3 comentarios

Los conciertos, última novela de Fernando de Villena


 

 

NOTA PREVIA: Durante los primeros meses del año leí varios libros que empecé a reseñar. Por diversos motivos, las reseñas quedaron sin terminar y, al llegar el verano, me las bajé a la playa en un lápiz de memoria. Pese a mi buena voluntad, la playa no ayudó precisamente. Al volver a Granada me di cuenta de que no tenía el dispositivo. El pasado puente lo encontré ensamblado en el televisor del apartamento playero. Retomo la tarea y amenazo con ir poniendo las reseñas en el blog, pese a que los libros hayan dejado atrás una buena parte de su actualidad inmediata.

 

 

 

        Fernando de Villena es un prolífico escritor (normalmente publica al año dos o tres libros en los que combina creación poética, narrativa, ensayo y artículos), siempre disciplinado, lleno de ese tesón del que yo carezco y constante. La pasada primavera publicó la novela Los conciertos (Granada, Editorial Nazarí, abril de 2016, 239 págs.), en la que participa de los postulados de la novela negra y, a la vez, de los cánones de la llamada novela histórica.

 

 

 

Presentación de Los conciertos en la Feria del Libro (23 de Abril de 2016)

Presentación de Los conciertos en la Feria del Libro (23 de Abril de 2016)

 

 

 

 

 

        Construida en dos partes y un epílogo, Villena dedica la parte inicial a ensamblar, como hace una cremallera, dos historias distintas en capítulos alternos. Se trata de dos tramas que parecen distintas hasta que confluyen al final en una siniestra coincidencia, pese a suceder en ámbitos geográficos y épocas diferentes. Por un lado, Don Balbino, el personaje central, es un jubilado viudo y solitario que vive en Antequera en nuestra época. Dedica parte de su desolado ocio a trascribir a mano un viejo manuscrito. La segunda trama se ocupa de la peripecia de don Santiago Salvatierra, maestro de capilla de Tunja, que llegó a Nueva España a comienzos del s. XVII. Allí conoció a  muchos personajes, muchas costumbres curiosas y muchos ritos de contenido mágico-religioso. Es precisamente el autor del manuscrito que don Balbino está estudiando.

       Ambos hilos argumentales aparecen perfectamente creados de tal manera que usan dos lenguajes y dos ritmos diferentes. La historia de don Balbino sirve para mostrar la permanente introspección de un solitario y mostrarnos la corrupción de los políticos locales, en tanto que la historia de aquella América colonial lleva un registro idiomático casi cervantino y participa del ritmo descriptivo de los libros de viajes, de las descripciones de aquel vasto ámbito y de las creencias y ritos de aquellos nuevos españoles.

 

 

 

portada

En la portada, “Concierto de aves”, de Frans Snyders (1629-1630)

 

 

 

 

       Al final de esta primera parte, el viejo maestro conseguirá atar los cabos que llevan desde los crímenes del XVII a los que empiezan a darse en el entorno de Antequera, entre los que hay un vínculo secreto.

        En la segunda parte y el epílogo, el viejo investigador, pese a sus achaques, hace de detective y, junto al hombre injustamente acusado de asesinato, vuelve a la Colombia que ha conocido a través del manuscrito para solucionar el enigma de los crímenes de chicas, víctimas de una liturgia sangrienta. De nuevo, cuatrocientos años después, un antequerano va a Colombia, cerrando con ello el ciclo.

        Villena ya trató ese paso de geografía a geografía a lo largo del tiempo en su Mundos Cruzados, detalle que hay que agradecerle porque se desenvuelve con soltura en este campo narrativo, que sabe tratar siempre con verdadera destreza de maestro.

 

 

Fernando de Villena lee fragmentos de su libro durante la presentación

Fernando de Villena lee fragmentos de su libro durante la presentación

 

       Existe un hilo conductor entre las dos tramas superpuestas en Los conciertos. El propio título lo deja bien claro: la música, que aparece presente en toda la narración. Del maestro de capilla al coro latinoamericano que actúa en Antequera y que sirve de nexo entre el pasado y el presente. Narración y música, dos mundos que me apasionan, mágicamente unidos por el autor en una novela amena, cambiante, llena de facetas que nos muestran con maestría los entresijos de la hipocresía y los sueños del ser humano, por encima de épocas y lugares.

       Cuando alguien lee la reseña de un libro teme siempre discrepar y que lo que el reseñador alaba, sea en la dura realidad un libro aburrido o de lectura ardua y pesada. Puedo asegurar que Los conciertos es de esos libros que, desde las primeras líneas, engancha al lector, al que sumerge en el doble relato haciéndole desear más y más lectura, tal es su amenidad y la frescura de la prosa de Villena. Me parece un libro perfecto para disfrutar de las tardes de  ese invierno que se acerca, un libro que puede llenar unas horas de ocio con la seguridad de que deleitará al lector.

Alberto Granados

 

 

Anuncios

3 comentarios el “Los conciertos, última novela de Fernando de Villena

  1. Gracias por la resena (disculpa las faltas de ortografia pero tengo un teclado ingles ya que resido en Canada pero soy de origen mexicano).

    Soy un apasionado de las novelas historicas. Particularmente sobre la Conquista de Mexico, epoca pre-colombina, la Nueva Espana, Leyendo toda la serie de Azteca de Gary Jennings, pasando por Quetzalcoatl (2008) de Lucie Dufresne, El Corazón de Piedra Verde (1942) – Salvador de Madariaga, Memorias de Doña Isabel de Moctezuma – José Miguel Carrillo de Albornoz, la trilogia de Martin ojo de plata de Matilde Asensi y muchos mas que he devorado.

    El mes pasado tuve la oportunidad de recorrer Granada, Sevilla y Malaga y para prepararme estuve leyendo sobre La Alhambra, con el libro de Washington Irving y los libros de Carolina Molina, entre otros. Tambien viendo la serie completa de RTVE de Isabel y la de Carlos.

    En fin, quisiera preguntarte que novelas historicas recomiendas que incluyan historias sobre la Nueva Espana?

    Saludos.

    • El mismo Fernando de Villena tiene una novela historicista, “Mundos cruzados”, que recurre a Mújica Láinez (El escarabajo), al servir un objeto de hilo conductor: un reloj que va y viene durante cinco siglos de España a Hispanoamérica.
      Mencionas la, para mí, más excelsa novela sobre ese período: El corazón de piedra verde, que dignifica el género historicista.
      Pero hay más: La aventura equinoccial de Lope de Aguirre, de Ramón J. Sender; El laberinto, del mencionado Mújica Láinez… si recuerdo más, te iré enviando notas.

      Y si deseas una gran novela sobre la Granada nazarí, te puedo mencionar tres: El segundo hijo del mercader de sedas, del fallecido Felipe Romero; El perfume de bergamota, de Gastón Morata; y una que aparece en breve (se presenta el próximo día 19), pero que ya he leído y sobre la que tengo preparada un reseña para este blog: Boabdil, el príncipe del día y de la noche, de Antonio Enrique.

      Bienvenido a este blog y gracias por tu presencia. Un saludo desde Granada,

      AG

  2. Muchas gracias por las recomendaciones. Las buscare y estare pendiente de la nueva novela que hace mencion. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: