2 comentarios

Mai Saki y su exposición El camino de la vergüenza


 

 

 

 

        El sábado volvía paseando hacia casa, tras mi agradable rato de tertulia. Era una fresca mañana y el centro de Granada presentaba un hervidero de gente que tomaba café en las terrazas, hacía sus compras o disfrutaba de su fin de semana. Todo hablaba de una sociedad que, aun con sus carencias, gozaba de un razonable nivel de bienestar a pesar de la interminable crisis económica. Pero algo me hizo cambiar el relajado estado de ánimo: al pasar bajo la torre de la catedral, en el venerable edificio del antiguo colegio de Niñas Nobles decidí entrar para ver la exposición de la fotógrafa Mai Saki. Había leído algo en la prensa local, pero no tenía el menor conocimiento de lo que me iba a encontrar ni del contraste que las fotografías iban a provocar en mi conciencia.

 

 

img_9189

 

 

 

img_9198

 

 

 

img_9199

 

 

 

        Lo primero que el visitante encuentra en la sala de exposiciones son tres paneles con textos ya añejos y rimbombantes que nos hablan de los derechos humanos. Tras recorrer las fotografías, los tres breves textos alcanzan la dimensión de una grotesca e hiriente burla. Tanta declaración, tanto compromiso firmado, tanta mojiganga sólo son un documento notarial que certifica nuestra gigantesca hipocresía, nuestra desvergüenza ante las catástrofes humanitarias, en este caso la de los mal llamados refugiados sirios que intentan llegar a una Europa que les cierra puertas y recursos, pese a las declaraciones de sus gobiernos.

 

 

 

img_9190

 

img_9191

 

 

 

 

img_9192

 

 

 

 

img_9193

 

 

 

 

 

img_9194

 

 

 

 

img_9195

       Si en su momento la imagen de Aylan, el niño sirio ahogado en una playa turca en septiembre de 2015, supuso un impacto emocional para todo occidente, las fotos de la exposición muestran el horror de los que han sobrevivido. Mai Saki no explota la truculencia del niño ahogado, sino que nos muestra el horror en los rostros, los gestos de desesperanza, las lágrimas de desesperación de individuos o retratos grupales de personas vivas (al menos, cuando ella los retrató). Vivas y dolientes, sufriendo el rigor de las fronteras cerradas, de las expectativas truncadas y de la desesperanza.

 

 

 

img_9196

 

 

 

 

 

img_9197

 

 

 

 

 

 

 

img_9203

 

 

 

 

img_9200

 

 

 

 

img_9202

 

 

 

 

img_9201

 

 

 

 

       Quienes vivimos en la relativa opulencia de esta sociedad empobrecida podemos caer en la tentación de creer que en el momento en que hemos guardado el coche, nuestros hijos han vuelto a casa, tenemos la cena delante y la puerta bien asegurada controlamos nuestra existencia. Ninguna circunstancia puede romper ese perfecto equilibrio que suponen nuestras vidas. Tal vez, muchos miles de sirios pensaban exactamente eso hace sólo unos meses. Pero la política internacional, los intereses turbios que rigen el mercado global, los intereses de los fabricantes de armas y otras oscuras circunstancias han llevado a aquellos equivocados sirios a un éxodo incomprensible, a un desastre humano, a una injustificable ratonera, que demuestra lo erróneo de su seguridad pequeñoburguesa. Nadie está seguro ante un sistema social injusto. Esta vez ha sido en Siria, pero la vida pude volver nuestra tortilla y convertirnos en huidizos aspirantes a refugiados, en personas desesperadas por encontrar un refugio que nos proteja de las bombas y misiles que hacen añicos un país en pocas semanas.

 

 

img_9205

 

 

 

 

img_9206

 

 

 

 

img_9207

 

 

 

 

 

img_9208

 

 

 

 

 

img_9209

 

 

 

 

 

img_9210

 

 

 

 

 

img_9211

 

 

 

       Demostrarnos esa realidad que ahora nos parece tan irreal es tal vez el objetivo de estas sobrias imágenes, hechas en un blanco y negro perfecto, expresivo, en que surgen esos seres lacerados por el dolor, la miseria, la falta de intimidad o de higiene, la carencia absoluta, la desolación. Mai Saki consigue una perfecta síntesis entre fondo y forma en las fotos que expone y nos da un alarmante toque de atención que pretende despertar nuestras adormecidas conciencias occidentales.

 

 

 

img_9212

 

 

 

 

 

img_9213

 

 

 

       Una última observación sobre la muestra: el Área de Cultura de la Diputación debería haber buscado un espacio más adecuado para este tipo de exposición. En efecto, la presencia de varias ventanas desvirtúa la limpia luz que irradian las fotografías, que se ven llenas de reflejos indeseables. Con todo, he hecho unas cuantas fotografías de urgencia sin importarme su pésima calidad, que no le hace justicia a la fotógrafa. Sin duda, es mucho mejor que os paséis a ver las originales (están en la primera planta de Niñas Nobles hasta el próximo 7 de octubre).

 

 

 

 

img_9214

        Y una última crítica: el escueto programa se queda corto al no dar el mínimo dato sobre la fotógrafa, de la que sólo he conseguido saber algo a través de internet. Muy diferente del espléndido programa que elaboró la Junta de Extremadura para la misma exposición. Aunque tal vez sea mejor así: no saber nada de la autora y así dejar que sean sus magníficas imágenes las que nos hablen a través de su enérgica capacidad de denuncia.

 

Alberto Granados

Anuncios

2 comentarios el “Mai Saki y su exposición El camino de la vergüenza

  1. Gracias Alberto por mostrárnosla y por tus comentarios tan acertados!
    Un abrazo.

  2. Si no nos sucede, y mejor que así sea, no podemos saber como debe de ser de espeluznante el sobrevivir de estas gentes. Estas valiosas fotografías que, por desgracia, nos recuerdan a muchas otras que toda la vida hemos ido viendo, me hacen pensar en si, después de una catástrofe como ésta, la vida seguiría interesándome, si querría existir con la memoria eternamente herida.
    Excelente y sentido texto, Alberto.
    Un petó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: