2 comentarios

Nos, última novela de Miguel Arnas Coronado


        Tan mayestático pronombre, de uso exclusivo para los monarcas, es también el título de la última novela (Nos, Granada, Editorial Nazarí, 2015, 310 págs.) de Miguel Arnas Coronado, del que ya me he ocupado anteriormente en este blog, pues el año pasado reseñé su magnífica Ashaverus el libidinoso. Miguel Arnas es un escritor disciplinado y voluntarioso que da con una idea y no ceja hasta convertirla en una gran novela. La pena es que vive en Granada y no en Madrid o en la Barcelona de su juventud, ciudades más proclives al despegue de grandes escritores que injustamente se ven castigados en provincias, irremisiblemente condenados a tiradas cortas y ediciones prácticamente autofinanciadas. Una situación injusta, porque la prosa de Arnas (como la de otros muchos autores locales) merece mucho más, sin lugar a dudas.

       Lo demuestra cumplidamente en esta novela, a la vez crónica del desconcierto que nos trajo la muerte de Franco, la extinción de su Régimen y el nacimiento de nuestro vigente sistema democrático, tan deteriorado actualmente.

 

 

 

Miguel Arnas durante la presentación de su anterior novela

Miguel Arnas durante la presentación de su anterior novela

 

 

 

        Nos es una vasta panorámica de aquella época, en que mi generación (Miguel Arnas y yo nacimos el mismo año) empezó a soñar con una libertad que no sabíamos usar y a crearse unas expectativas que la jerarquía iba tolerando con cuentagotas. Teníamos, como los personajes de la novela, un futuro abierto y cada cual intentaba encontrar su camino ante ese futuro plagado de esperanza.

       Arnas hubiera podido elegir cualquier ámbito geográfico o profesional para crear este panóptico de le época, pero eligió un centro de enseñanza, el universo que mejor conoce por coincidir con su peripecia profesional. En efecto, la novela muestra los entresijos de un instituto que, anticipándose a la normativa democrática, intenta llevar a cabo su tarea siguiendo unas coordenadas autogestionarias e igualitarias, marcadamente ácratas. En el reducido universo del San Patricio aparecen todo un claustro de profesores, una conserje entusiasta, una serie de alumnos que maceran sus ideas en sus propias hormonas, un desinhibido consumo de drogas y alcohol, unos padres divididos entre el entusiasmo y el temor a que aquellos díscolos profesores les estropeen definitivamente a esos hijos que rozan la marginalidad, el Inspector Fernández, encargado desde el punto de vista de la administración preautonómica de poner coto al peligroso desmadre… Esta variada fauna nos va a llevar por la Barcelona de la época a las terrazas de los bares de Las Ramblas, pobladas de personajes pintorescos; a una representación reivindicativa en distintos puntos de ciudad, una verdadera perfomance llena de gracia, desparpajo y provocación; a unas vacaciones navideñas del grupo en un refugio pirenaico donde sucede de todo; a una fiesta en el propio colegio que demostrará palpablemente que la potencialidad de los alumnos no tiene nada que ver con sus calificaciones académicas…

 

 

Portada de Nos

Portada de Nos

 

 

 

       El San Patricio es un futuro imperfecto para la administración educativa, un desafío que puede mostrar las evidencias de un sistema  que lleva mucho tiempo funcionando mal. Por eso la inspección toca a rebato y se impone la realidad: mantener viva una idea avanzada, generosa, llena de entusiasmo, cuesta muchos desgarros personales, mucha frustración, que en algún caso llevará al personaje a la destrucción, consciente de su impotencia ante las estructuras de la sociedad y el poder.

       Personajes dibujados lúcidamente (el autor es profesor de dibujo y sabe matizar), situaciones ambivalentes que mezclan las dos caras de una misma moneda, soltura narrativa, cambios constantes del discurso a través de referencias y citas… En esta ocasión, Arnas recurre reiteradamente a la frase corta, con frecuencia casi inexistente, que incorpora un único trazo preciso, una definitoria mancha de color. Me resulta curioso este cambio: en la novela anterior yo señalaba el gusto de Arnas por el período excesivamente largo, pero en esta, el cambio de registro sintáctico demuestra la versatilidad todoterreno de este autor.

       El lector encontrará personajes cargados de nihilismo, sexualidades ambiguas y difusas (ese mencionado lector, tras leer unas trescientas páginas, terminará sin saber si un determinado personaje es chico o chica), inmensas contradicciones, relaciones de pareja de ida y vuelta, dependencias afectivas destructivas… y es que todo en esta novela está lleno de una profunda carga de ambigüedad y contradicción, reflejo de sus personajes, de la situación, de la época en que ese San Patricio abrió las ventanas al aire fresco de una utopía de la que cada uno tenía una visión diferente, como debe suceder en cualquier utopía que merezca tal nombre.

       Ese imaginario centro San Patricio es sólo una metáfora de nuestra generación, de nuestras ilusiones y sueños definitivamente perdidos, del implacable paso del tiempo. Cualquiera que viviera la Transición debería conocer las claves de esta magnífica novela que nos habla de nosotros mismos. Para conocerse mejor y para conocer la intrahistoria de nuestro deshilvanado presente.

Alberto Granados

Anuncios

2 comentarios el “Nos, última novela de Miguel Arnas Coronado

  1. Muy completa y sugerente la reseña ,amigo Alberto.Invita a leer el libro.

  2. Muchísimas gracias, Alberto. Tienes razón en todo menos en los halagos a mi persona. Hoy en Guadix reflexionaba con los asistentes a la presentación de este libro que en la transición no hubo ruptura política ni económica, pero sí la hubo de las costumbres, y fue una ruptura radical, al menos en las ciudades más destacadas: Barcelona, Madrid y Sevilla, ciudades en las que las respectivas “movidas” fueron arrasadoras de los viejos hábitos pacatos y estúpidos de una sociedad que no solo era dictatorial sino algo mucho peor aún, si es que esto es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: