mereció la pena.

     Durante la presentación del libro, el pasado día 24 de marzo en la Biblioteca de Andalucía/Biblioteca Provincial, varios autores granadinos, junto a algunos de los amigos de Olgoso, leyeron unos cuentos del libro. El mencionado Los caballos pensantes de Elberfeld fue leído por Giorgia Pordenoni, a quien va dedicado. Oyendo a esta mujer italiana, comprendí el poder de seducción que tiene una lectora de cuentos y entendí mejor que nunca a la mítica Scherezada de Las mil y una noches, tal fue su impecable puesta en escena y el énfasis de su lectura. Pero fuera del adorno que esta anécdota supone, los cuentos de Breviario negro subyugan por sí mismos.

???????????????????????????????

Georgia-Sherezada seduciéndonos con “Los caballos pensantes de Elberfeld”

    Estoy convencido de que este libro será, sin duda, uno de los libros estrella de  la Feria del Libro, que comienza hoy. El próximo domingo, día 19, a las 12:00 h. estará en la caseta de firmas atendiendo a su público. Todo es cuestión de dejarse seducir por este jardín de cuarenta y una negras delicias con que el autor nos regala.

 

Alberto Granados

Anuncios

8 comentarios el “Breviario negro

  1. Leyendo tu crónica, entran ganas de echar a correr para comprar el libro. Felicidades por contar con un autor de tanta talla y tan cerca… Un abrazo.

  2. Magnífica reseña, o mejor dicho, magnífica crítica, como puntualiza Gärtner. Te vas a tener que dedicar a esto, colega.

  3. Gracias Alberto por las muy generosas palabras que me regala.
    Y por este lugar tan interesante.
    Gio

    • Gracias a ti, Giorgia, por el gigantesco regalo de tu lectura. Hoy hubiera preferido responder a tu comentario en persona, por lo que he pasado por vuestro stand de la feria, pero no estabas. He saludado a Paolo y le he mandado un saludo para ti.
      Un abrazo,

      AG

  4. Querido Alberto:
    Quedo fascinada por la descripción que haces del nuevo libro de Ángel Olgoso, y sí, creo que cuanto dices es así, o mucho mejor, porque conozco ese asombro que produce la lectura de sus obras, la incisa punzada con la que nos deja traspasados después de una lectura de algo suyo. No me extrañan sus reconocimientos, no me extraña esta descripción tuya que dejará arrobados a muchos deseosos de encontrar el momento propicio para leer el libro: “El breviario negro” de Ángel Olgoso ¿Cómo voy a conseguirlo? Como no sea que me lo acerque hasta casa, Paco Gil Craviotto, que debería venir a recoger el Premio “Fac quod agis” de literatura por su “Río Sena”; que se le entregará el próximo 16 de mayo en la Casa Museo de los quehaceres. Sería una magnífica ocasión.
    Con el deseo de que continúes dando espléndidas noticias. Un abrazo,
    Lola Vicente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: