7 comentarios

Cavilaciones de un xenófobo


        …es que no los soporto… ahí están, cada vez más, que ya se están haciendo los amos… y los que mandan dándoles protección: que han pasado mil necesidades para llegar hasta aquí, que hay que acogerlos, que deben ser aceptados como personas, que siempre hemos sido un pueblo hospitalario… como si a los de aquí no nos costara mil esfuerzos sobrevivir, como si nos resultara tan fácil llenar el estómago cada día y cada noche… y no es así, nadie nos ha regalado nada, que ya está bastante difícil vivir y llevar a casa lo necesario para criar a los tuyos, como para que ahora vengan éstos a crear más miseria de la que ya tenemos… no soy sólo yo el que piensa así, que el otro día un señor de los de categoría, de esos que vienen de cuando en cuando a liarnos con su palabrería para conseguir más poder, lo decía muy claro: si esto sigue así, pronto serán más que nosotros y nuestros hijos terminarán por hablar su lengua, seguirán sus religiones, comerán sus extraños guisos y participarán de sus bárbaras costumbres, así que tendremos que defendernos y decirles a nuestros gobernantes que ya está bien, que cada uno que viene hará llegar a otros muchos, a sus mujeres, hijos y hermanos y pronto nuestra tierra, la de nuestros padres, será algo completamente distinto de lo que hemos recibido de mil generaciones de antepasados…

Comentario de Xavier García Albiol en Facebook

Comentario de Xavier García Albiol en Facebook

     …no sé si llevaba razón en todo, pero me pregunto más de una vez si yo no haría lo mismo que ellos… oyes decir a unos y a otros que en sus tierras de origen hay muchas penalidades, mucha miseria, mucha hambre o muy poca libertad y entonces te pones en su lugar y piensas que el sol sale cada mañana para todos y que es la injusticia quien deshace lo que la naturaleza crea para repartir con decencia… en esos momentos pienso que estos extranjeros han hecho lo que yo he deseado hacer tantas veces: irme con los míos a un sitio donde no se pase tanta penuria, donde todo sea más fácil, aunque después se extrañe lo que se deja atrás… los abuelos han contado siempre que nosotros mismos hemos ido a otros lugares para mejorar, que cuando las nieves helaban las cosechas y mataban al ganado o cuando la sequía nos dejaba sin los frutos de la tierra y el hambre nos empujaba íbamos a ocupar otras tierras donde éramos los extraños, donde se nos miraba con el mismo desprecio e igual desconfianza que nosotros sentimos por éstos, pero no nos importó: el hambre manda siempre y en estos tiempos enmarañados en que hay carencias para casi todos, el ser humano se aventura con tal de comer a diario… claro, que es lo que dice mi vecino: que ya que han venido sin que nadie los llame tenían que hacer lo que hacemos nosotros, adoptar nuestras forma de ser, nuestras costumbres y creencias…, no ser tan diferentes, que se nota mucho… es como si con su manera de vivir nos acusaran de estar equivocados, como si nos dijeran “Estúpidos, todo lo que hacéis no tiene sentido” y eso no se puede aguantar… muchas noches insomnes me doy cuenta de que me contradigo, pues si me paro a pensarlo, hasta admiro su valor y su determinación y casi los envidio, pero después los ves ahí, amontonándose, mirándonos con gesto de desafío, como diciendo “Aquí estamos y va en serio” y entonces me surgen un odio y una fuerza negra que me hacen desear su muerte, un pensamiento turbio que hace que aparezca en mí un deseo de matarlos, de exterminarlos hasta que no quede ni uno solo en la tierra de mis padres…

Bañistas en Tarifa junto a ahogado. Foto de Javier Bauluz, Premio Pulitzer 2000

Bañistas en Tarifa junto a ahogado. Foto de Javier Bauluz, Premio Pulitzer 2000

     ya lo hicimos dos vecinos y yo hace tres meses, cuando incendiamos la choza que se había hecho esa familia… aún parece que oigo sus alaridos cuando se dieron cuenta de que habíamos atrancado la puerta y comprendieron que iban a morir como alimañas… fue terrible, aunque me sentí en paz con mi conciencia: sólo defendí mi tierra de estos extraños invasores…, sin embargo, a veces titubeo y ya no sé si sólo conseguí envilecerme un poco más… y mi caso no es el único, que ha habido más muertes de extranjeros… y en mi casa, tengo además que discutir con mi hija, que a sus dieciséis años, me lleva la contraria en todo… me dice que no llevo razón, que son iguales que nosotros, que sufren igual que cualquier ser humano… yo le hago ver que sólo se relacionan entre ellos, que desean mantener su diferencia, de la que, al parecer, se sienten tan orgullosos:

     -¿Y qué tienen que hacer? –se me pone respondona la niña-. ¿Renunciar a sus creencias y sus costumbres para parecerse a nosotros? ¿Para que nos sintamos más tranquilos? ¡Es que son distintos…! ¿Tú lo harías, padre?

     -¿Yo? Pues… –y la duda me enmudece.

     -Sólo se relacionan entre ellos porque nosotros los tratamos como inferiores y eso los aparta. Si percibieran que los aceptamos…

 

 

Golf y concertinas Javier Palazón 22 10 2014

     Golf y concertinas Fotografía de Javier Palazón, 22 10 2014

…y de nuevo me veo contradictorio y miro a mi mujer, que apaga su mirada, como dándole la razón a la mocosa… me indigno y me salgo a hablar con otros hombres, porque no sé si mi hija lleva razón o no… es todo tan complicado… antes me sentía seguro, sabía que mi vida era como la de mis padres y la de mis abuelos y eso me tranquilizaba, pero ahora, con ellos ahí… si trato de encontrarles algo positivo lo primero en que pienso es en su decisión, esa que a mí me falta: dicen que llegan cruzando el mar en unas embarcaciones tan frágiles que es casi un prodigio que lleguen vivos a nuestras costas… muchos naufragan y se ahogan, que el mar se está convirtiendo en un gigantesco cementerio, pero incluso así llegan cada vez más… se les ve miserables, se les nota su hambre de siglos, su calidad de siervos de la pobreza… eso resulta temible, porque cualquier hombre que se aventura hasta aquí trae consigo tanta firmeza que está dispuesto a todo con tal de medrar…, cuando los veo miro a mi hija y a mi mujer y les hago una señal para que se metan en la casa y no se expongan a la torpeza de sus deseos… si uno de estos desgraciados les hiciera algo lo mataría sin la menor contemplación, porque tantos hombres solos, extrañando a sus mujeres, son un peligro para las nuestras… supongo que también tendrán sus esposas y sus hijas en sus pueblos, pero ahora están a la merced del deseo y el extrañamiento y así son peligrosos… ¿cómo sentir cada día ese peligro sin odiarlos? …yo pienso en cómo actuaría en esa situación y no sé si sería mejor que ellos, tal vez esa duda, ese miedo, nos convierta en enemigos y genere el odio que siento, el asco que me produce verlos, con ese color de piel, con esos cabellos tan extraños y esas vestiduras tan ajenas a las nuestras…

 

 

guardia-civil-tarajal-08 02 2014

“Actuación” de la Guardia Civil en El Tarajal (08 02 2014)

…han tenido incluso el descaro de construir su propio templo para celebrar los ritos de su religión… ¿dónde vamos a llegar? …y no es que se hayan ido a las afueras, que lo han levantado en el lugar más vistoso: enfrente del nuestro, como para mostrarnos su absoluta falta de respeto… además, de cuando en cuando aparece uno de ellos que nos habla de su dios, de que los nuestros son falsos, los llama ídolos, y en esos momentos lo mataría: no soy especialmente crédulo en materia de dioses, pero que venga un extranjero a decirnos que nuestras creencias de hace tantas generaciones sólo son falsedades, eso me pone violento y más de una vez los míos han matado a semejantes pasmarotes, poseídos de una absurda fe en lo que decían… ¡morían con tanta fortaleza…! nos hablaban de un dios que nació en un humilde pesebre mientras nos reíamos pensando qué clase de divinidad elegiría algo tan pobre en vez de un trono de oro y pedrería… sin duda será el miedo al sufrimiento y a morir lo que les hacía decir semejantes dislates… pero no son de fiar: miran no sólo a nuestras mujeres, sino también nuestro oro, que parece seducirlos mucho más que la posibilidad de que su único dios sea más poderoso que los nuestros, ¡cómo les brillan los ojos al ver nuestros templos dorados o los adornos de nuestras mujeres…!

 

 

 

El nño sirio ahogado frente a la isla de Kos Aylan Kurdy, el niño sirio ahogado frente a la isla de Kos

    …y dice nuestro chamán que los astros indican que pueden llegar a hacerse con el poder durante mucho tiempo… sería un desastre… hay que arrojarlos ya de nuestro mundo y de nuestros corazones, como se echa a un lado la pesadilla que nos atormenta en la noche, ahora que estamos a tiempo, antes de que lleguen más y pasemos de ser los dignos amos de nuestro territorio a simples esclavos suyos… me pregunto si nuestros dioses lo permitirían… por si acaso llega la ocasión, afilo continuamente la hoja de obsidiana de mi cuchillo, a la espera de que llegue la noche triste, la noche de fuego y degüello que acabe con los españoles, que así se hacen llamar los extranjeros que llegaron de la mano de Hernán Cortés…

Alberto Granados

Anuncios

7 comentarios el “Cavilaciones de un xenófobo

  1. El error que comete la humanidad es darle a la maldad nacionalidad
    Vivo en una zona donde quieren alzarse fronteras cuando hace dos días el júbilo nos embargaba por romper muros y no entiendo como podemos creer que nada nos pertenece cuando no lo cuidamos. Pero la hipocresía nos hace pequeños cuando creemos que la muerte de unos valen más que la de otros,cuando odiamos posturas diferentes sin pensar que también lo son para ellos, cuando repudiamos con odio feroz sin darnos cuenta que eso nos hace iguales a ellos, los que matan, los que seccionan de cuajó aquello que consideran una amenaza…..lo mismo que queremos hacer nosotros al fin y al cabo.
    Un saludo,Rigo!

  2. Estamos asistiendo al desplome del mundo que conocemos y a partir de ahora nada serà igual. La repartición del mundo por los vencedores de la I gran guerra del siglo XX a base de escuadra y cartabón sobre el mapa de África, redefiniendo fronteras, separando tribus afines y repartiedose territorios según sus intereses, està en el origen de la barbarie que estamos viviendo. Los valores del mundo occidental basados en los principios de la Revolución francesa, están siendo conculcados por la doble vara de medir , hipócrita,que las grandes potencias europeas, alineadas con los EEUU y la defensa de sus intereses económicos y geoestratégicos en el mundo , han establecido. Y ahora nos atacan en casa, en el corazón mismo de nuestra civilización, a nuestros valores de Igualad, solidaridad y fraternidad. Y me hago muchas preguntas. Quienes venden las armas al ISIS, y a otros grupos terroristas que ahora dirigen contra nosotros? Quienes han alimentado a este monstruo preparándolos militarmente cuando les eran útiles en Afganistán? Vale màs la vida de un niño israelí que la de un palestino? Puede mantener Europa su nivel de bienestar sin el petróleo y el gas de los estados árabes? Hay generaciones enteras de jóvenes que han nacido y crecido en un país en guerra y tienen grabado el odio y el rencor en su ADN. No importa que ahora muchos de ellos tengan nacionalidad francesa, belga o española y pertenezcan a segunda o tercera generación de inmigrantes. La integración ha resultado un falacia en gran parte de esos jóvenes desasistidos por el sistema, parados, marginados en la periferia de las ciudades europeas, sin futuro y por tanto, sin nada que perder. Falta de expectativas, odio y rencor históricos, un cóctel explosivo que apunta al corazón de nuestras vidas. Y, como siempre, con la utilización de la religión como bandera. Hace falta algo más que flores y velas para parar esta barbarie. Es preciso algo más que bombardear las posiciones del Isis en Raqqa. Se impone una reflexión profunda desde nuestras conciencias para entender y parar esta sinrazón.ly mantengo en el horizonte de mis deseos un mundo en PAZ y LIBERTAD y la canción de John Lennon “Imagine” como fondo.

  3. Siento no tener la facilidad para escribir que tú manejas. Es posible, incluso, que mi insistencia en enviarte mensajes transcritos de prensa vária, te haya movido a dejar constancia de tu estado de animo respecto a este triste asunto de los refugiados. Muchos de nosotros, a poco que nos pongamos a pensar sobre ello, se nos viene el alma a los pies cuando te ves “obligado” a tener que tomar posición respecto a ello. El corazón dice una cosa y la cabeza otra. Un abrazo.

  4. Querdio amigo:
    Creo que ya es tarde para lamentaciones, hace muchísimo que lo veO venir propiciado por los poderes facticos (los únicos responsables de todo desastres), siempre en su favor, ellos creen que no caerán, pero les ocurrirá lo que al Dr. Guillotín, que murió bajo el instrumento que inventó.
    SOLUCIÓN DIFICIL, ÚNICA: EL SABER, LA SABIDURÍA, EL CONOCIMIENTO. Ante este nadie puede, es el único, el importante, indiscutible, hay que aprender todo cuanto sea posible… saber, saber, saber. EN SABER ESTÁ EL PODER.
    ¿Te has dado cuenta de que nos quitan constantemente información? El nivel universitario bajó y sigue bajando. ¿Dónde están los relojes de lugares públicos? ¿Cuanto vale un sello de correo postal? etc.,etc, etc., Solo hay juerga, lo demás no vale, ¿Partidos políticos? ¡Y una mierda! Ellos son los primeros comprados. Nos entretienen mucho, claro.
    Amigo mío, poco tiempo nos queda.

  5. ¡Ah! Se me pasaba. También es entretenernos el pretender -Con toda facilidad, por cierto- que nosotros somos responsables de los males que suceden y que debemos tomar postura. De ahí surgen discusiones y enfrentamientos que no van más que a entretenernos. Caemos fácilmente en la trampa y pretendemos arreglar lo que podamos (Ay, mísero de mi, Ay, infelice).
    Tú eres… yo soy… él es… pobres de nosotros, IGNORANTES.

  6. Kape, en primer lugar, me alegro mucho de volver a verte por aquí. Y llevas mucha razón: yo ya lo decía hace unos años, que lo de los nacionalismos era un sarampión del XIX cuando estamos en un globalizado XXI. Que se lo mejor. Y un beso gordo. ¿Cómo sigue “tu mona”?

    Alía, llevas razón: Europa y EEUU han jugado a ser dioses tirando los dados de millones de criaturas. Pero ha llegado un mundo global y los viejos parámetros culturales, religiosos, económicos y políticos no sirven para este nuevo tablero de juego. Por otra parte, hemos estado esquilmando sus productos brutos a lo bruto durante toda la etapa colonial. Cuando vienen, en cierta medida viene a por lo que es suyo. Y las viejas reglas no sirven.

    Juan A. te aseguro que el borrador de este cuento llevaba mucho tiempo en su carpeta. Sólo los hechos de estos días (mi hija vive en París) me han animado a retocarlo y colgarlo. Además, mi postura es la de perplejidad y confusión. No lo tengo más claro que el personaje de mi cuentecillo. Siempre he mostrado una postura favorable a acoger a los inmigrantes. Pero cuando aquí hay problemas o cuando algunos son un verdadero peligro… me entra la duda. Como a ti. Un abrazo.

    Lola, creo que en las respuestas anteriores también va incluida la respuesta a tus comentarios. Gracias por estar ahí siempre.

    Chicas y chico: abrazos mil,

    AG

  7. Queridos amigos todos:
    En primer lugar, me agrada la idea de que gracias a Alberto todos nos ponemos a darle vueltas al magín. Eso es lo fundamental, que le demos vueltas, que pensemos. Que eso es lo que los partidos políticos, lógicamente, no quieren.
    Y no sólo los partidos políticos, sino los grandes millonarios, cuya lista todos admiramos cuando aparecen en la revista Forbes, a pesar de que ninguno de ellos va a entrar en el reino de los cielos. ¿Porqué los admiramos? Sólo han manejado los hilos para que todos trabajemos más, ganemos menos y ellos acumulen el beneficio ilícito.
    Y para ello no les ha importado vender las armas al último HItler subdesarrollado, o al último asesino iluminado o al último chiquillo loco que entra en su cole y mata a un buen puñado de sus compañeros.
    ¿Quién es el responsable? ¿Ellos? ¿Seguro?
    Hace algún tiempo que soy un ferviente cristiano, porque después de haber leído muchos libros, (uno por semana, aproximadamente) he encontrado que la única doctrina positiva y eficiente es el Evangelio. Pero hay que leerlo despacio, muy despacio. Con ganas de pensarlo y cumplirlo.
    Eso me ha hecho cambiar la pregunta y en vez de decir ¿Quién ha sido?, siempre trato de preguntarme ¿He sido yo? ¿Cómo contribuyo yo a esta locura? ¿Cuál es mi responsabilidad?
    Y en este caso, me doy cuenta de que yo también soy un poco xenófobo, porque disfruto mucho con mi bienestar, con mi pequeña riqueza, con mi suficiente seguridad y con pedir constantemente que esas premisas sigan aumentando, pese a que no son, como nos dicen los ricos, la felicidad. Que precisamente son la infelicidad, mía
    y de los demás. Y a pesar de todo eso, sigo pidiendo que se proteja mi tierra (mi frontera, aquellas líneas en los mapas que se pintan con sangre), mi paga mensual, que me gasto en tonterías y así provoco la inflación más galopante de manera que alguno de mi propia raza, la humana, pueda encontrarse en la situación de no poder tener eso que yo no necesito y él sí.
    Tenemos que pensar mucho y hacer algo.
    ¿Qué os parece una huelga de hambre?
    No tendría que ser muy larga: solamente 24 horas…. o lo que cada uno quiera. Es muy positivo y el tiempo que se gana en no preparar la comida y comerla, se puede dedicar a pensar (ojo, no a ver a tele). Incluso nos deja beneficios, de manera que podamos apoyar con ellos a una ONG de la que nos fiemos. Tampoco es necesario hacerla todos el mismo día, aunque sería bonito reunirnos en una plaza a la hora de comer para charlar y contrastar nuestras opiniones al respecto.
    ¡Jo! qué largo. Menos mal que como yo no escribo bien, nadie me va a leer. Además no me he cabreado lo suficiente, quizás si lo hubiera hecho, os resultaría mejor.
    Pero no me hagáis mucho caso. Yo sólo estaba pensando. Pero la huelga de hambre sí la he realizado algunas veces. Y está muy bien. Me da satisfacción y economizo. Y adelgazo. Y el que no se conforma es porque no quiere.

    Un abrazo a todos.
    Alfonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: