Archivo de etiquetas| Veraneo en Calahonda

Mar y cielo nocturnos

No acostumbro a visitar la playa por las tardes, que aprovecho para oír música, leer y, si tengo ganas e ideas, escribir algo para el blog. También suelo darme una caminata de unos seis kilómetros, tras los cuales, sólo me quedan ganas de darme una ducha y quedarme en el patio de mi casa (que […]

Tu voto:

Calahonda inundada

Calahonda es el pequeño pueblo de pescadores en que veraneo desde hace más de veinte años. Un pueblecito costero donde, fuera de la temporada estival, se respira la más absoluta y olvidada beatitud, entre lo edénico y el zen. Sin embargo, la configuración del terreno y la estupidez humana convirtieron a Calahonda en noticia el […]

Tu voto:

Un botellón en la puerta

En el s. XVII, Góngora ya señalaba la vieja costumbre española de rechazar a los forasteros y hacerlos objeto de escarnio: “…y cual suele tejer bárbara aldea / soga de gozques contra el forastero…”, nos decía en un soneto satírico contra los que censuraron su “Polifemo”. Yo creía que los tiempos de la aldea global […]

Tu voto: